Yucatán: Agonía henequenera

jueves, 9 de septiembre de 2004
* Unos tres mil productores se resisten a dejar la actividad * Apenas 40 pesos obtienen de ganancia por cada carga que ingresa a las desfibradoras Mérida, Yuc , 8 de septiembre (apro)- Abandonados a su suerte, sin apoyos oficiales ni seguridad social, con un incierto panorama por delante, miles de campesinos henequeneros se resisten a dejar la actividad que antaño representó el pilar de la economía yucateca Por si fuera poco, fenómenos meteorológicos como el huracán Isidoro que afectó al estado hace dos años, han contribuido a la extinción de la actividad henequenera en Yucatán, aunados al desinterés del gobierno por apoyar la actividad “Parece que el gobierno está empeñado en dejar que esta actividad se extinga”, dijo la diputada Silvia López Escoffié, luego de un recorrido por varios municipios en los que el común denominador es la falta de apoyos del gobierno La situación es tan crítica que quienes se dedican a ella, lo hacen en condiciones desventajosas Por ejemplo, según afirmó Marcelino Chan Ek, por cada viaje de penca que llevan a la desfibradora, sólo les quedan 40 pesos, ya que deben pagar flete, chapeo (deshierbe de sus parcela), descarga y a veces hasta descomposturas del camión que rentan Mientras los industriales que aún se dedican al negocio, se quejan de los vaivenes internacionales de la economía que les afectan en la comercialización de los productos terminados de fibra; los productores también protestan por los bajos precios que les pagan por sus pencas Rodolfo Caro Lugo, encargado de la desfibradora Cecilio Villamor, localizada en las cercanías el municipio de Tixkokob, al oriente del estado, señaló que el problema es que cuando los productores reciben algún apoyo, éste repercute en la cadena de producción y al final de cuentas, cualquier recurso adicional, se pulveriza Refirió que en esa desfibradora --una de las pocas administradas por los propios productores--, reciben un promedio de 10 toneladas de penca cada semana, las cuales pagan a 27 o 25 pesos el millar Sin embargo, aseguró que están “con la soga al cuello”, ya que las instalaciones lucen condiciones paupérrimas, y aunque tienen penca para desfibrar y quisieran subir el precio de paga, no pueden hacerlo porque os costos no lo permiten “A nosotros no quiso apoyarnos el gobierno, para reconstruir nuestra planta, porque nos dijo que no tiene dinero para eso”, se quejó A esta desfibradora llevan su producción unos 200 productores, quienes reciben en promedio 300 pesos, de los cuales luego de sacar sus costos de operación solamente obtienen 40 o 50 pesos de ganancia Y es que la debacle henequenera inició desde los años 70, cuando se registraban más de 50 mil productores; hoy, el padrón de henequeneros no rebasa los tres mil Durante un recorrido por varios municipios henequeneros, el común denominador es la falta de apoyos del gobierno para incentivar la actividad Para la diputada López Escoffié, es inconcebible que el gobierno, haya destinado recursos para todas las otras actividades productivas, y a los henequeneros se les haya marginado de esos apoyos Cifras oficiales señalan que de los 42 municipios considerados dentro de la zona henequenera hace algunos años, hoy el gobierno sólo reconoce unos 10, donde, por cierto, dejó de entregar apoyos para la siembra y la cosecha, desde hace dos años

Comentarios