LAS CUENTAS OCULTAS DEL FUTBOL

domingo, 20 de junio de 2004
Una línea de investigación apuntó, en un principio, hacia los equipos León y Santos, propiedad del empresario Carlos Ahumada, para aclarar si existió en sus operaciones lavado de dinero La Procuraduría General de la República comienza a indagar en el futbol mexicano Los multimillonarios sueldos de entrenadores y jugadores, los dobles contratos, la poca afluencia a los estadios y los reportes financieros "saludables" de la mayoría de los equipos son piezas fundamentales de las pesquisas El futbol mexicano está bajo la lupa de la Procuraduría General de la República (PGR): el escándalo de los videos de Carlos Ahumada abrió una línea de investigación por presunto lavado de dinero en los dos equipos de su propiedad: León y Santos, y aunque hasta el momento no se han encontrado indicios, las pesquisas ya se extendieron a otros clubes, entre ellos el Irapuato Supuestas cartas de jugadores infladas (Proceso 1413), manipulación de cifras, ingresos sospechosos, estadios vacíos, presumible evasión al fisco (Proceso 1429) y reportes financieros "saludables", entre otros, son algunos de los puntos que a la PGR no le cuadran y en los que fundamentó su averiguación Hace tiempo que el futbol mundial genera abundante información relacionada con supuestos empresarios que han elegido este deporte para lavar dinero proveniente de actividades ilícitas En el Continente Americano, las investigaciones y sospechas se han concentrado en Colombia, desde que los narcotraficantes incursionaron en su balompié en la década de los ochenta, y los jugadores, favorecidos por la repentina abundancia, vieron elevar sus percepciones económicas hasta 10 veces más de lo normal, gracias a la inyección de los llamados dineros "calientes" del narcotráfico También hay sospechas en Argentina Y México ya no es la excepción El subprocurador de Investigación Especializada contra la Delincuencia Organizada, José Luis Santiago Vasconcelos, asegura que, de acuerdo con la experiencia colombiana, las compras de equipos de futbol resultan atractivas para lavar dinero proveniente de actividades ilícitas Aunque el pasado jueves 17 el subprocurador declaró a la prensa que no ha encontrado elementos para consignar a Ahumada por lavado de dinero, la investigación iniciada en los clubes León, Santos e Irapuato apuntaba hacia una revisión de las operaciones financieras del futbol mexicano en todas sus ramas profesionales y, especialmente, en las transferencias de jugadores Sin mencionar nombres, pero a la luz de la investigación del caso Ahumada por lavado de dinero, a Santiago Vasconcelos le llamaba la atención el modus operandi de algunos clubes que mueven grandes sumas de dinero en transferencias de jugadores y contratos de directores técnicos, cuando la mayoría de las veces registran escasa asistencia en los estadios No es la primera vez que en México surgen indicios de que el narcotráfico pretende colocar su dinero en los equipos de futbol Amado Carrillo Fuentes, El Señor de los Cielos, intentó adquirir el estadio La Corregidora de Querétaro y 22 hectáreas de terreno, porque "era muy amigo del entonces candidato a gobernador de ese estado, Fernando Ortiz Arana El proyecto de compra venta contaba con la aceptación del entonces gobernador Enrique Burgos, quien, advertido de la posibilidad de que este dinero proviniera del narcotráfico, asentó: 'no hay ningún problema'" Así lo relata en su libro Desde Navolato vengo el periodista José Alfredo Andrade Bojórguez, quien por cierto desapareció en circunstancias extrañas tiempo después de la publicación, en 1999 Ya con la carta en la que el gobierno y el comité técnico avalaban la compra venta del inmueble, la negociación se detuvo a finales de 1996, cuando Amado Carrillo enfrentó problemas con el gobierno de Estados Unidos, que le decomisó varios millones de dólares Desde Navolato vengo también se refiere a Antonio Leaño Álvarez del Castillo, cabeza política del estado de Jalisco en la década de los cincuenta: "El 22 de noviembre de 1975, Los Tecos, dirigidos por los Leaño, asesinaron a dos jóvenes jesuitas de la Asociación Católica de la Juventud (ACJM); jamás se investigaron los hechos" Andrade Bojórguez asegura que aun con ese sombrío antecedente, los Leaño "construyeron feudos de poder educativo, político, económico y hasta futbolístico (Los Tecos de la Universidad Autónoma de Guadalajara); se acercaron tanto a Estados Unidos, al grado que Antonio Leaño Álvarez del Castillo había sido el único invitado a la toma de posesión del presidente Nixon En los años sesenta, tomaron el control