Mientras haya pobreza se requerirá el apoyo asistencial

miércoles, 30 de julio de 2003
México, D F, 29 de julio (apro)- “El apoyo asistencial no puede suprimirse mientras en México haya una situación de pobreza –muchas veces extrema– y no se destinen mayores recursos para el sector salud, dijo Georgina Volkers, profesora de la Escuela Nacional de Trabajo Social de la UNAM Afirmó que “en la mayoría de los institutos nacionales de salud se realiza un trabajo social tradicional, atrasado, que no está relacionado con el perfil académico de los especialistas en el área ni con su aplicación laboral Son aislados los casos donde se aplica un modelo moderno” Añadió: “En un recuento del trabajo social en el sector salud, vemos que a lo que se dedicaron muchos años quienes lo ejercieron fue, fundamentalmente, a la asistencia, a brindar apoyo primario a las personas: verificar que los enfermos contaran con los medicamentos necesarios o localizar a los familiares, así como a cuestiones meramente administrativas, como llenar formatos, revisar ingresos y egresos o a realizar estudios socioeconómicos” Precisó que, “por razones históricas, los trabajadores sociales no han tenido la misma voz que otros profesionales de la salud: se ha visto siempre que el médico es quien tiene el poder” La catedrática explicó que, a partir de los setenta, “surgió la necesidad de contar con un trabajo social más comprometido, revolucionario, analítico, cuestionador y encaminado a la labor comunitaria “Sin embargo, el apoyo asistencial no puede suprimirse mientras en México haya una situación de pobreza –muchas veces extrema–, y no se destinen mayores recursos para el sector salud”, agregó Volkers, jefa del Departamento de Trabajo Social del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía (INNN), dijo: “Sólo con el trabajo cotidiano, con la aplicación de los conocimientos teóricos que adquirimos en la escuela, es como vamos, primero, a reconocernos como profesionales de lo social y, después, a hacernos importantes dentro de los equipos de salud” Señaló que, por ello, en julio de 2001 se firmó un convenio de colaboración entre la UNAM y el INNN, cuyo objetivo fundamental es profesionalizar el área de trabajo social de ese instituto

Comentarios