Enfrenta México grave desabasto de agua potable, advierte experto de la UNAM

miércoles, 6 de agosto de 2003
México, D F, 5 de agosto (apro)- México enfrenta un grave desabasto de agua potable, por lo que es urgente administrar adecuadamente el recurso y reciclarlo lo más posible, además de recuperar los cuerpos acuáticos contaminados con materia orgánica, advirtió el doctor Martín Merino, del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de la UNAM “Tres cuartas partes de las aguas continentales del país están parcial o gravemente afectadas y la mayoría de ellas presentan problemas Esto representa una carrera contra el tiempo, aún más urgente que la registrada en el mar”, alertó el investigador De acuerdo con Merino, las “Estadísticas del agua en México 2003” y el Programa Nacional Hidráulico 2000-2006, editados por la Comisión Nacional del Agua (CNA), señalan que a lo largo del territorio hay 11,600 kilómetros de litoral, 15 millones de hectáreas de lagunas costeras y 29 millones de hectáreas de cuerpos de agua interiores Explicó que, “aunque en promedio la disponibilidad del líquido en el país es considerada alta, su distribución es desigual: la mayoría de la población se ubica en el centro y norte del territorio, pero el recurso se halla sobre todo en el sureste “Por ello, el valor principal de lagos, lagunas, ríos y presas es el agua en sí misma Sin embargo, en muchas ocasiones, poseen también un potencial recreativo o pesquero, lo que se ve alterado por las descargas de materia orgánica, compuesta esencialmente por carbono, hidrógeno, nitrógeno y fósforo”, señaló Dijo que, para revertir el problema, los científicos han propuesto dejar no sólo de verter las descargas actuales, sino renovar el agua a través de un sistema de bombeo por energía de oleaje, diseñado hace tiempo por universitarios, el cual se puede emplear en las lagunas costeras del país con resultados efectivos Sin embargo, hasta ahora no se ha utilizado por falta de apoyo de las autoridades correspondientes Merino destacó el caso del lago de Valle de Bravo, formado por el embalse de la presa Miguel Alemán, una de las principales fuentes de agua para el Distrito Federal, y que, como Cancún, tiene gran valor recreativo, turístico y económico “Todos los drenajes del pueblo terminan en la presa, y el río Amanalco arrastra hasta ella los desechos de la agricultura y de las plantas de piscicultura de truchas de la cuenca Luego, el agua se manda a nuestra ciudad El problema es que no hay ninguna estrategia para evitar ese problema", detalló Por otro lado, mencionó que “también se ha registrado un aumento de la producción primaria de algas y cianobacterias tóxicas, como microcistis, que pueden producir dermatitis o alteraciones al sistema nervioso y el hígado “La solución en este caso consiste, como en Cancún, en dejar de depositar ahí los desechos Pero, ¿qué hacer con los que fueron descargados? Una vez reducido el flujo de nutrientes podemos acelerar el proceso de recuperación mediante un manejo ecológico, por ejemplo, al introducir peces que se alimenten del exceso de algas”, explicó Para el también coordinador del posgrado en ciencias del mar y limnología de la UNAM, el estudio de Valle de Bravo “tiene el propósito de entender la ecología del sistema y producir recomendaciones económicas y operativamente viables para administrarlo, para convertirlo en un ejemplo exitoso de rescate que pueda ser aplicado en otros sitios del país, para lo cual se necesitarán recursos y apoyo de las autoridades correspondientes y de la sociedad en general”

Comentarios