Una invitación de buena fe

martes, 30 de septiembre de 2003
* La reunión Fox-Sandoval, decisión de la madre del presidente México, D F, 29 de septiembre (apro)- Doña Mercedes Quesada Echaine es católica y futbolera de corazón, y nada de esto oculta A sus 83 años no se pierde un partido en los mundiales de fútbol y tampoco falta a misa los domingos Es mujer de mucha fe y quizá por eso fue que el cardenal Juan Sandoval Iñiguez se le acercó para conseguir la entrevista con su hijo, el presidente Vicente Fox, para que lo ayudase a salir del vía crucis judicial en que se encuentra La magnitud de la influencia de la madre del presidente no era muy conocida en Los Pinos hasta que el lunes 22 supieron que ella había sobrepasado todos los fueros políticos y legales, logrando que el cardenal de Guadalajara llegara el domingo al rancho de San Cristóbal, Guanajuato, para ver a su hijo Vicente y hablar de la investigación que le está haciendo la Procuraduría General de la República (PGR), sobre el delito de presunto lavado de dinero “La decisión de la entrevista no pasó por Los Pinos”, reconoció un funcionario del gobierno al advertir que ni siquiera el secretario particular de la Presidencia, Alfonso Durazo, tuvo algo que ver con el encuentro con el cardenal En el staff presidencial inclusive advirtieron que ni el procurador Rafael Macedo de la Concha tenía conocimiento y que por ello se quejó con el presidente Fox en una reunión privada en Los Pinos la mañana del lunes 22 Por eso, días después de la polémica entrevista entre el jefe del Ejecutivo y el cardenal, el equipo presidencial tuvo que medir los daños de la “decisión familiar” El secreto “Shhh, es un secreto, voy a desayunar con ellos en el rancho de mi hijo, pero, shhh que esto es un secreto”, dijo con ingenuo candor a los reporteros doña Mercedes Quesada el mismo domingo en la mañana, al salir de misa de la iglesia de San Francisco del Rincón, mientras se dirigía a la finca familiar, a la cual llegó el cardenal Sandoval Iñiguez en un helicóptero de la Presidencia Malu Micher, diputada guanajuetense del PRD, quien conoce a la familia Fox desde hace varios años, sostuvo que si doña Mercedes Quesada intercedió para que se diera el encuentro fue con una buena intención, y señaló que el error, en todo caso, fue del propio presidente de la República No sería la primera vez que doña Mercedes haya intercedido por su hijo siendo ya presidente En el 2001, previo al primer Informe de Gobierno, la mamá del presidente comenzó a dar sus primeras declaraciones a la prensa Hecho que no se había presentado en las administraciones pasadas “Sí, ví el informe, me pareció bueno, también fue positivo el mensaje de mi hijo”, contestó en ese entonces a la prensa al salir de misa dominical que se ha convertido para la prensa en un acto que debe cubrir cada ocho días A finales de junio del 2002, en medio de las críticas políticas y públicas a Fox por la falta de resultados en su política económica y social, nuevamente volvió a interceder por su hijo: pidió paciencia a los mexicanos Al salir de misa, insistió: “Todos tenemos que tener paciencia para que lleguen los cambios a fondo que prometió Vicente, porque van a llegar” No sólo la madre del presidente se ha metido en la política nacional, también los hermanos, en especial Martha, quien defiende a su hermano cada vez que puede “A Vicente no lo han dejado gobernar a trancas y barrancas, pero el cambio es responsabilidad de todos los mexicanos y el cambio en el país inició desde que él ganó y desde que se terminaron 70 años de gobierno de un partido y entró otro”, ha dicho en entrevistas El error, del presidente Sin embargo, la opinión que más pesa en la familia es la de doña Mercedes, quien incluso vaticinó el año pasado: “Los cambios van a estar más buenos en los próximos cuatro años” También aseguró que su hijo Vicente “es un hombre de palabra y tiene una promesa que va a cumplir” El papel de la familia Fox, sin embargo, no había trascendido tanto en la política hasta que le abrieron las puertas al cardenal Sandoval Iñiguez el domingo 21 de septiembre por la mañana “La familia del presidente es muy respetada en la región, son gente que tiene conciencia social y que trabajan en diferentes aspectos; algunos están metidos en el PAN, otros fuera; pero son gente muy respetable, buena, bondadosa Incluso el mismo presidente es un hombre bueno”, sostuvo la diputada Malú Micher cuando se le preguntó sobre los Fox “Es una familia con una fuerte formación religiosa, algunas de ellas están en contacto con algunos sacerdotes, las familias católicas tienen este tipo de lazos”, agregó --¿Tiene mucha influencia la mamá en el presidente Fox? --No, la mamá de Vicente es muy buena, muy bondadosa, y creo que ha sido muy respetuosa de las decisiones de su hijo, incluso creo que en algún momento pudo no estar muy de acuerdo con lo que estaba haciendo Vicente, como pudo haber sido la relación con Marta o con su divorcio, y sin embargo lo apoyó Inclusive, consideró que si la mamá del presidente invitó al cardenal de Guadalajara al desayuno de su cumpleaños, fue nuevamente para ayudar a su hijo a reconciliarse con el jerarca de la Iglesia católica --Es la primera vez que sabemos que la mamá de un presidente tiene tanta influencia en sus decisiones ¿no? Porque el cardenal Sandoval Iñiguez no es un invitado cualquiera --Ciertamente no es un invitado común en las reuniones de los Fox, pero igual lo hizo con muy buena voluntad y con amor de madre Creo que la intención es muy buena, pero el problema es que políticamente es un error del presidente de la República porque ahora todas las personas que se sientan perseguidas, pues tienen el derecho de ser invitados a la casa de los Fox a platicar con el presidente de la República, y eso no se vale Se pudo haber dado en otro espacio y no involucrar a la familia, porque la familia es muy buena “Aquí, desgraciadamente, se está generando una serie de sospechas en la opinión pública, pero creo que fue un error político del presidente que no debió haber aceptado la entrevista en la casa de la familia, porque no se está respetando el estado laico, un estado en donde no hay influencias de la iglesia, donde la gente no se mueve con influencias, en este caso el cardenal, sino que todos los ciudadanos son iguales Por eso aquí cometió un error político el presidente porque el cardenal es un ciudadano a quien se le está siguiendo una averiguación y así se tiene que tratar, porque si no entonces una lista de personas como el ‘Chapo’ Guzmán, señaladas como responsables de algún delito, pues van a buscar sentarse en la comida del presidente --Pero en el error participa la mamá ¿no? --Creo que hay buena intención porque la señora no está metida en la política, creo que hay muy buena intención de reunirlos y de que se bajen los ambientes un poco ásperos Entonces, yo creo que hubo buena intención de la señora, si es que fue ella quien lo invitó, porque igual aprovecharon la ocasión, buscaron una oportunidad y vieron que se acercaba el cumpleaños de la señora e invitaron al cardenal Creo que hay que tener cuidado porque abusaron de la buena voluntad, del amor de la señora, y aquí el presidente de la República pasó hasta por encima de su mamá

Comentarios