Propone Carpizo reformar el sistema de procuración de justicia

miércoles, 7 de mayo de 2003
México, D F (apro)- Jorge Carpizo McGregor, exprocurador general de la República, afirmó hoy que la procuración de justicia en México “necesita una reforma de fondo, la cual requiere modificaciones constitucionales” De hecho, señaló, “esa reforma debe ser uno de los cinco temas prioritarios del Estado, y debe discutirse ampliamente para medir sus consecuencias” Carpizo, quien participó en la inauguración del seminario internacional “Retos y perspectivas de la procuración de Justicia”, organizado por el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, propuso que las procuradurías de justicia del país se constituyan como organismos constitucionales autónomos, y que los fiscales generales sean designados por las legislaturas correspondientes con una mayoría calificada Además, indicó, deberán otorgarse garantías de independencia y autonomía a los agentes del Ministerio Público, equivalentes a las de magistrados y jueces, y debe crearse un Consejo de la Fiscalía del Ministerio Público, que “tenga atribuciones parecidas a las de magistraturas y judicaturas” “Esta nueva institución tendría la responsabilidad fundamental de implementar una carrera civil para los agentes del Ministerio Público y los policías judiciales, añadió el exrector de la UNAM y exembajador de México en Francia, al dictar la conferencia “Problemas actuales de la procuración de justicia” En el acto, Alfonso Navarrete Prida, procurador de Justicia del Estado de México, afirmó que “la preocupación fundamental de los ciudadanos es la procuración de justicia, que ha desplazado temas como la crisis económica, la inflación y el encarecimiento de la canasta básica” Luego, enumeró los principales dilemas que enfrenta el país en materia de justicia: ausencia de políticas para prevenir el delito; insuficiencia de personal, deficiencias en su formación y capacitación; sueldos bajos; carencia de recursos financieros, materiales y equipamiento; falta de credibilidad y confianza en las instituciones, y corrupción en las estructuras sociales y gubernamentales Advirtió que “aún se observan deficiencias en la coordinación entre autoridades federales, estatales y municipales encargadas de la seguridad pública preventiva y de la procuración de justicia” A su juicio, “la impunidad es otro enemigo a vencer, pues, según el Sistema Nacional de Seguridad Pública, de cada 100 delitos cometidos en el país, sólo 20 son denunciados, y en 10 se consigna la averiguación previa ante un juez De éstos últimos, añadió, en cuatro se niega la orden de aprehensión por falta de elementos técnicos; cinco llegan a fallo condenatorio, y en uno se dicta sentencia absolutoria Es decir, sólo se castigan cinco de 100 conductas delictivas en México Explicó que “los altos índices de criminalidad obedecen a las crisis económicas recurrentes, a la marginalidad de amplios sectores, al desempleo, subempleo, inestabilidad laboral, falta de acceso a los servicios educativos, crecimiento demográfico y adicciones, principalmente” Navarrete Prida dijo, además, que “hay serias deficiencias en el sistema de seguridad pública que deben ser reconocidas y discutidas para superarlas” Sin embargo, dijo, “para prevenir el delito se debe crear conciencia de que la vida armónica sólo se consigue con pleno respeto a la vida, a la integridad física, al patrimonio y el respeto a los derechos de las personas Además, debe rechazarse la corrupción y cualquier otra manifestación que ataque la salud social, como tarea de la familia en el proceso primario de socialización del niño” Dijo que también “debe revisarse a fondo el modelo de procuración de justicia en el país y modernizarlo, para que responda a las necesidades actuales y a los retos que se enfrentarán en cinco, 10 ó 20 años “Ese nuevo modelo debe considerar mecanismos de participación ciudadana en los servicios de procuración de justicia, así como estrategias de solución ante controversias penales, como es el caso de delitos no graves, para que puedan resolverse en forma ágil ante el Ministerio Público”, agregó Por su parte, Bernardo Bátiz, procurador de Justicia del Distrito Federal, dijo que “la prevención, que corresponde en general al gobierno y a la sociedad, aunada a su labor de procurar justicia, hará menos complicada y peligrosa la convivencia en esta ciudad, una de las más grandes del mundo” Explicó que la PGJDF desarrolla tres líneas de acción fundamentales: las coordinaciones territoriales, el Instituto de Formación Profesional (IFP) y las reformas al Ministerio Público, en cuanto a la atención práctica a los ciudadanos Bátiz dijo que “las coordinaciones territoriales constituyen un esfuerzo que va más allá del enfoque represivo y pretenden crear redes que suplan el desmantelamiento del tejido social de la urbe” Aseguró: “Todos los días, en 70 puntos de la ciudad, se reúne un agente del Ministerio Público, un juez Cívico, el jefe de sector de la policía preventiva, así como dos representantes, uno del gobierno delegacional y otro del jefe de Gobierno, para analizar la estadística delictiva de las últimas 24 horas Con ello, se está creando una verdadera red ciudadana de acción contra la delincuencia” En cuanto al mejoramiento de la atención en el Ministerio Público, Bátiz señaló que “se ha establecido un procedimiento simplificado para iniciar averiguaciones previas y un sistema de computación en todas las agencias del Ministerio Público del Distrito Federal “Además, se han firmado acuerdos para brindar protección a denunciantes y testigos para proteger su integridad ante las intimidaciones de los delincuentes, sus abogados o familiares”, concluyó 06/05/03

Comentarios