Desmiente la CIA a Bush

viernes, 6 de febrero de 2004
* “Nunca dijimos que Irak era una amenaza inminente”, * Hussein no tenía armas nucleares, admite Washington, 5 de febrero (apro) - En un su afán por defenderse de haber sido la causa de una guerra injustificable en Irak, George Tenet, el director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), desmintió al presidente de Estados Unidos, George W Bush, de que Saddam Hussein tenía armas de destrucción masiva y, por lo tanto, representaba una amenaza a la seguridad estadunidense y del mundo "Nunca dijimos que Irak era una amenaza inminente", declaró Tenet en la Universidad de Georgetown, en lo que fue su primer discurso público desde el 23 de mayo del año pasado; y justo cuando se encuentra en medio del “ojo del huracán” por las declaraciones de su exinspector de armas en Irak, David Kay, quien asegura que Hussein destruyó a mediados de los años 90 sus arsenal químico y biológico Tenet, que con su discurso intentó aclarar la situación del escándalo político provocado por Kay, indicó que en los informes de inteligencia que entregaron a Bush y al Vicepresidente Dick Cheney, en octubre del 2002, previo la Segunda Guerra del Golfo Pérsico, sus analistas (espías) especializados en el caso de Irak, explicaron que no tenían perfectamente bien definida la situación armamentista de Hussein en ese momento La explicación de Tenet se interpretó de inmediato como un desmentido al presidente Bush y al vicepresidente Dick Cheney, quienes para vender al Congreso, a los estadunidenses y, Posteriormente, al mundo la invasión unilateral contra Irak, aseguraron que Hussein tenía armas de destrucción masiva y que, por lo tanto, representaba una amenaza inminente El director de la CIA, cuyo despido al puesto claman los legisladores demócratas tras las declaraciones de Key, catalogó de la siguiente manera a los informes de inteligencia sobre Irak que le entregaron a la Casa Blanca: "Pintaba una canalización de los objetivos de nuestros políticos sobre un dictador brutal que continuaba con sus esfuerzos para usar y construir programas que pudieran constantemente sorprendernos y amenazar a nuestros intereses Previo al anuncio presidencial de la formación de una Comisión Independiente que investigará a la CIA y a otras agencias de inteligencia que formularon los informes sobre el potencial armamentista de Hussein, para determinar si de forma deliberada se infló la realidad de los hechos, Tenet, en un esfuerzo que parece muy tardío intentó limpiar la imagen de la dependencia a su cargo, aunque nunca dejó de catalogar de peligroso al régimen de Hussein Pese a que Kay dijo que renunciaba a su trabajo en Irak por considerarlo vano, ya que no había armas en ese país, Tenet intentó corregir a su exempleado: "No estamos ni cerca del 85 por ciento del fin del trabajo" en la búsqueda de armas en Irak Sobre los análisis de inteligencia de las armas de destrucción masiva de Hussein, Tenet aclaró que el trabajo de la CIA se basó en los resultados que había tenido el equipo de inspectores de armas de las Naciones Unidas, que apuntaban nada más a sospechas La posibilidad de que Hussein tuviera escondidas armas químicas o biológicas, según Tenet; "solidificaron y reforzaron la visión del peligro que poseía el régimen de Hussein" De lo que sí está seguro el director de la CIA, es que en "Irak no había armas nucleares", argumento que, sin embargo, fue utilizado varias veces por Cheney cuando intentaba convencer al mundo de la necesidad de apoyar la invasión a ese país, que se realizo el 20 de marzo del año pasado, sobre la voluntad de las Naciones Unidas

Comentarios