Bush, terror de inmigrantes

domingo, 21 de noviembre de 2004
A partir de los atentados del 11 de septiembre de 2001, el gobierno de George W Bush ha creado un arbitrario sistema de detención que ignora las regulaciones internacionales y los derechos humanos Sus víctimas son miles de extranjeros detenidos por problemas migratorios, que de pronto se encuentran en una situación descrita en un libro reciente como “el Gulag estadunidense”, dice Proceso en su edición de este domingo 21 de noviembre A la red internacional de cárceles estadunidenses hay que añadir las prisiones de inmigración, ubicadas en 49 estados de la Unión Americana Estos “agujeros negros” son una “nación silenciosa dentro de otra”, explica en entrevista Mark Dow, autor del libro El Gulag estadunidense: dentro de las prisiones de Inmigración, una referencia al famoso libro del escritor ruso Alexander Solyenitzin, El archipiélago Gulag, sobre sus experiencias en los campos de trabajos forzados durante el estalinismo El volumen de Dow narra cientos de casos de personas sometidas al horror de la tortura y todo tipo de abuso físico y mental, sin haber cometido delito alguno “El mundo habla de Guantánamo o Abu Ghraib y me parece bien, pero se olvidan de los miles de encarcelados en Estados Unidos, la mayoría de ellos mantenidos en prisión durante meses o años, sin cargo alguno; detenidos en nombre de la ‘seguridad nacional’ Son extranjeros, cuyo destino final es la deportación sin importar si poseen la nacionalidad o los papeles para permanecer aquí”, observa Dow en el reportaje que publica Proceso este domingo 21 de noviembre

Comentarios