Discrepan Bush y Kerry sobre el tema migratorio

jueves, 14 de octubre de 2004
* Bush rechaza amnistía para inmigrantes ilegales; el demócrata promete residencia legal * Coinciden en fortalecer la vigilancia en la frontera con México * Sólo cuatro minutos y medio dedicaron al tema en el tercer debate Washington, 13 de octubre (apro) - Los candidatos a la presidencia de Estados Unidos, John Kerry, por los demócratas; y el presidente George W Bush, por los republicanos, prometieron al electorado estadunidense que si los llevan al triunfo en los comicios del 2 de noviembre, fortalecerán la vigilancia en la frontera con México para reducir el flujo de la inmigración indocumentada, aunque marcaron sus diferencias con el rechazo del mandatario a la amnistía para los indocumentados, y con el apoyo de su contrincante electoral para dar la residencia legal a los inmigrantes En el tercer y último debate presidencial, finalmente apareció la discusión del tema de la reforma a las leyes de inmigración: “Lo veo como un problema serio, de seguridad, económico y un asunto de derechos humanos Estamos incrementado la seguridad fronteriza de Estados Unidos, hemos agregado a mil agentes de la patrulla fronteriza en al frontera sur, estamos usando equipo (tecnológico) nuevo, vehículos a control remoto para espiar y encontrar a la gente que quiere cruzar la frontera y lo continuaremos haciendo en los próximos cuatro anos”, declaró el presidente Bush El mandatario aprovechó el debate para decir que es un hombre familiarizado con el tema de la inmigración indocumentada, ya que fue gobernador de Texas, una entidad que colinda con México, y señaló que entiende y acepta que los inmigrantes indocumentados vienen buscando el bienestar económico de sus familias que no les ofrece la economía mexicana “Vamos ejercer más presión en la frontera para hacerla más segura Yo creo que habrá la tarjeta de empleo temporal Que nos ayudará a cerciorarnos de que los empleadores no violen las leyes en aras de cumplir sus necesidades de fuerza laboral, y no servirá para asegurarnos de que sean tratadas humanamente las personas que cruzan la frontera y para que no se mantengan en las sombras de nuestra sociedad”, acotó Bush El presidente de Estados Unidos utilizó la breve discusión del tema migratorio, que sólo se llevó 4 minutos y medio de los 90 del debate, para reiterar su rechazo a cualquier intento por darle a los inmigrantes indocumentados la residencia legal “Es importante para nuestros ciudadanos que sepan que yo creo en que habrá una amnistía, yo no creo en la compensación por un comportamiento ilegal, hay mucha gente en la línea de espera para hacerse ciudadanos y no vamos a poner a más gente al frente de ellos en la líneaY en esto está marcada la diferencia con mi oponente”, añadió Bush Kerry, por su parte, también aprovechó estas declaraciones del presidente de Estados Unidos para echarle en cara que con su posición denota otra de sus promesas incumplidas: “Cuatro años después está prometiendo otro plan, aquí está lo que yo haré: Número uno, las fronteras tienen más goteras de las que tenían antes del 11 de septiembre de 2001; no hemos hecho lo que teníamos que hacer para tapar lo suficiente a nuestras fronteras, yo lo haré Segundo, necesitamos un programa de empleo temporal, pero si es todo lo que tenemos no será suficiente para resolver el problema, lo que tenemos que hacer es acabar con la contratación de indocumentados, es contra las leyes de Estados Unidos el contratar a indocumentados y no estamos aplicando apropiadamente nuestras leyes para prevenirlo Y tercero, necesitamos la legalización para la gente que ha pasado mucho tiempo en este país, la que no se ha metido en problemas, que tiene empleo, que paga sus impuestos y que tienen hijos estadunidenses, tenemos que empezar a sacarlos de las sombras para que se hagan ciudadanos”, indicó el candidato demócrata

Comentarios