Ana Guevara, vorágine de sacrificios, dietas y ejercicio

lunes, 25 de agosto de 2003
* Tres cuartas partes de su vida transcurren en las pistas de atletismo * Sólo 10 por ciento de su tiempo lo ocupa para su familia y amistades México, D F, 25 de agosto (apro)- El 70 por ciento de su vida transcurre en las pistas de atletismo entre preparativos y entrenamientos, el 10 por ciento en el avión y el otro 20 por ciento en las concentraciones Entre eventos deportivos, entre ir y venir de un país a otro, de evento en evento, Ana Gabriela Guevara, la mejor velocista mexicana de la historia, apenas se da tiempo para disfrutar la calidez del hogar, de la familia, de las amistades Desde el 2002, año que marcó su repunte en el atletismo internacional, la sonorense se acostumbró --por así decirlo-- a todas las camas, las almohadas y los alimentos, si se analiza en ese aspecto A los 25 años de edad, Ana Gabriela obtuvo 10 victorias en la gira europea del 2002 y, por segundo año consecutivo, se consolidó en el primer sitio del ranking de los 400 metros planos de la Federación Internacional de Federaciones Atléticas (IAAF) que la convirtieron en la primera mujer del Continente Americano en ganar la Golden League Pero detrás de esta vorágine están los sacrificios, las dietas y la intensa preparación física y el saber que prueba tras prueba debe demostrar su condición de atleta consumada Aunque en el deporte como en las guerras, las estrategias suelen marcar la diferencia, a juzgar por el entrenador de Guevara, Raúl Barreda, no se puede descartar una sorpresa en la prueba de los 400 metros en el Campeonato Mundial de Atletismo en la que su corredora parte como la gran favorita al título en la final de este miércoles 27 en París, Francia Ana Gabriela Guevara suma un año sin medir fuerza y velocidad sobre la pista con Lorraine Fenton, subcampeona del mundial anterior disputado en Edmonton, Canadá, en el 2001 y medallista olímpica en los relevos Esta representante de Jamaica, presea de plata olímpica en Sydney, es una incógnita, en gran medida por esa inalterable disposición de no encontrarse con la atleta mexicana, si bien la disciplina de los 400 metros ha registrado escasa actividad en los últimos meses; en el presente año no se ha celebrado ninguna prueba internacional, excepto la de la semana anterior (15 de agosto), en Zurich, Suiza, donde Ana Gabriela estableció su mejor marca personal: 4911segundos (nuevo récord mexicano) La campeona panamericana de Santo Domingo fue justa ganadora, además que su tiempo la instaló en la undécima mujer más veloz de todos los tiempos "Supongo que Fenton me espera hasta el Campeonato del Mundo, porque no quiere llegar a París con un tropiezo a cuestas luego de la serie de derrotas que experimentó conmigo en el 2002", reveló Ana Gabriela al enviado de un diario deportivo capitalino, el 12 de agosto, tras conocer que la corredora de Jamaica desistió intervenir en el encuentro atlético Weltklasse, de Zurich El entrenador cubano Raúl Barreda insiste: "Por ahí puede aparecer una rusa, una australiana o alguien que haya estado entrenándose casi en secreto exclusivamente para este mundial" De todos modos, el tiempo impuesto por Guevara en Zurich le bastaría para alcanzar el oro en París si se toma como referencia la marca de la actual campeona de la especialidad: los 4928 de la senegalés Amy Mbacke Thiam, establecida en Edmonton, Canadá, en el 2001, donde la plata quedó en manos de Lorraine Fenton y el bronce fue para Guevara, única ganadora mexicana de una presea en este certamen Habrá que ver a la nueva generación de especialistas en los 400 metros Ana se encontrará en París con adversarios de esta clase: Jana Pittman, una jovencita australiana quien pareciera aguardar el momento en las sombras, lejos de los reflectores Es la actual campeona mundial juvenil y especialista en 400 metros con vallas; las estadunidenses Jearl Miles y Sanya Richards, tercera y novena del ranking; la británica Lee McConnell, décima en la clasificación mundial; la rusa Olesja Zyikina, cuarta, la misma Fenton y la campeona defensora del título, Amy Mbacke De todos modos, Ana Gabriela (26 años) es la más consolidada en un campo generacional Guevara, un modelo que hace años no se hubiera visto como ideal, ha logrado optimizar las condiciones favorables de su anatomía y ha llegado al estrellato ganando sin despeinarse, o al menos pareciéndolo Cuando la australiana Cathy Freeman consolidó su carrera, la mexicana apenas iniciaba, y aunque hasta ahora sus registros personales han sido aceptables, su reto estriba en mejorar sus marcas en virtud que sus adversarios no le exigen demasiado, según algunos expertos que juzgan a la mexicana de enfrentar a corredoras veteranas Este año se retiró su mayor contrincante, la campeona olímpica Freeman, días después de perder un par de pruebas frente a la mexicana en competencias de exhibición A mediados del año pasado, en la llamada , Ana Gabriela abrió el telón a un año de gloria Y, de paso, la fortuna también tocó sus puertas La velocista mexicana ya forma parte del selecto grupo de atletas mexicanos millonarios: la Liga Dorada le redituó 250 mil dólares de ganancias, además de la remuneración de sus patrocinadores, Power Ade, Nike, Telmex y una empresa productora de lentes, así como la beca otorgada por el gobierno a través del Compromiso Integral de México con sus Atletas (CIMA): 30 mil pesos mensuales con todos los gastos pagados En los últimos 25 años únicamente dos velocistas permanecieron en el liderato mundial absoluto durante tres años consecutivos: la francesa Marie José Pérec (de 1994 a 95) y la alemana demócrata Marita Koch en dos ocasiones (de 1978 al 80 y de 1984 al 86), otro de los retos que Guevara busca alcanzar en el presente año

Comentarios