Creciente deserción en las filas del Ejército

sábado, 7 de febrero de 2004
* En sólo diez meses registró 26 mil 407 bajas; el hecho, delito grave Tribunales militares libraron 22 mil 157 órdenes de aprehensión México, D F, 6 de febrero (apro)- Entre septiembre de 2002 y junio de 2003, el Ejército Mexicano sufrió 26 mil 407 bajas, la mitad de las cuales fueron por deserción Por esa razón, los tribunales militares libraron 22 mil 157 órdenes de aprehensión durante el mismo periodo Según datos que aparecen en la página de Internet de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), en ese mismo periodo 2 mil 53 efectivos promovieron su retiro; 2 mil 991 renunciaron voluntariamente; 291 salieron por mala conducta; 207 por fallecimiento; 6 mil 730 pasaron a la reserva y 494 fueron declarados inútiles El dato de las deserciones llama poderosamente la atención, pues durante esos diez meses abandonaron las filas castrenses 13 mil 146 personas, siendo el mes de marzo de 2003 el más alto en ese renglón, con 3 mil 605 La legislación militar tipifica como delito grave la deserción El artículo 170, fracción II, apartado “B” de la Ley Orgánica del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, considera prófugo de la justicia a quien comete esa infracción De acuerdo con la fuente, durante ese mismo periodo de tiempo se dieron de alta en la Sedena 27 mil 765 personas, el grueso de ellas en la sección de Infantería, con 15 mil 318 Le siguieron, en orden de importancia, Policía Militar, con 2 mil 943 altas; Caballería, con 2 mil 625; Arma Blindada, con 2 mil 46; Ingenieros, con mil 265; Fuerza Aérea Mexicana, con 707; Materiales de Guerra, con 472, y transportes, con 371 Las áreas que menos altas registraron fueron Informática, con 16, y Cartografía, con apenas una La Sedena da cuenta también de la febril actividad que tuvieron los tribunales castrenses entre septiembre de 2002 y junio de 2003 Por ejemplo, en ese lapso, en los seis juzgados militares se radicaron 22 mil 885 causas penales y 107 sentencias fueron condenatorias, 21 absolutorias y 64 apeladas Sin embargo, en ese entonces había 22 mil 157 órdenes de aprehensión pendientes de cumplimentar

Comentarios