La batalla de Chevron y Marathon oil en Tijuana

sábado, 21 de junio de 2003
* Rechazan vecinos la instalación de gaseras * Dionisio Pérez Jácome dio los permisos * San Diego Gas & Electric Co habría financiado a los Amigos de Fox Tijuana, BC (apro)- La instalación de plantas almacenadoras de gas en esta frontera entró en una fase crítica, ya que mientras el gobierno federal autorizó la instalación de dos de ellas, los residentes de las áreas escogidas por estas transnacionales las rechazan categóricamente En esta batalla, las trasnacionales Chevron y Marathon Oil le llevan la delantera a los habitantes de Playas de Tijuana, un fraccionamiento residencial situado exactamente en el vértice de la República, con el océano Pacífico al oeste y Estados Unidos a unos cuantos metros Ambas empresas ya consiguieron las primeras autorizaciones de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) para empezar a operar y suministrar gas natural a California, que tras su crisis energética del 2002, demanda una solución pronta y barata, y esa se encuentra en territorio nacional El presidente de la CRE, Dionisio Pérez Jácome, dijo que esta compañía cumplió con los requisitos exigidos por la comisión que encabeza, y que la decisión no fue tomada a la ligera, sino resultado de ocho meses de estudios y revisiones, y atribuyó el rechazo de los pobladores a la falta de información Pero no sólo los residentes, en este caso de Playas, rechazan la instalación de estas plantas, el mismo gobernador Eugenio Elorduy calificó como “una falta de respeto al gobierno de Baja California y a Tijuana” la autorización otorgada por la CRE Elorduy Walther aseveró que Pérez Jácome fue advertido de que la vocación de la zona –primordialmente residencial-- no permitiría la instalación de este ni otro tipo de industrias De nada sirvió El 8 de mayo Marathon Oil recibió la autorización de la CRE A cien kilómetros de la frontera, en Ensenada, en terrenos despoblados situados fuera de la vista de automovilistas, y adquiridos mediante millonarios pagos a ejidatarios y rancheros que no dudaron en vender a las poderosas transnacionales, se trabaja en la construcción de las plantas de Shell y Sempra Energy Antes de consultar a la población de Ensenada, donde busca asentar una planta regasificadora, la Shell Gas/ Power anunció su intención de invertir más de 500 millones de dólares en una instalación que busca enviar más de 13 billones de pies cúbicos de combustible a California Discretamente, el director de la transnacional, John Chadwick, se entrevistó con las autoridades estatales para conseguir la aprobación de esta planta con capacidad inicial de 75 millones de toneladas de gas Pero es la firma Sempra Energy la que podría obtener la segunda autorización del gobierno federal para empezar a construir una millonaria instalación que busca proveer de gas natural a California, así como al corredor industrial que se desarrolla entre Tijuana y Tecate, y donde se instalan empresas como la ensambladora de carros Toyota Al respecto, el portavoz de Sempra Energy en Baja California, Flavio Olivieri, señaló que es la desinformación la que ha provocado el rechazo a sistemas de energía que en Estados Unidos llevan funcionando más de medio siglo Olivieri precisa que nadie invertiría millones de dólares en instalaciones que sean inseguras, y advierte que si Baja California las rechaza, quedará fuera de un mercado que busca fuentes de energía no contaminantes El plan de Sempra es traer gas natural desde Bolivia y del sudeste asiático en estado líquido, para almacenarlo en una planta regasificadora que se construye en el rancho “Salsipuedes” Sin embargo, Sempra enfrenta en Estados Unidos juicios por el orden de los 7 mil 500 millones de dólares, de un total de ganancias por 13 mil 500 millones, a raíz de la simulación de escasez energética que golpeó a California Sempra Energy es también propietaria de la San Diego Gas & Electric Co, y hay informes de que participó en el financiamiento recibido por los Amigos de Fox, por conducto del exgobernador bajacaliforniano Ernesto Ruffo Sobre el tema, el diputado federal perredista por Tijuana, Jaime Martínez Veloz, presentó en el Congreso de la Unión un punto de acuerdo para solicitar un juicio de controversia constitucional contra la instalación de dichas plantas, las cuales generarán ganancias anuales por un monto de 580 millones de dólares “Ya hoy se hacen los preparativos para instalar en cuatro lugares de Baja California, entre Ensenada y Tijuana, enormes depósitos para almacenar gas que comercializarán Shell, Marathon Oil, El Paso Energy, Phillips Petroleum y Sempra Energy, varias de las cuales tienen sendas demandas en Estados Unidos por prácticas fraudulentas”, asienta el legislador Creado en respuesta a la instalación de estas plantas, el grupo Vecinos de Playas de Tijuana advierte que “mientras los bajacalifornianos tenemos que luchar contra el establecimiento de plantas de hidrocarburos como el gas natural en nuestras costas, en California ya están construyendo exitosos sistemas de energía solar que producirán cero emisiones contaminantes y resultarán en grandes ahorros económicos a la larga” No es la primera vez que los residentes de Playas se organizan en una lucha similar Diez años atrás se manifestaron en contra de la empresa TITISA, la cual reciclaría toneladas de askareles que en ese momento no encontraban destino final La férrea oposición de las familias de Playas –uno de los sitios predilectos de los oriundos del Distrito Federal--, impidió que la compañía abriera sus puertas en este fraccionamiento residencial de nivel medio Ahora, enfrentan un embate mucho mayor23/06/03

Comentarios