Virgen a los 40 años: Mucha risa y mucha testosterona

lunes, 17 de octubre de 2005
México, D F, 17 de octubre (apro)- Hace mucho que no veía reflejadas las inquietudes y actitudes propias del sexo masculino, al menos de los nacidos en los 70, de una manera tan hilarante, incluso tan precisa, con todo y que sus personajes son puros estereotipos, con todo y que Virgen a los 40 años de Judd Apatow, no intenta hacer un retrato realista del gremio La cinta estelarizada por Steve Carrel y Catherine Keener (¿Quieres ser John Malcovich?), no es una cinta como Loco por Mary o una comedia de Ben Stiller como Zoolander o Dogdball, aunque sí contiene esos arrebatos que rayan en el absurdo y en la farsa que rompen con la trama Virgen a los 40 años es un poco más seria (dentro de lo que cabe) que las cintas anteriores, y también más dura y más ruda Por su puesto, todo tiene que ver con un hombre llamado Andy (Carrel) que a sus 40 años de edad no tenido relaciones sexuales; toda su vida ha preferido alejarse de esas complicaciones y refugiarse en los videojuegos y en su valiosa colección de juguetes Andy es un empleado de almacén de una tienda de electrónicos a la cual llega en bici, con un look que nadie que tuviera vida social desearía tener; es sumamente ordenado y su vida transcurre entre el trabajo y su casa Cierto día sus compañeros de trabajo lo invitan a jugar poker y sin querer Andy revela su terrible secreto Por su puesto, sus compañeros entran en shock, de tal forma que toda la tienda se enterará, pero comenzarán a trabajar lo más pronto posible para que su compañero se convierta en "hombre" Le pasarán muchas mujeres por enfrente pero él sólo desea salir con Trish (Keener), una chica que tiene una tienda enfrente de la suya pero que no vende nada Lo que sucede es que Trish se dedica a poner diversos artículos en internet para que éstos se vendan y ella recibe una comisión, la tienda es sólo para que confíen en ella La película es bastante sencilla y más que directa, pues los chistes de pronto son bastante duros o más bien muy explícitos, a diferencia de Loco por Mary, en donde eran muy de adolescentes Curiosamente, la cinta es bastante dulce en el sentido sexual, no es muy gráfica, incluso, a nivel de la historia, resulta reflexiva gracias a los dilemas que el personaje principal experimenta --personaje que resulta bastante adorable, por cierto--, pero ojo, sin acercarse a Woody Allen Por otro lado, la historia es un poco dispersa, da muchos rodeos y eso llega a cortarle el ritmo, lo cual constituye un contra terrible si la identificación con el protagonista no se da: sucede mucho con las mujeres Fuera de eso, la cinta es una excelente opción

Comentarios