PFP: Vuelta al pasado

domingo, 16 de enero de 2005
De acuerdo con un diagnóstico elaborado por mandos medios de la Policía Federal Preventiva (PFP) inconformes con la situación interna de la corporación, en ésta se observa relajamiento en la disciplina y en el cumplimiento del deber, improvisación, disputas por los puestos de mando, pérdida de la mística de servicio y signos de corrupción, publica Proceso en su edición de este domingo 16 de enero Según las fuentes, que prefirieren guardar el anonimato por temor a represalias, la policía más joven del país permanece en un “inquietante inmovilismo” a seis años de su creación Y este problema, advierten, se agudizó tras lo sucedido en San Juan Ixtayopan el pasado 23 de noviembre, cuando tres de sus elementos fueron linchados por la población En su informe, que entregaron recientemente a sus superiores, los oficiales aseguran que la continua rotación de hombres –civiles y militares-- en el alto mando y en las áreas operativas, más los cambios de planes y programas de acción, han ocasionado ya que en la PFP se suspendan investigaciones y operativos contra el crimen organizado, pero sobre todo que se retrase el diseño de políticas públicas de largo plazo para prevenir y combatir a la delincuencia Sostienen que, debido a ello, las distintas áreas de la corporación se concentran actualmente en programas reactivos, más que preventivos Además, destacan que entre los miembros del organismo el temor de perder el nivel, el mando o el puesto de trabajo ha provocado el resquebrajamiento de la mística de servicio y que las nuevas generaciones de policías se ocupen más de atender pequeñas responsabilidades que de buscar solución a los grandes retos de la seguridad pública, destaca el reportaje que aparece este domingo 16 de enero en Proceso

Comentarios