Mercosur: Venezuela a la vista

lunes, 24 de octubre de 2005
Buenos Aires, 24 octubre (apro) -- La brújula económica, política y nuclear de la República Bolivariana de Venezuela apunta al sur La "rosa de los vientos" de su presidente, Hugo Chávez, puso su mira en el Mercado Común del Sur (Mercosur), el bloque subregional sudamericano que integran Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay, que, entre otras cosas, se ha convertido en un habitual foro de presión contra el Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) cuyo PIB asciende a 800 mil millones de dólares Si los anuncios de Caracas llegan a buen puerto, Venezuela se convertirá en diciembre próximo en el quinto miembro pleno del bloque, lo que dotará al pacto regional de un componente energético de peso (al sumar al quinto exportador mundial de crudo) y dará un mayor respiro político a Chávez en su cada vez más pronunciada disputa ideológica con Washington y en sus deseos de alcanzar un acuerdo nuclear con Argentina o Brasil El anuncio, que causó resquemores en la oposición venezolana y fue recibido con dudas en Buenos Aires, fue hecho durante la XV Cumbre Iberoamericana de jefes de Estado y de Gobierno celebrada en Salamanca, España, por el canciller uruguayo, Reinaldo Gargano "Esta decisión es fruto de negociaciones que comenzaron en julio Hemos conversado mucho entre nosotros y elegimos esta cumbre para comunicar nuestro acuerdo", dijo el ministro uruguayo Chávez se siente a gusto en el Cono Sur del continente después de varios años de tensión con sus gobiernos Más allá de su coincidencia ideológica con el presidente cubano Fidel Castro, la región es la más afín a sus enunciados en América Latina, en especial en el rechazo al ALCA Además, Chávez mantiene excelentes vínculos con los presidentes de Brasil, Luis Inazio Lula da Silva; de Argentina, Néstor Kirchner; de Uruguay, Tabaré Vázquez, y de Paraguay, Nicanor Duarte Frutos Aunque una diferencia sustancial los separa: los presidentes del Mercosur evitan confrontaciones directas con Estados Unidos y sólo Kirchner lanza periódicamente críticas hacia el FMI y las multinacionales que, dice, saquearon su país en los ?90 "La entrada de Venezuela al Mercosur ha sido posible tras haber cambiado los gobiernos de Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay Lula, Kirchner, Tabaré y Duarte nos dieron un apoyo contundente Antes Argentina con (Carlos) Menem, que estaba bajo el yugo estadunidense, entregada al imperialismo y al neoliberalismo, impedía que entráramos en Mercosur Tampoco logramos nunca el apoyo de Uruguay", cuyo expresidente Jorge Battle estaba alineado con Washington, dijo Chávez Esta abismal "diferencia" coyuntural le otorga a Venezuela la posibilidad de conseguir réditos políticos en el corto plazo, según analistas "El ingreso de Venezuela al Mercosur obedece a razones meramente políticas y no económicas Sabemos que el presidente (Chávez) en el Mercosur encuentra a un grupo de socios que obviamente serían un poco más hostiles a los Estados Unidos de lo que podrían ser, por ejemplo, los miembros de la Comunidad Andina de Naciones, donde algunos países como Perú, Colombia y Ecuador tienen un área de libre comercio con los Estados Unidos", dice Hugo Farías, economista venezolano del Instituto Estudios Superiores de Administración Venezuela integra hoy la Comunidad Andina de Naciones, junto a Perú, Colombia, Ecuador y Bolivia, y es miembro "asociado" ?no pleno? del Mercosur, al igual que los gobiernos de Bogotá, Lima, La Paz y Santiago de Chile "Ahí (en el Mercosur) Chávez encuentra unos planteamientos que le son consonantes", dice Farías, especialmente en sus críticas al ALCA, del que Lula fue un férreo opositor Mientras tanto, Chávez guarda en su agenda las aspiraciones que comparte con Cuba de imponer en la región el ALBA (una alternativa de libre comercio "bolivariana") para desterrar el proyecto de George W Bush en el hemisferio Venezuela, ¿eje del mal? Chávez quiere mucho más que comercio y respaldo político en el Cono Sur: busca un acuerdo de cooperación nuclear, especialmente con Argentina o, en su defecto, con Brasil, algo que Bush no está dispuesto a aceptar Por lo pronto, Washington ya lanzó advertencias solapadas de que no tolerará que Caracas se dote en el mediano plazo de un reactor nuclear aunque proclame a los cuatro vientos pacíficas intenciones "No somos nosotros los que construimos bombas atómicas Son otros los que las construyen", respondió Chávez a las críticas estadunidenses sobre los planes venezolanos, que por unos días alejaron las preocupaciones de Estados Unidos de las ambiciones nucleares de Irán y Corea del Norte, dos de los países