Asume Edwards oficialmente candidatura a la vicepresidencia de EU

jueves, 29 de julio de 2004
* Promete devolver la seguridad a los estadunidenses * Habrá oportunidades económicas, de salud y educación que Bush ha negado, dice Boston, 27 de julio (apro) - John Edwards, el senador de Carolina del Norte al convertirse oficialmente en el candidato del Partido Demócrata a la Vicepresidencia de Estados Unidos, aseguró a los estadunidenses que si el 2 de noviembre eligen a John Kerry como su presidente y a él como su vicepresidente, les devolverán la seguridad que han perdido en los más de tres años del gobierno republicano de George W Bush, pero, sobre todo, les darán las oportunidades económicas, de salud y educación que les han sido negadas "Primero, una vez más podremos crear los empleos bien remunerados en Estados Unidos, nuestro plan acabará con los recortes de impuestos para las compañías que se aprovechan de nuestros empleos; a cambio, le reduciremos los impuestos a las compañías que mantienen los empleos aquí, dentro de Estados Unidos Invertiremos en los empleos del futuro, en las tecnologías e innovaciones para garantizar que estaremos adelante de la competencia", declaró Edwards jubiloso ante los miles de sus simpatizantes reunidos en la Convención Nacional del Partido Demócrata, realizada en el Fleet Center de Boston Cumpliendo al pie de la letra con el programa que diseñaron sus estrategas electorales y políticos, Edwards, que fue presentado al podium por su esposa Elizabeth, aprovechó su discurso para criticar a Bush por el olvido en el que ha dejado a los programas sociales que favorecen mayoritariamente a la clase media y a los más pobres En un discurso que conmovió a todos los demócratas en el Fleet Center, Edwards hizo una gran demostración de sus dotes de excelente orador que algunos analistas consideran que hasta podría ensombrecer al Kerry, un hombre menos suelto a la hora de hablar y hacer campaña "John es un hombre que conoce la diferencia entre lo que es correcto y lo que es incorrecto Él quiere servirles a ustedes, a sus causas y a su causa Es por eso que debemos y vamos a elegir a John Kerry como nuestro próximo presidente", subrayó Edwards en medio de los aplausos, gritos y silbidos que ensordecían al Fleet Center Destacando el enfoque económico de Bush que sólo ha favorecido a los ricos y a las multimillonarias empresas de su país, el candidato demócrata a la Vicepresidencia, aseguró que él y Kerry se encargarán de devolverle las esperanzas a los más de 35 millones de estadunidenses que viven en la pobreza; les proveerán de sistemas de salud accesible y de un sistema de educación digno de todos, sin importar la clase social, etnia y religión "He escuchado algunas discusiones y debates sobre dónde y frente a qué audiencias debemos hablar sobre raza, equidad y derechos civiles Bueno, tengo una respuesta para esa pregunta: en todos lados Este no es un asunto afro-americano, no es un tema latino, tampoco es asiático-americano, este es un tema estadunidense Es sobre quiénes somos, sobre cuáles son nuestros valores y sobre qué tipo de país queremos para vivir", declaró el candidato demócrata a la Vicepresidencia Pese a que el tema de la seguridad, la lucha contra el terrorismo y el de la necesidad de cambiar al comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, ya había sido trillado por las principales figuras políticas del partido en los primeros dos días de la Convención, Edwards no dejó de lado el tema; y también aprovechó su discurso para desprestigiar a Bush y a su política unilateralista y belicosa El senador de Carolina del Norte que nació en el seno de una familia pobre y que fue el primero de los Edwards en ir a la Universidad y graduarse como abogado, asentó que nadie podrá olvidar los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 a Nueva York, Washington y Pensilvania, con base en esto, y a poco más de un mes de que se celebre el tercer aniversario de los trágicos acontecimientos, dijo: "Puedo decirles que cuando estemos en la oficina (presidencial) no nos tomará tres años para implementar las reformas de inteligencia que necesitamos para proteger a nuestro país… y tenemos un claro e inconfundible mensaje para Al-Qaeda y el resto de esos terroristas: no podrán correr ni esconderse, nosotros los destruiremos" Prometió también que si Kerry es presidente, su gobierno resolverá todos los problemas y consecuencias negativas de la guerra unilateralista de Bush en Irak, para que no sigan perdiendo la vida los soldados estadunidenses y, sobre todo, para que el pueblo iraquí, solo, sin la intervención de