de la Unión Nacional de Productores de Aceite de Limón y la convirtieron en un verdadero cártel: pagaban a los productores precios irrisorios comparados con las fabulosas ganancias de la exportación" La Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG) surgió en 1935 como una de las acciones con las que grupos conservadores y de ultraderecha trataron de contrarrestar al gobierno "socialista" de Lázaro Cárdenas Sospechas renovadas El 11 de julio de 2003, la Policía Federal Preventiva arrestó al futbolista colombiano Carlos Álvarez Maya (del club Necaxa, propiedad de Televisa) en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, cuando intentaba llevar 1 millón 28 mil 500 dólares de contrabando a su país, según dijo, por una recompensa de 7 mil dólares El jugador fue detenido momentos antes de abordar el vuelo 73 de Avianca con destino a Bogotá Durante la inspección de su equipaje de mano se descubrió otra maleta que contenía 23 paquetes de dinero cubiertos con papel carbón Cuatro meses después, el 11 de septiembre, el periódico Reforma publicó que "investigaciones de la PGR y autoridades de Estados Unidos revelan que existen nexos entre narcotraficantes y el futbol mexicano Las autoridades relacionan al promotor de futbolistas Jorge Mario Ríos Laverde, El Negro, con el capo michoacano Armando Valencia Cornelio, El Maradona, detenido en agosto pasado en Jalisco, y con el colombiano Diego Montoya, prófugo de la justicia de su país" El Negro, uno de los narcotraficantes más perseguidos por Estados Unidos, fue arrestado en el Distrito Federal, donde se dedicaba, afirmó, a la promoción de futbolistas En diciembre de 2003, el mismo diario destacó que la Promotora Internacional Fut Soccer, propiedad de Guillermo Lara, admitió haber participado en el traspaso del jugador colombiano Carlos Gutiérrez al club Necaxa, "en que el presunto narcotraficante Jorge Mario Ríos Laverde dijo estar involucrado, aunque la empresa niega tener o haber tenido vínculo con el presunto criminal" Tras su captura, en su declaración ministerial, Ríos Laverde reveló como su domicilio de trabajo el de la promotora de jugadores propiedad de Guillermo Lara, a quien la Federación Mexicana de Futbol declaró persona non grata en 1993 por un millonario fraude en agravio de la Selección nacional El día que Carlos Álvarez -cuyo representante era Guillermo Lara- ingresó al reclusorio, declaró que el dinero que le fue encontrado en su maletín personal pertenecía a una persona de la que sólo supo decir su sobrenombre: El Negro Llama la atención que el 14 de agosto de 1997, la Interpol en México haya detenido al empresario alemán Harry Walter Pfeill, presunto miembro de una organización dedicada al tráfico de heroína y acusado de lavar dinero a través de casas de cambio, renta de automóviles y compra venta de cartas de jugadores, bajo la misma cubierta empleada por Laverde: "promotor de futbolistas" Pero fue el 18 de septiembre de 2003 cuando la PGR ingresó formalmente al ámbito futbolístico, con el fin de investigar el escándalo de espionaje que derivó en la salida del entonces titular de la Comisión de Arbitraje, Edgardo Codesal, y el retiro de las canchas del árbitro mundialista Felipe Ramos Rizo Desde entonces, la PGR se ha mantenido alerta sobre lo que ocurre en el futbol mexicano, y como parte de las diligencias contra Carlos Ahumada, la PGR intervino, desde el pasado 19 de marzo, los clubes Santos y León Las sospechas se fortalecieron a raíz de que se investigó a Ahumada por presunto lavado de dinero, porque sus equipos, además de estar asegurados, también entraron en la averiguación de la PGR Señalados Suspicacias similares alcanzan desde el extranjero al millonario Jorge Vergara, empresario de los suplementos alimenticios, dueño de Las Chivas del Guadalajara y del Saprissa de Costa Rica A mediados de mayo pasado, el presidente del club peruano Universitario de Deportes, el congresista Alfredo González, pidió a la DEA -la agencia antidrogas de Estados Unidos- que investigue al empresario mexicano por presunto lavado de dinero, a lo que Vergara respondió con una advertencia: "No tengo cola que me pisen Soy franco y honesto Y de todas maneras compraré al Universitario de Deportes" Antes, el 20 de abril, la prensa nacional informó que el cantautor Joan Sebastian -propietario del club Mineros de Real de la Plata, de la Segunda División-, lo mismo que empleados y funcionarios del gobierno de Morelos, entre ellos el gobernador Sergio Estrada Cajigal, continúan bajo investigación por delitos contra la salud, según revelaciones del subprocurador Santiago Vasconcelos En mayo