integrantes del "eje del mal" elaborado por el Pentágono "Ahí (en el Mercosur) está el eje, no el eje del mal, sino el de la integración de la América del Sur en el siglo XXI Ha llegado la hora de la América del Sur", proclamó Chávez Para el presidente venezolano, la cooperación en el área nuclear "es parte del proceso de integración de Sudamérica No fuimos nosotros los que lanzamos bombas atómicas Acuérdense de Hiroshima y Nagasaki", dijo el mandatario venezolano desde Roma, donde realizó una visita oficial en el marco de una gira europea que lo llevó además a España y Francia El pedido formal de un reactor nuclear fue hecho en agosto pasado a través de una delegación de la unidad de desarrollo e investigación de la empresa estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), según reveló la prensa argentina La misión informó a la Red Tecnológica Argentina en Buenos Aires sobre sus intenciones de comprarle un reactor nuclear de potencia media, lo que desató de inmediato la reacción del Departamento de Estado de Estados Unidos que, según el diario The Washington Post, teme que Chávez se encamine hacia un programa nuclear con fines bélicos El mismo argumento que utiliza para presionar a Teherán y Pyongyang Pero Chávez sostiene que su país sólo desea "cooperar con la generación de energía alternativa al petróleo, porque éste va a terminar algún día" La incorporación de Venezuela al Mercosur, según analistas, allanaría el camino hacia la adquisición de un reactor nuclear en Argentina, como países socios de un mismo bloque regional Buenos Aires tiene varios pedidos de este tipo desde el exterior, uno de ellos desde Australia, aliado estratégico de Washington en Irak, y también vendió tecnología a Argelia y Egipto Sin embargo, todos estos pedidos están relacionados con reactores de investigación Venezuela está considerado un país de desarrollo nuclear bajo y posee un único reactor de investigación (el RV1, de sólo tres MW), adquirido a la empresa estadounidense General Electric en 1956 Está cerrado desde 1994 El pedido formal incluyó una propuesta de "factibilidad técnico-económica" para instalar un "reactor nuclear-eléctrico de potencia media tipo CAREM (Central Argentina de Elementos Modulares) para instalarlo en la cuenca del río Orinoco", según el diario Clarín Argentina posee el diseño de este tipo de reactores, utilizados para la producción de energía, pero nunca los construyó a pesar de contar con un presupuesto de 90 millones de dólares aprobados por el Congreso Nacional Incluso, Argentina y Venezuela firmaron un acuerdo de cooperación científico-tecnológica sobre usos pacíficos de energía nuclear que habilitaría el pedido de Caracas De acuerdo con el diario argentino, el pedido de Chávez generó reacciones encontradas en el gobierno argentino, con un sector alineado a venderle el reactor nuclear y otro que se opuso de manera férrea para evitar irritar a Estados Unidos Desde el gobierno argentino, Chávez es visto con simpatía pero se teme caer en una confrontación directa con Washington, por lo que el tema está "encapsulado" hasta que pase la campaña electoral que vive el país con las elecciones legislativas del domingo 23 y se dé paso a la Cumbre de las Américas que sesionará del 4 al 6 de noviembre en Mar del Plata, 400 kilómetros al sur de Buenos Aires, con la presencia de Bush y Chávez, entre otros mandatarios regionales En la cumbre, que se desarrollará bajo rigurosas medidas de seguridad, el tema será cuestión de presiones y negociaciones bajo la mesa, según vaticinan fuentes de la cancillería argentina La cuestión también cayó como una bomba en la oposición venezolana, donde el partido socialcristiano COPEI calificó la ambición de Chávez como "una aberración" que sólo hará malgastar el dinero del pueblo, lo que va de la mano de la posición de Washington En Caracas, el vicepresidente venezolano José Vicente Rangel se apresuró a calificar de "hipócrita la actitud de algunas naciones que pretenden condenar a otras por el desarrollo de la energía nuclear Cualquier país tiene derecho a un desarrollo nuclear energético alternativo y Venezuela tiene absoluto derecho a desarrollar energía nuclear", enfatizó, utilizando el mismo argumento de Teherán, con cuyo gobierno Chávez buscó en los últimos meses estrechar los vínculos Desde Brasilia, el principal asesor de Lula, Marco Aurelio García, confirmó que su país y Caracas buscan "compartir acciones en el tema nuclear", aunque todavía "no hay nada concreto" en el horizonte De la mano de Venezuela, el frente nuclear con Washington parece definitivamente abierto en el Cono Sur del continente Dudas Mientras Chávez realiza altisonantes declaraciones sobre