terceros pero con el apoyo de al comunidad internacional, se levante como un país democrático, con futuro económico y social "Únansenos en esta causa, vamos a hacer de Estados Unidos un país fuerte y respetado en el mundo; garanticemos una vez más que en nuestro Estados Unidos, nuestro único Estados Unidos, el mañana siempre será mejor que el hoy", remató Edwards, con un actitud de seguridad de que él y Kerry derrotarán a Bush y al vicepresidente Dick Cheney, en las elecciones del próximo 2 de noviembre Bill Richardson, gobernador del estado de Nuevo México y presidente de la Convención Demócrata en Boston, fue el encargado en la tercera jornada de Kerry y Edwards, de exponer las diferencias que habrá en la política exterior de Estados Unidos con un nuevo presidente demócrata, respecto al desprestigio y aislamiento internacional al que los ha llevado del gobierno de Bush "La integridad de Estados Unidos era clara, el liderazgo estadunidense era justo y respetado Después de 4 años ha desaparecido mucho de la buena voluntad Esta administración (Bush) ha fracasado y no entiende lo por años han entendido los comandantes en jefe salidos de los dos partidos (demócrata y republicano): el respeto sin poder generar indiferencia, y el poder sin respeto genera arrogancia", sostuvo Richardson minutos antes de que los más de 4 mil 500 delegados de este partido aceptaran la nominación de Edwards como candidato a la Vicepresidencia Richardson, en estos momentos el político de origen hispano más reconocido y respetado en Estados Unidos, expresó también frustración por la negatividad mundial hacia los estadunidenses como consecuencia directa de las políticas bélicas y aislacionistas del presidente Bush, en colaboración con los republicanos que dominan el Congreso federal Como exlegislador federal, exembajador de Estados Unidos ante las Naciones Unidas y exsecretario de Energía en el gobierno de Bill Clinton, Richardson dijo que antes de la llegada de Bush a la Casa Blanca, tenía la facilidad de ir a cualquier lugar del mundo a reunirse con amigos y adversarios de su país; y los convencía de apoyar a Washington, inclusive, en asuntos en los que no tenían interés o diferían Eso, según él, ayudó a fortalecer la seguridad nacional y la estabilidad del mundo "Tenía la capacidad de unir al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en torno a los intereses de Estados Unidos, podía, incluso, algunas veces, solidificar la tambaleante relación con nuestros vecinos en América Latina… Mis amigos, necesitamos a un presidente que entienda que Estados Unidos debe ser fuerte y respetado en el mundo, necesitamos a un presidente que una al mundo en la guerra contra el terrorismo; es tiempo de John Kerry", gritó Richardson a los miles de demócratas que lo aplaudían y coreaban Sin olvidar sus orígenes ni su lengua materna, el gobernador de Nuevo México también envió un mensaje en español a la comunidad hispanas de Estados Unidos: "Es un honor representar a nuestra comunidad en esta Convención, una comunidad orgullosa, optimista y patriota que crece más cada día en todos los cincuenta estados Pero con ese crecimiento enorme vienen más responsabilidades: hay que registrarse, hay que organizarse, hay que votar, hay que ganar Nuestro voto es nuestra voz" El patriotismo que impregnó a la Convención Demócrata de Boston y que en este sentido propone a Kerry como la única opción de tener a un comandante en jefe de las fuerzas armadas que tiene la experiencia de haber combatido en la guerra de Vietnam, logro que cada uno de los miles de asistentes al acto se fuera con la idea de que el desastre de la guerra en Irak, el fracaso de la eliminación de el grupo terrorista Al-Qaeda y la captura de su líder Osama Bin-Laden, emana de la incapacidad de Bush para ser el jefe de las fuerzas bélicas de Estados Unidos Edwards, en su discurso de aceptación de la nominación de la candidatura a la Vicepresidencia, no dejó el podium sin antes recordarle a los estadunidenses que Kerry no sólo fue un soldado que luchó en Vietnam, sino un héroe que arriesgó su vida para salvar a la de sus camaradas que con el, abordo de una lancha de asalto, pelearon en una de las zonas más peligrosas de los ríos vietnamitas "En el calor de la batalla, ellos (sus camaradas) lo vieron cómo con decisión para salvarlos dio vuelta a su lancha, y de frente hacia el enemigo los atacó para salvar a su tripulación… Decisivo, fuerte No son éstos los dotes del comandante en jefe que quieren?, señaló Edwards bajo la lluvia de aplausos, gritos y vítores de los miles de demócratas en el Fleet Center de Boston

Comentarios