de 2003, Tito Uribe Boeta, operador financiero del empresario argentino y presunto accionista mayoritario del club Irapuato, gestionó para Carlos Ahumada la fallida compra de ese equipo, que entonces jugaba en la Primera División A Uribe Boeta, padre de Lidia Uribe, exadministradora del periódico El Independiente, fue detenido por la PGR en marzo pasado La PGR también trabajó sobre indicios de otras operaciones ligadas al lavado de dinero y relacionadas con el narcotráfico en Morelos, que conducirían hacia el capitán Jorge Rodríguez Marié, fugaz propietario del equipo Colibríes -que desapareció tras descender a la Primera División A- y presunto piloto particular del fallecido capo Amado Carrillo Fuentes Según Reforma, "El sicario Enrique Yépez Uribe, El Jarocho, quien delató la protección al narco del jefe policiaco Agustín Montiel, hoy preso en La Palma, asegura que Rodríguez Marié fue uno de los pilotos que en vida tuvo el extinto capo Amado Carrillo Fuentes" Por si fuera poco, agrega el diario, "una de las investigaciones precisa que los sinaloenses Adolfo y José Ramón Corona Ojeda, afincados en Morelos, serían los auténticos financiadores de la empresa Aerolíneas Internacionales, la cual tenía como propietario al capitán Jorge Rodríguez Marié" Por otro lado, Jorge Vázquez Mellado, propietario del Querétaro, a quien la propia Federación Mexicana de Futbol le ha retrasado su afiliación mientras no deposite una fianza de 5 millones de dólares, también se pronunció, en su momento, sobre la posibilidad de que hubiese dinero mal habido en ese club: "Que vayan y nos realicen auditorías" En defensa de su imagen pública, Vázquez Mellado agregó: "Me dedico a la construcción; soy arquitecto Tengo un negocio que hace desarrollo urbano y principalmente arquitectura Mis hermanos tienen tiendas de vinos y licores, tiendas de autoservicio, y entre todos respaldamos al equipo Tenemos el patrocinio de Caja Libertad, de Kellog's, de Grupo Modelo y, en fin, de otros más" Colombia ¿Un ejemplo? Lo que asoma como una supuesta novedad en el futbol mexicano, no lo es en otros países: en Colombia, la injerencia de dinero proveniente del narcotráfico en varios equipos de futbol ya alcanza dos décadas de íntimas relaciones Allá, el narcotráfico ha trastocado el circuito del futbol, que desde entonces ha padecido secuestros, amenazas y muertes Hasta ahora, han sido asesinadas 14 personas relacionadas con ese espectáculo, entre ellas ocho presidentes y accionistas principales de clubes Quizá la tragedia que mejor refleja ese nexo le sucedió al defensa Andrés Escobar, que en el Mundial de Estados Unidos 94, tras marcar un autogol en el decisivo partido que el equipo colombiano perdió (1-2) contra la Selección local, fue acribillado por sicarios en Medellín Después, el gobierno suspendió el torneo de futbol colombiano de 1998 tras el asesinato del árbitro Álvaro Ortega Por esos días, durante las eliminatorias del Mundial de Francia, el delantero de la Selección nacional, Antoni El Pipa de Ávila, jubiloso, dedicó una de sus anotaciones a los conocidos capos y hermanos Gilberto y Miguel Rodríguez Orejuela, jefes del cártel de Cali y propietarios del club América de esa ciudad El escándalo fue equiparado por los medios de comunicación colombianos con la controversia suscitada por el popular guardameta René Higuita -que en México jugó para el Veracruz cuando era propiedad de TV Azteca-, quien en 1991 visitó en la cárcel a Pablo Escobar Con el tiempo, se descubriría la adicción de Higuita a las drogas Con todo, el primer colombiano extraditado a Estados Unidos por narcotráfico, en 1982, fue un empresario: Hernán Botero, principal accionista del Atlético Nacional de Medellín El América de Cali pertenecía casi en su totalidad a los hermanos Rodríguez Orejuela, mientras que el extinto González Rodríguez Gacha, El Mexicano (quien llegó a ser el número dos del cártel de Medellín), también invirtió parte de sus fabulosas ganancias de dinero ilícito en el club Millonarios Las cuentas bancarias de estos clubes fueron intervenidas por las autoridades En 1995, el entrenador argentino Carlos Salvador Bilardo, quien llevó al campeonato mundial a la Selección de su país en México 86, fue mencionado por el excontador del cártel de Cali, Guillermo Pallomari, en la lista de personas que habrían sido beneficiados con dinero de esa organización Y por estos días, la Dirección Nacional de Estupefacientes (DNE) intenta demostrar que 95% de las acciones del club América de Cali sigue en manos de los hermanos Rodríguez Orejuela, "cuyos recursos tienen su origen en el narcotráfico"

Comentarios