Tribunal electoral valida triunfo del PRI en Colima

viernes, 1 de agosto de 2003
Colima, Col , 31 de julio (apro)- Aunque el Tribunal Electoral del Estado (TEE) consideró que en la elección de gobernador “no fueron observados todos los principios que deben existir en las elecciones democráticas”, decidió finalmente validar el triunfo del priista Gustavo Vázquez Montes, a quien el próximo sábado le entregará la constancia respectiva Al emitir su resolución sobre las impugnaciones presentadas por los partidos Acción Nacional y de la Revolución Democrática --los que solicitaron la anulación de la elección debido a la “intervención ilegal” del gobernador Fernando Moreno Peña, en favor del candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI)--, el TEE concluyó que, "a pesar de que se acreditaron elementos cualitativos integrantes de la causal de nulidad abstracta, no se considera suficientemente probado que las irregularidades cometidas durante el desarrollo del proceso electoral hayan influido de manera tal en el ánimo de los electores, para afirmar con certeza que, de no haberse dado dichas anomalías, el resultado hubiera sido otro” De acuerdo con la presidenta del TEE, María Elena Adriana Ruiz Visfocri, magistrada ponente, el factor que inclinó la resolución hacia la validación del triunfo del candidato del PRI fue la diferencia numérica de los resultados entre el primero y el segundo lugar: PRI, 83 mil 995 votos, equivalentes a 4161 por ciento; PAN, 69 mil 180 votos, equivalentes a 3427, lo que arrojó una diferencia de 14 mil 815 votos, equivalentes a 734 por ciento de la votación total Sin embargo, a lo largo del resolutivo aprobado por los tres magistrados que componen el tribunal, se detallan irregularidades como la violación del artículo 61 del Código Electoral por parte del gobierno estatal, que no suspendió la difusión de logros en los 25 días previos a la jornada, como lo estipula la ley El agravio presentado por AN y PRD “quedó comprobado con la serie de periódicos exhibidos de fecha 11 al 27 de junio y 4 y 5 de julio, donde se aprecia lo denunciado, demostrándose que no se trató de un hecho aislado, sino por el contrario, de una acción sistemática" Además, señaló el tribunal, “si tomamos en cuenta que las actividades de proselitismo tendientes a obtener el voto de los electores deben concluir tres días antes de la jornada, y hay eventos de los señalados los días 4 y 5 de julio del presente año, podemos concluir que se indujo el voto en favor del partido en el gobierno, y se dejó en desventaja a los demás Lo anterior constituye, sin lugar a dudas, una violación sustancial” En relación con los sucesos ocurridos el día de los comicios, cuando el gobierno estatal instaló retenes policiacos en diversas carreteras, y agentes de la Procuraduría de Justicia detuvieron a alrededor de 200 simpatizantes panistas que vigilaban la elección bajo la denominación de “Cazamapaches”, el TEE determinó que con base en las pruebas presentadas por los recurrentes, “existen elementos suficientes para considerar que se afectó la libertad con la que debió efectuarse el sufragio en la elección de gobernador" quien incluso informó que había aproximadamente 200 detenidos, y que ya estaban confesos" El organismo jurisdiccional también señaló la existencia de medios de convicción que “hacen presumir parcialidad por parte de alguno de los miembros del Instituto Electoral del Estado, que pudiera haber afectado las decisiones tomadas por dicho órgano colegiado" En este sentido, informó de la separación del cargo de uno de los consejeros electorales del municipio de Cuauhtémoc, "por haber firmado en días previos a la jornada electoral un desplegado en apoyo al candidato a gobernador por el PRI” Pese a las anomalías detectadas por el TEE, “para determinar si procede o no la nulidad de la elección que se solicita, hay que analizar todos y cada uno de los aspectos que integran lo que es el proceso y su desarrollo, y siendo la nulidad la sanción máxima que se puede imponer en la materia, se hace necesario revisar también el elemento cuantitativo y no solamente el cualitativo” Entrevistado en torno a la resolución del TEE, el presidente estatal del PAN, Jorge Luis Preciado Rodríguez, se mostró sorprendido con la decisión del organismo, porque “el tribunal acreditó que el PAN comprobó que era totalmente ilegal la intervención del jefe del Ejecutivo” Cuestionó que, por una parte, el TEE confirma la violación al artículo 59 de la Constitución local y, por la otra, no anuló la elección porque consideró que ese hecho no fue determinante, dada la diferencia de votos” Dijo que su partido analizará detenidamente el texto de la resolución del tribunal para decidir si apela la decisión ante la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) A su vez, el excandidato del PRD a gobernador, Jesús Orozco Alfaro, manifestó que “todavía no hay nada escrito”, y anticipó que seguramente el PRD recurrirá al Tribunal Federal Electoral para hacer valer el recurso presentado ante el TEE Entre tanto, el priista Gustavo Vázquez Montes expresó su reconocimiento al trabajo desarrollado por el Tribunal Electoral del Estado de Colima que, “basado en un estricto apego a la Constitución y al Código Electoral local, resolvió los recursos interpuestos por distintos partidos”

Comentarios