A flote, corrupción policiaca y narco en Morelos

sábado, 9 de agosto de 2003
*Jefe ministerial rechaza que brinde protección a líderes del cártel de Juárez Cuernavaca, Mor , 8 de agosto (apro)- El coordinador de la Policía Ministerial de Morelos, José Agustín Montiel López, desmintió las acusaciones de un presunto narcotraficante que --ante la Unidad Especializada contra la Delincuencia Organizada-- lo acusó de proteger a miembros del cártel de Juárez "No es una declaración reciente, ya fuimos investigados y, de ser culpables, nos hubieran detenido", respondió el jefe policiaco Los documentos con sellos de la PGR, de la UEDO, del juzgado tercero de distrito y de la Coordinación de Ministerios Públicos Federales fueron entregados de manera anónima a reporteros Se trata de la declaración que Enrique Yépez Uribe, El Jarocho, preso en el penal mexiquense de alta seguridad de La Palma, en Almoloya de Juárez, hizo el 25 de enero de 2003 ante la UEDO Yépez Uribe confesó colaborar con el cártel de Juárez y se sospecha que también estaría implicado en el asesinato de Luis Alain Pano Vega, exdirector de la Policía Ministerial acribillado en su patrulla la noche del 31 de noviembre del año pasado "La ejecución fue ordenada por Montiel López, ya que Pano lo traicionó en el narcomenudeo de cocaína", refiere el expediente de 18 hojas enumeradas de 20 a 38 Según los documentos, Vicente Carrillo Leyva, El Ingeniero, y Juan José Esparragoza Moreno, El Azul, este último líder del Cártel de Juárez, operan en esta entidad con protección policiaca "Lo único que te puedo decir es que es un vil mentira, no conozco a los que se mencionan, yo fui como testigo a la UEDO, no como probable responsable, así que alguien cobardemente quiere dañar mi imagen", advirtió Montiel López La declaración ministerial señala que "Nadia Esparragoza, hija de El Azul, tiene asignada una escolta de la propia corporación" La historia En noviembre de 2002, Yépez Uribe fue el centro de un escándalo de sicarios supuestamente contratados por el gobernador panista Sergio Estrada Cajigal y el procurador Guillermo Tenorio Ávila, para asesinar al presunto narcotraficante Benjamín Gómez González --torturado y ejecutado en junio del año pasado Las investigaciones indicaban que el occiso habría amenazado de muerte a Eugenio Salinas Novión, director de Operaciones de Caminos y Puentes Federales (Capufe) –también cuñado del procurador-- por una supuesta disputa de venta de drogas en las casetas de cobro Enrique Yépez asegura que a las 20:00 horas del 20 de junio de 2002 sostuvo una reunión privada en Casa Morelos con el gobernador panista Sergio Estrada Cajigal, el procurador Guillermo Tenorio Ávila y Salinas Novión, para informarles que trataban de asesinar a este último por instrucciones de Gómez González "Fue cuando me dijo que si lo podía hacer con mi gente Manifestándonos que él nos iba a proporcionar armamento, vehículos y el dinero para el operativo a fin de ejecutar a Benjamín Gómez González", instrucciones que según Yépez recibió del propio gobernador "Y ya que estamos hablando, Jarocho, en confianza, te voy hacer otro encarguito, que me quites a Graco Ramírez --líder estatal del PRD-- de encima, porque me está dando muchos problemas y ya me tiene hasta la madre", se narra en el documento El mandatario también le habría pedido "quitarle de encima" a Maricela Sánchez Cortés, dirigente estatal del PRI; a El Chueco, simpatizante del mismo partido, y a los hermanos Limón, "que me dijo eran unos narcotraficantes de Cuernavaca" En la declaratoria de Yépez, el Ministerio Público Federal realizó más de 15 preguntas en torno a la descripción de Casa Morelos –residencia oficial del Ejecutivo-- y la ropa que usaron los funcionarios en la supuesta reunión También se confirma que, a cambio de inmunidad, Yépez incluso entregó a la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) direcciones de ranchos utilizados para aterrizajes de avionetas, almacenes de droga, nombres y teléfonos de los lugartenientes de Carrillo Leyva --hijo del desaparecido Amado Carrillo Fuentes De la diligencia se desprende que Leonel Hernández, exfuncionario de la PGJE, es otro de los presuntos operadores de Carrillo Leyva en esta entidad Yépez también dice que el rancho del cantante Joan Sebastián, en Juliantla, Guerrero, sirve para esconder droga, al igual que otra propiedad de Federico Figueroa, hermano del cantautor El acusado refiere que cuando trabajó como escolta del piloto aviador Jorge Rodríguez Marié, dueño de la empresa Aerolíneas Internacionales y expropietario de los Colibríes de Cuernavaca, supo de las conexiones que éste tenía con narcotraficantes colombianos, quienes "lavaban dinero" junto con Vicente Carrillo De hecho, narra el parte oficial, varios aviones cargados de droga aterrizaron en el aeropuerto “Mariano Matamoros”, al sur de la capital morelense

Comentarios