OEA: Flores "tiene las de perder"

lunes, 10 de enero de 2005
San Salvador (apro) - La lucha por la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA) se ha agudizado en los últimos días Misiones e “intríngulis” diplomáticas se desplazan desde las heladas tierras de la Patagonia y de Canadá, recorren el continente y se enfocan con gran avidez en las calurosas y tropicales islas del Caribe, éstas últimas pobres de territorios, pero ricas en votos en el seno del organismo hemisférico Tres competidores están en la “arena”: el secretario de Relaciones Exteriores de México, Luis Ernesto Derbez; el ministro del Interior de Chile, José Miguel Insulza; y el expresidente salvadoreño Francisco Flores, éste último --aunque “preferido” por Washington--, al parecer no las tiene todas consigo, ni siquiera en su propio país, donde voces de protesta se han levantado contra su candidatura Francisco Flores, quien gobernó entre 1999 y 2004, “está haciendo una carrera con pronóstico de derrota en su afán de lograr la secretaría general de la OEA”, asegura Napoleón Campos, experto en relaciones internacionales y reconocido consultor Campos estima que Flores “tiene las de perder” por múltiples razones Pero considera que se debe de partir que Centroamérica, como región, dejó pasar su oportunidad al haber logrado colocar el año pasado, por primera vez, a un centroamericano al frente de la OEA, es decir, al expresidente de Costa, Rica Miguel Ángel Rodríguez, quien tuvo una efímera estancia en Washington, luego de que se le descubrieron nexos con actos de corrupción, mismos que en la actualidad lo mantienen en prisión en su país De Centroamérica, Costa Rica ha sido el ejemplo de democracia, desarrollo y diplomacia ¿Cómo se podría restaurar la confianza con el representante de un país como El Salvador, donde existe corrupción, alta criminalidad e impunidad histórica? Flores no es ajeno a ello Organismos de derechos humanos de El Salvador han girado cartas a los mandatarios latinoamericanos para exigirles que no apoyen a Flores, en tanto que, se le hace responsable de no acatar durante su mandato la recomendación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de derogar la amnistía general de 1993 que mantiene en la impunidad a todos los criminales que cometieron delitos de lesa humanidad durante los años de guerra civil (1980-1992); tampoco acató recomendaciones para buscar a los niños desaparecidos durante el conflicto armado y, finalmente, durante su presidencia promulgó medias represivas en contra de los derechos de los niños y los jóvenes, a través de sus planes de “Mano Dura” y de la “Ley Antimaras” (antipandillas juveniles) Desde el punto de vista de Campos, el “favorito en el Caribe” sería Derbez, por los vínculos históricos y geográficos de México con el Caribe Pero en la región también tiene una enorme influencia Venezuela, el único país que han negado públicamente su apoyo a Flores, y que probablemente apoye a Insulza, quien, además, ha recibido el respaldo de Brasil y Argentina El Caribe es el “foco” de atención de los candidatos No es por gusto, ya que de sus 15 miembros, 14 pertenecen a la OEA y para ganar la secretaría general del organismo hemisférico, se necesitan como mínimo 18 votos o el consenso de los 34 miembros, que ha sido la norma de elección, pero que en la actualidad se ve improbable El factor de fuerza Washington tiene un peso muy grande en la OEA, puesto que en Estados Unidos está su sede, fue su creador y es la nación que aporta la mayoría de los fondos del presupuesto Pero como expresa Insulza, el hemisferio ha cambiado desde que la OEA fue fundada en la mitad del siglo pasado “El continente ha cambiado mucho, hay corrientes muy interesantes en nuestro continente en marcha La OEA tiene que considerar eso Entre otras cosas hay un proceso de fortalecimiento muy grande en las subregiones, el Caricom, la comunidad centroamericana, la naciente comunidad suramericana, son realidades que hay que considerar para integrarlas en un mismo proceso”, afirmó el candidato chileno Washington, que inicialmente enfatizó su apoyo a Flores, “ha tenido que reconocer que hay movimientos importantes tras las candidaturas de Derbez e Insulza, mismo que ha alterado el ajedrez político de la OEA”, dijo Campos al analizar las recientes declaraciones del secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, en las que recalcó que su país no tenía una posición definida Horas después de las declaraciones de Powell, quien en breve dejará el cargo, el Departamento de Estado reiteró que Washington “continúa apoyando a un candidato de consenso proveniente de Centroamérica, de preferencia un expresidente” Aunque, de inmediato, el Departamento de Estado añadió: “Por supuesto, evaluaremos a todos los candidatos de acuerdo a sus méritos y buscaremos un consenso con los otros 33 miembros de la Organización de Estados Americanos” La curiosidad es que Estados Unidos no menciona el nombre de Francisco Flores, quien, además, no es candidato de consenso en Centroamérica, ya que Honduras rechaza su postulación y Belice se ha definido por Derbez Flores “ha dividido a Centroamérica y al hemisferio”, recalcó Campos, quien recordó que Honduras le achaca haber actuado en contra de sus intereses y de la integración centroamericana cuando en su gestión (1999-2004) intentó evadir un fallo jurídico de la Corte Internacional de Justicia (La Haya), referente al establecimiento de las fronteras entre ambas naciones centroamericanas “Flores tiene muchos anticuerpos: se le señalan violaciones a los derechos humanos, haber apoyado el golpe de Estado en Venezuela contra Hugo Chávez; su apego a Washington y hasta actos de corrupción en su gestión”, recalcó Campos En la lista de señalamientos críticos contra el expresidente salvadoreño se le sumó uno más: el pobre legado económico de su administración En 2004 El Salvador sólo superó en crecimiento económico a Haití, pero está por debajo de aquella nación caribeña en cuanto a crecimiento de las exportaciones El desempeño económico de El Salvador fue de 18 por ciento, muy inferior a la media de 55 por ciento que tuvo Latinoamérica La principal medida económica de Flores fue la “dolarización” de la economía local

Comentarios