Albores comparece por más de siete horas

viernes, 16 de julio de 2004
* Abogado de Carlos Cabal Peniche asesora al exgobernador de Chiapas Tuxtla Gutiérrez, Chis , 15 de julio (apro)- Por más de siete horas el exgobernador Roberto Albores Guillén compareció ante el fiscal Marcelo Vega, de la Procuraduría local, a fin de responder frente a acusaciones por supuestos actos de corrupción cometidos durante su gestión en la entidad, de enero de 1998 a diciembre del 2000 En compañía de sus abogados Armando Amerena y Fernando Gómez Mont, así como de su esposa María Glison y dos de sus hijos, Albores Guillén acudió a la cita que le impuso la PGJE, luego de su ‘autodestape’ del pasado fin de semana, con miras al relevo en la entidad, en el 2006 Desde la noche del miércoles se vivieron horas de tensión, pues se manejaba que Albores Guillén quedaría arraigado, pero finalmente, poco después de las dos y media de este jueves, salió y dijo estar “fortalecido y sin preocupación” Detalló que aún no tiene muy claros los delitos que se le imputan, pues sólo le leyeron las presuntas irregularidades cometidas por sus colaboradores, muchos de ellos ya presos en El Amate, otros libres bajo proceso penal y algunos más prófugos de la justicia Albores Guillén volvió a mostrar su extrañeza de por qué hasta hoy lo llaman cuando las dos averiguaciones previas que le imputan son del 2001, y dijo que no está alejado de la realidad que las acusaciones respondan a “fines políticos” Añadió que se siente "muy tranquilo, sin miedo por mi seguridad, ni por mi libertad, ni la de mi familia" El abogado Fernando Gómez Mont, quien antes defendiera al exbanquero Carlos Cabal Peniche, explicó que "los delitos de los que se acusan al exgobernador no son nada claros; algunos tienen que ver con acciones cometidas no por él sino por sus excolaboradores” Comentó que prepara con sustento la defensa legal sin que hasta ahora haya motivo de amparo "El señor está libre y eso es lo importante, por lo que en los próximos días daremos a conocer lo que haremos" Albores Guillén llegó a Chiapas como gobernador interino a propuesta del entonces secretario de Gobernación, Francisco Labastida Ochoa, luego de la caída de Julio César Ruiz Ferro en enero de 1998, a raíz de la matanza de Acteal En Chiapas, el exmandatario priista es recordado porque durante su gestión fue uno de los principales opositores del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) Desmanteló una serie de municipios rebeldes y ordenó operativos violentos en Chavajeval, Unión y Progreso, Nicolás Ruiz, La Hormiga, Taniperlas, Amparo Agua Tinta, etcétera El subcomandante Marcos, líder de la guerrilla, le puso los sobrenombres de Croquetas Albores y Boby Albores, lo que dio motivo a que los caricaturistas lo dibujaran siempre como un bulldog o troglodita golpeando zapatistas El exmandatario presenció una supuesta deserción de cientos de zapatistas en la comunidad río Jataté, en el municipio de Ocosingo, bajo el lema de "cambiando balas por herramientas de trabajo", que después se comprobó resultó falsa Y los organismos no gubernamentales le acusaban de promover a los grupos paramilitares priistas con el propósito de confrontar a las comunidades indígenas en la zona de conflicto para debilitar al EZLN

Comentarios