Exige el Prodh la presentación de un desaparecido en Guerrero

viernes, 27 de junio de 2003
Chilpancingo, Gro (apro)- El director del Centro de Derechos Humanos “Agustín Pro Juárez”, Edgar Cortez, exigió las autoridades de la entidad la presentación de Faustino Jiménez Álvarez, desaparecido el 17 de junio del 2001, así como el castigo a los responsables, identificados como Policías Judiciales del estado Acompañado de Mario Patrón y Arturo Román, abogados del Centro Pro, Cortez denunció que a dos años de la desaparición forzada de Jiménez Álvarez, la Procuraduría de Justicia “ha encubierto” a los elementos que participaron en la detención y desaparición de su representado En el 2001, además de la desaparición de Jiménez Álvarez, se reportaron otras ocho, todas denunciadas ante la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos del estado (Coddehum), lo que dio lugar a la recomendación 19/2002, en la que el organismo estatal demanda al procurador de Justicia del estado, Rigoberto Pano Arciniega, ejercitar acción penal contra 20 efectivos de la PJ y dos exdirectores de la corporación En ese año se registraron las desapariciones de José Rodríguez Román, Máximo Mojica Delgdo, Álvaro Acevedo Parra, Oscar Acevedo Mendoza, Darvelio Cruz Villasana, Carmelo Salazar Gallardo, Agripino Bello Meneses y Rogaciano Rojas Rojas, además de Jiménez Álvarez Cortez destacó que “varias de estas desapariciones se dan en circunstancias de investigación de delitos, como fue el secuestro de José Valle, esto evidencia que la Procuraduría lejos de tener métodos profesionales de investigación de delitos, utiliza violaciones a los derechos humanos para cumplir aciones penales” Cortez destacó que desde que se presentó la primer denuncia, la esposa de Faustino Jiménez, Enedina Cervantes identificó a los agresores de su marido como personas que “vestían de negro y ostentaban insignias de la Procuraduría General de Justicia, e incluso la esposa del desaparecido reconoció después, en un álbum fotográfico, a varios agentes estatales que participaron" Después de la desaparición forzada, ocurrida el 17 de junio en la madrugada, Cervantes interpuso una demanda penal en contra de los policías judiciales, y el 7 de agosto, luego de una entrevista con el entonces subprocurador Miguel Barreto Sedeño, identificó en un álbum fotográfico a quienes se llevaron a su marido en la madrugada del 17 de junio en Tierra Colorada "Ya son dos años de la desaparición de mi esposo Desde ese día en que fue sacado de mi casa por los agentes, mis hijos tiemblan de miedo cuando ven a los policías que andan en las calles", dijo Cervantes, quien soltó en llanto 26/06/03

Comentarios