el futuro del Mercosur, los actuales socios se reparten entre elogios y algunas dudas ante el ingreso de Venezuela al bloque Al hacer el anuncio formal de integración, Chávez dijo que Venezuela "es uno de los países latinoamericanos con un mayor potencial para el salto hacia adelante que requiere nuestro continente El principal potencial es el energéticoVenezuela tiene reservas de petróleo para garantizar 200 años de suministro al continente americano Venezuela en Mercosur lleva al Mercosur al Caribe y conecta al Mercosur con la principal reserva de petróleo del mundo Es un gran paso", indicó Pero en Buenos Aires analistas consultados por Apro sostienen que Chávez se mueve muy bien en las aguas de los anuncios impactantes que luego decaen con el paso del tiempo "Lo mismo pasó con Petrosur (la empresa lanzada para el desarrollo energético sudamericano con los aportes de las petroleras argentina, brasileña y venezolana) o el proyecto de Gas del Sur para crear una gran red de gasoductos en el área", dijo a Apro una fuente que suele estar presente en las cumbres regionales Una de las preocupaciones que rondó la cabeza de analistas es que el ingreso de Venezuela al bloque retardará la firma de un acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea (UE), virtualmente estancado hasta 2006 por diferencias sustanciales en las negociaciones en puntos específicos de la agenda, en especial el tema arancelario aplicado por Europa Pero Marco Aurelio García se apresuró a declarar que la llegada de Caracas al pacto no afectará las conversaciones entre ambos bloques El presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, se mostró entusiasmado y consideró que la entrada de Caracas al pacto llevará a "equilibrar las asimetrías" que actualmente existen en el bloque económico "Hoy el Mercosur está formado por dos gigantes (Argentina y Brasil) y dos pequeños (Uruguay y Paraguay) Hay grandes asimetrías (económicas y de perfil productivo) y seguramente la entrada de Venezuela va a equilibrar esas asimetrías", dijo Sin embargo, en Buenos Aires, funcionarios del gobierno de Kirchner manifiestan dudas sobre el rápido ingreso de Venezuela al pacto subregional Eduardo Sigal, subsecretario de Integración de la Cancillería, dice en una entrevista con Apro: "lo que se puede formalizar en diciembre es un acuerdo de incorporación con un cronograma que contemple el proceso de adaptación a los requerimientos en distintas materias, como el Arancel Externo Común, la aceptación a los distintos protocolos y acuerdos comerciales establecidos por el Mercosur con terceros países o bloques (En diciembre) se aprueba una voluntad y se establece una hoja de ruta", dice Sigal Para Sigal, la incorporación de Venezuela "aporta un fortalecimiento de la economía que es complementaria al resto de los países de la región, le aporta consolidación, desarrollo y experiencia integracionista Es el primer país en 14 años (el bloque se creó en 1991) que plantea su incorporación en carácter de socio pleno" -- ¿Cree usted que la llegada de Venezuela al bloque potenciará los planes de Cuba de sumarse al pacto regional, como ya lo hizo saber en el pasado cercano? ?le preguntó Apro Sigal respondió: "Cuba hizo una solicitud de asociación al Mercosur en las mismas condiciones de los demás países asociados Lo de Cuba está en proceso de análisis, ni siquiera se han empezado las negociaciones" Pero más allá de sus dudas, Sigal cree que el petróleo de Venezuela (quinto exportador mundial de crudo, uno de los cuatro principales abastecedores energéticos de Estados Unidos y el país con mayores reservas de combustible pesado del planeta) vendrá como anillo al dedo en el momento de crecimiento actual del bloque "En un momento de ciclo económico virtuoso en el Mercosur con fuerte crecimiento de nuestro PIB, los requerimientos energéticos son cada vez más grandes En ese sentido este acuerdo asociativo facilitaría este proceso de crecimiento, a la vez que nuestros desarrollos tecnológicos y científicos en materia agrícola y producción alimenticia fortalecerían a Venezuela "Este es un proceso que se está desarrollando con voluntad política, pero que está en sus pasos iniciales El fortalecimiento del Mercosur y la Comunidad Andina van en dirección de ese proceso para conformar una comunidad sudamericana", sostiene Sigal En diciembre se verá entonces si los anuncios de Chávez se concretan Por lo pronto deberá unificar sus aranceles pactados con la comunidad andina a los del Mercosur, algo difícil de concretar en pocos meses, según analistas Con o sin reactor nuclear de por medio, las negociaciones finales se realizarán bajo la atenta mirada de Washington

Comentarios