Estudian en Cozumel "ligues" de jóvenes con turistas extranjeras

jueves, 21 de agosto de 2003
* Los llamados “sharks”, se dedican a conquistar a las visitantes en bares, discotecas y centros de diversión Cancún, Q Roo, 20 de agosto (apro)- Esa imagen común de un lugareño que acude a bares, discotecas y otros centros de diversión de las zonas turísticas para “ligarse” a visitantes extranjeras para un breve romance, sexo sin compromiso o por algo de dinero, es un fenómeno antropológico denominado “shark”, convertido recientemente en objeto de estudio de tres universidades y pronto será un documental El fenómeno “shark” fue identificado en centros turísticos como Barbados, Jamaica, República Dominicana, Costa Rica, Puerto Rico, Ecuador y en varios países de Europa y Asia En el caso de la investigación anunciada, la observación se ubicará en la población de Cozumel y en su propio fenómeno de “caza turistas” De acuerdo con los especialistas, los “shark” o “sharkis” son, en general, jóvenes y adultos en un rango de entre 18 y 40 años (pues se ha identificado una vieja guardia y una generación nueva); buscan mujeres extranjeras par divertirse, usualmente trabajan en servicios turísticos, hablan perfecto inglés, pertenecen a un nivel económico bajo, son oriundos de Cozumel (para el caso de la investigación en marcha), o bien de otras zonas del área del Sureste; no rebasan la secundaria como nivel de escolaridad, son carismáticos y divertidos; buscan diversión, una relación sentimental, dinero o sexo, y frecuentan para ello bares, discotecas y playas El proyecto de investigación lo realizan la Universidad de Amberes, Bélgica, la Universidad de Colima y la Universidad de Quintana Roo (Uqroo), a través de su Departamento de Ciencias, Humanidades y Tecnología Paralelamente, la alumna Ileana Margarita de Ocampo Castañeda realiza una tesis relacionada con el proyecto para su titulación, que se denomina “El paquete shark: turismo de sexo y romance en Cozumel” El profesor Alejandro Palafox Muñoz, jefe del Departamento de Ciencias, Humanidades y Tecnología de la Uqroo (campus Cozumel), dijo que la investigación sobre este tema que realizan las tres universidades citadas, concluirá el mes entrante, luego de dos años de trabajo de observación, y adicionalmente se filmará un documental en octubre para presentar este tema en el Congreso Anual de la Asociación de Antropólogos Americanos, del 19 al 23 de septiembre en Chicago, y luego en el IV Taller Internacional sobre Turismo en el Caribe, en el propio campus local de la Uqroo El investigador dejó en claro que este trabajo de investigación no pretende calificar ni imponer un criterio sobre esta conducta de algunos jóvenes que viven y trabajan en sitios turísticos, sino enfatizar el trabajo universitario con las expresiones sociales y antropológicas de las comunidades asociadas a la industria turística De acuerdo con Ileana Margarita, “los ‘sharks’ son jóvenes que asisten con regularidad a centros nocturnos de las zonas turísticas con la intención de divertirse, mantener una relación sentimental pasajera u obtener sexo de turistas extranjeras” Explicó: “Sólo busca divertirse, no pide dinero por estar con la turista, aunque hay algunos que sí reciben regalos o les pagan la cuenta en los bares “Hay dos categorías de ‘sharks’: los de la vieja guardia y los actuales No todos se consideran así mismo como ‘sharks’ ni se llaman entre sí con ese nombre, pero forman parte de un grupo bien identificado que se conoce muy bien y que conviven con frecuencia”, agregó Según la investigadora, este grupo de personas tiene un estigma entre otros sectores de la sociedad, que los considera “una bandita de delincuentes”, aunque en realidad “son jóvenes que adoptaron la diversión como una forma de vida” Añade que “por lo general laboran en empresas de servicios turísticos y muchos son guías de buceo, meseros, tatuadores y hasta vendedores de artesanías Su ámbito de acción son bares, discotecas y otros centros turísticos” De acuerdo con algunas observaciones, estos jóvenes encuentran más facilidad para entablar relaciones fugaces con turistas extranjeras, “pues piensan que son desinhibidas y más dispuestas a la compañía sin compromisos, en tanto que consideran a las mujeres locales como moralistas y penosas, de modo que tienen problemas para relacionarse con éstas últimas en forma sentimental” Para el trabajo de investigación que coordinan las tres universidades, fueron encuestados 15 jóvenes “shark”, cuyos testimonios se reproducen en parte en el documental en preparación La investigación tiene un presupuesto de 137 mil pesos que aportan en partes iguales esos centros de estudios

Comentarios