Sitian PGR y Ejército propiedades de exprocurador de Chihuahua

viernes, 20 de agosto de 2004
* El operativo se lleva a cabo en las ciudades de Camargo y Jiménez * Jesús José “Chito” Solís está acusado de tener vínculos con narcotraficantes México, D F, 19 de agosto (apro)- Una operación del Ejército Mexicano y de la Procuraduría General de la República (PGR) mantiene sitiadas algunas propiedades de familiares del exprocurador de Justicia de Chihuahua, Jesús José “Chito” Solís Silva, exfuncionario a quien la DEA y el FBI vinculan con el narcotráfico Las cinco propiedades, ranchos y residencias de la familia Solís, se ubican en Camargo y en Jiménez, Chihuahua, los cuales fueron sitiados por elementos militares a partir de las 05:00 de la mañana Hasta el cierre de la edición, en el lugar se espera la llegada de un agente del Ministerio Público federal con las órdenes de cateo autorizadas por un juez de distrito, para poder entrar a las mismas Las propiedades están a nombre de José “Cheche” Solís Gándara y de Ramón Solís Núñez, tío y primo del “Chito” Desde hace año y medio existían versiones no confirmadas de que familiares de Solís habrían trabado relación con alguna organización del narcotráfico, presumiblemente con los Amezcua, líderes en la producción y trasiego de metanfetaminas Algunas residencias en Camargo, Chihuahua, y el rancho El Amarillo, están sitiadas por elementos militares y de la PGR Una de las versiones señala que el famoso rancho de Las Pampas, propiedad del exfuncionario, y cuyo anterior dueño fue Elías Ramírez Ruiz, el temido excomandante de la PGR, quien sembró el terror en la entidad durante el gobierno de Fernando Baeza (1986-92), por sus métodos de operación, ya que se le documentaron continuos arrestos ilegales, métodos de tortura contra detenidos y permanentemente se le achacó contubernio con organizaciones del narcotráfico Ramírez compró entonces Las Pampas en 9 millones de dólares (como documentó Proceso en su edición 833) Este rancho fue propiedad de los expresidentes Miguel Alemán, de México, y Lyndon B Jonson, de Estados Unidos Sobre el paradero de “Chito” Solís, existen diversas versiones, aunque ninguna confirmada La procuraduría de Chihuahua, por medio de su vocero René Medrano, dio a conocer que la escolta del exfuncionario --perteneciente a la Policía Judicial del estado-- se reportó sin novedad; y que se encuentra en una de sus propiedades en Jiménez, aunque otras versiones señalan que ya está fuera del país, presumiblemente en China, Cuba o Estados Unidos; así mismo, se menciona que pudiera ya estar arraigado por la PGR, pero no hay información oficial Poco antes de las elecciones estatales de julio pasado, en el gobierno federal se discutía la conveniencia de arraigar a “Chito” Solís y al exsubcoordinador operativo de la Policía Judicial del estado, Vicente González, por la colusión de sus agentes en el caso conocido como las “narcofosas” Más aún, una fuente de la PGR advirtió a Apro que existían evidencias de las llamadas telefónicas que Loya y Solís mantenían cotidianamente y de la presunta participación de Vicente González en proteger al prófugo comandante luego de que participó en una ejecución En diciembre pasado, el semanario Proceso publicó que como parte de la Operación Toro II, de la Procuraduría General de la República, fueron intervenidos los teléfonos de los domicilios del gobernador Patricio Martínez, del entonces procurador Solís Silva, de Vicente González, así como del entonces candidato José Reyes Baeza --hoy gobernador electo--, entre otros Aunque el gobierno del estado acusó al Cisen, y la PGR también trató de deslindarse de esas escuchas, el equipo con el que se hicieron las intervenciones está inventariado por la Procuraduría General de la República No sólo eso, el 11 de diciembre, cuando fue descubierta la “cueva” donde se hacían las escuchas, ubicada en la colonia Rosario de la capital chihuahuense, fueron detenidos los agentes de la AFI, Alejandro González Montiel y Marco Antonio Fuentes Arenas, éste se acreditó como personal administrativo de la misma corporación El 12 de diciembre, José Luis Santiago Vasconcelos, subprocurador de Investigación Especializada contra Delincuencia Organizada (SIEDO) visitó al gobernador Patricio Martínez, para discutir sobre la detención de los agentes federales y el aseguramiento de material de una investigación internacional Ese mismo día, la dependencia federal emitió un comunicado en el que informó que al mismo tiempo en que se detuvo a los agentes, en Veracruz —como parte de la misma operación-- fue detenido un cargamento de una tonelada y media de mariguana, que era transportado en un barco procedente de España, vía Jamaica Añadía: “Los agentes que hoy se encuentran detenidos y la documentación asegurada relativa a esa investigación, por su naturaleza, es de estricta confidencialidad, y el hecho de que la Procuraduría de Chihuahua conozca de la misma investigación, pone en riesgo su éxito y la integridad física del personal ministerial y policial que venía realizando las indagatorias” La accidentada administración de Solís Silva al frente de la Procuraduría de Chihuahua, estuvo marcada por la descomposición de las investigaciones de homicidios de mujeres en Juárez y Chihuahua, la creciente violencia y facilidades de operación del narcotráfico, se refrendó la colusión de policías con el cartel de Vicente Carrillo, inclusive, esto quedó ampliamente documentado por la PGR y las agencias estadunidenses, cuando descubrieron una fosa con 12 cuerpos de rivales de los Carrillo ejecutados y sepultados en un patio de Ciudad Juárez Miguel Loya, un comandante judicial señalado como uno de los ejecutores del cartel de las drogas de Juárez que participó en la muerte de las doce personas, hoy prófugo de la justicia, sería un hombre clave bajo las órdenes de Solís y de Vicente González, exsubdirector operativo de la Policía Judicial de Chihuahua Inclusive, existen sospechas de que mantenía permanente comunicación con Solís y con González

Comentarios