Deplora ombudsman de Guanajuato operativos antipobres

viernes, 28 de mayo de 2004
* Alerta contra aumento de muertes de detenidos en separos Guanajuato, Gto , 27 de mayo (apro)- La violación a los derechos humanos en operativos que no son competencia de las autoridades locales, y el incremento en el número de fallecimientos en cárceles municipales y del estado, fueron dos de los principales motivos de quejas y recomendaciones emitidas por la Procuraduría Estatal de los Derechos Humanos (PEDH) En el mensaje contenido en el informe anual de la PEDH --entregado este día por escrito al Congreso--, su titular Manuel Vidaurri Aréchiga reportó que mientras el año pasado diez personas detenidas fallecieron en cárceles y Ceresos en la entidad, este año la cifra creció a 14, además de otra muerte ocurrida en el hospital psiquiátrico de la ciudad de León el cual, refirió, incurre además en varias anomalías en el tratamiento y estancia de los pacientes “Es urgente el trabajo de reglamentación municipal en los separos policiacos” en todo el estado, dijo Manuel Vidaurri, al mencionar que en las revisiones efectuadas a lo largo del último año, se encontraron estas situaciones generalizadas: no se revisa clínicamente a los detenidos; no existen áreas para separación de menores de edad, ni siquiera entre hombres y mujeres; faltan árbitros o jueces calificadores, o los sanitarios carecen de agua corriente El titular de la PEDH hizo un exhorto a las autoridades estatales y municipales a aplicar una política en materia de seguridad pública que de ninguna manera ignore los derechos humanos “Es verdad que la ciudadanía exige seguridad, la que sin duda alguna constituye un derecho fundamental Sin embargo, no es admisible bajo ningún pretexto que en aras de la seguridad se vulneren los derechos humanos, tal y como sucede cuando se allanan domicilios sin orden de autoridad competente, se realizan detenciones arbitrarias, se hace un innecesario uso de la violencia o se coarta, injustificadamente, el ejercicio de libertades” Mencionó casos ocurridos recientemente en Irapuato y en León --ambos gobernados por administraciones panistas-- En este último municipio, dijo el ombudsman, “la policía se excede en sus atribuciones al allanar domicilios, detener sin causa justificada, enfrentarse con ciudadanos, recurrir con frecuencia a la violencia, intervenir por su cuenta en asuntos relacionados con el narcotráfico o el contrabando y realizar investigaciones para las que no tiene atribuciones legales” En tanto en Irapuato, “son publicitadas medidas tales como el operativo denominado, con profundo desatino por cierto, ‘barredora’, dirigido a atacar grupos de personas en las colonias consideradas de mayor conflicto”, principalmente a jóvenes, según refirió el procurador El ombudsman dijo entender “que las autoridades pueden ser presa de la desesperación por el crecimiento delictivo”, pero consideró inquietante que se apliquen operativos como los arriba referidos “que denotan una suerte de limpieza”, y que por esa condición resultan anticonstitucionales En total, durante el año transcurrido la PEDH recibió 927 quejas de los ciudadanos guanajuatenses; emitió 312 recomendaciones, de las cuales 70 no fueron contestadas En su mayoría fueron dirigidas a las corporaciones de seguridad pública municipales, a la Procuraduría de Justicia y a la Secretaría de seguridad Pública del estado, por ejercicio indebido de la función pública, detenciones arbitrarias y lesiones Como resultado de las recomendaciones aceptadas, 65 funcionarios fueron amonestados, arrestados, multados o cesados

Comentarios