AI condena la violencia en Guatemala

sábado, 27 de septiembre de 2003
* Los derechos humanos deben ser el centro de los programas de gobierno, dice México, D F, 26 de septiembre (apro)- Tras advertir que la legitimidad está en peligro, la secretaria general de Amnistía Internacional, Irene Khan, instó a todos los candidatos presidenciales de Guatemala a situar los derechos humanos en el centro de su programa político y a condenar públicamente todo acto de violencia cometido por sus partidarios en el periodo previo a las elecciones nacionales, previstas para el 9 de noviembre En carta abierta enviada a todo el mundo, el organismo internacional precisó: "Los derechos humanos son esenciales para el futuro desarrollo político, económico y social de Guatemala Para que el país cumpla con sus obligaciones nacionales e internacionales en materia de derechos humanos, hay cuestiones clave, como los compromisos contraídos en los acuerdos de paz, el fortalecimiento del sistema de justicia, los planes relativos a los activistas y otros grupos como las mujeres, las violaciones de derechos humanos que sufren estos activistas y grupos, y los planes para reformar el ejército, que deben ocupar lugares destacados en el programa de los candidatos” La organización dice que "uno de los principales desafíos para todos los candidatos guatemaltecos es hacer saber a sus propios electores y a la comunidad internacional cómo van a actuar exactamente para alcanzar estas metas fundamentales" En un informe que acompaña a la carta y que también se ha hecho público hoy (Guatemala: Legitimidad en peligro Derechos humanos y elecciones 2003), Amnistía Internacional expone sus motivos de preocupación respecto a la práctica de la violencia en vísperas de las elecciones Entre los principales motivos de preocupación están las ejecuciones extrajudiciales relacionadas con las elecciones y la intimidación y las amenazas contra dirigentes de partidos de la oposición, periodistas y defensores de los derechos humanos La organización pide así mismo a la comunidad internacional que haga cuanto esté en sus manos para llamar la atención hacia las violaciones de derechos humanos que amenazan las elecciones a la presidencia y al Congreso de Guatemala y para lograr que se les ponga fin Señala que las irregularidades y la violencia electoral han caracterizado tradicionalmente la contienda política en Guatemala “En esta ocasión, la tensión relacionada con la candidatura a la presidencia del general Efraín Ríos Montt (acusado de genocidio y crímenes de lesa humanidad) ha dado lugar a un enfrentamiento directo entre sus partidarios y sus detractores” Amnistía Internacional destaca que la crisis política, electoral y judicial que se está fraguando podría poner a prueba la fortaleza de muchas instituciones guatemaltecas, y poner en duda la credibilidad misma de las elecciones: “Pedimos a los gobiernos, las organizaciones intergubernamentales y los ciudadanos corrientes de todo el mundo que emprendan una serie de acciones que, según confiamos, pondrán freno a esta violencia y permitirán al electorado guatemalteco acudir libremente a las urnas y votar por el candidato que prefieran" La organización puntualiza: "El papel de las delegaciones extranjeras que observarán las elecciones para determinar su grado de legitimidad es especialmente crucial Pedimos a esas delegaciones que examinen cuestiones como la intimidación y la violencia, el derecho de los votantes al voto y el fraude tanto en las votaciones como en los resultados finales" En su carta y sus recomendaciones a los candidatos presidenciales guatemaltecos, Amnistía Internacional los insta a hacer pública su postura sobre las siguientes cuestiones y a emprender acciones respecto a ellas si son elegidos: La reactivación de los acuerdos de paz de 1996 y de las recomendaciones de la Comisión para el Esclarecimiento Histórico (CEH); el fortalecimiento del sistema de justicia y el fin de la impunidad; las reformas de las fuerzas armadas y del sistema de seguridad nacional, tal como establecen los acuerdos de paz; el apoyo a los defensores de los derechos humanos y la manera de garantizar su seguridad; la lucha para poner fin a la violencia y la discriminación contra las mujeres; la mejora de las condiciones de los sectores rural e indígena de Guatemala; la ratificación y aplicación de los instrumentos internacionales pertinentes y de las recomendaciones de la comunidad internacional

Comentarios