Piden que Gobernación prohíba a la Iglesia opinar sobre política

miércoles, 28 de mayo de 2003
México, D F- Ante la controversia sobre el derecho que tendrían los jerarcas católicos de opinar en cuestiones políticas y organizar debates, –como lo hizo la semana pasada un sacerdote--, los consejeros del Instituto Federal Electoral (IFE), Jaime Cárdenas y José Barragán pidieron a la Secretaría de Gobernación que calme el problema emitiendo una declaración que prohíba a los sacerdotes opinar sobre política o referirse a temas electorales Cárdenas, sin embargo, fue más allá, al acusar a Gobernación de incurrir en engaños sobre el inicio de la investigación para conocer si los obispos que se han pronunciado sobre asuntos políticos o han calificado como “pecado” la abstinencia electoral, incurrieron en algún ilícito Esto, porque a su parecer, en la Ley de Asociaciones Religiosas aún no se establecen lineamientos legales para sancionar a los prelados que cometan ilícitos de este tipo Lo anterior se debe a que desde el sexenio de Carlos Salinas de Gortari no se han adoptado reglamentos en esta materia, y esto ha sido avalado por las administraciones federales anteriores y posteriores, acusó Este consejero electoral, junto con su homólogo José Barragán, resaltó que la facultad del IFE para analizar si la Iglesia está interviniendo en cuestiones políticas es muy limitada Si a esto, añadieron, le sumamos la ausencia de un reglamento, entonces el caso quedará a cargo dela Fiscalía Especial para Delitos Electorales de la Procuraduría General de la República (PGR) “Y ya quedará a criterio de la fiscal María de los Ángeles Fromow si se turna el caso a los juzgados para que ahí se dirima en definitiva si hay violaciones la legislación”, puntualizó Cárdenas, al tiempo que dudó qué autoridad desahogará las denuncias, “las primeras desde la presidencia de Calles”, de manera definitva Barragán citó el Código Penal para señalar que existen sanciones a los ministros de culto que hagan proselitismo político Puntualizó que las penas van de500 días de salario mínimo, --alrededor de 21 mil 800 pesos--, para aquellos que induzcan al electorado a votar en favor o en contra de algún candidato de algún partido político o la abstención del ejercicio del derecho al voto” Mientras tanto, el Partido México Posible, –que con su política y sus propuestas proselitistas provocó la ola de declaraciones de prelados estatales y locales--, denunció que un sector de la Iglesia Católica ha enviado por correo electrónico una serie de amenazas en su contra, por criticar también las declaraciones de los prelados México Posible citó algunos correos electrónicos en el que le piden que desaparezca como partido político, porque sus propuestas son dañinas para el país, como aquella de promover el aborto 27/05/03

Comentarios