En manos del Yunque, la seguridad pública: EPR (Segunda y última parte)

jueves, 17 de febrero de 2005
México, D F, 16 de febrero (apro)- Una vez que el Ejército Popular Revolucionario (EPR) se deslindara –a través de un comunicado-- del linchamiento de agentes de la PFP que fueron ‘sembrados’ en Tláhuac, estableció comunicación con Apro, vía correo electrónico, a fin de solicitar la difusión de su postura, con base en las preguntas por escrito Aunque ya había un antecedente en este tipo de comunicación, en 2001 (Proceso 1295) el reportero preguntó, también mediante correo electrónico, cómo podría tenerse certeza de que los remitentes son, en realidad, miembros del EPR Esta fue la respuesta: “Creemos que nuestras respuestas a sus preguntas serán las que de alguna forma validen a nuestro partido y ejército En nuestro caso no podemos faltar a la verdad de lo que realmente somos Entendemos su preocupación, pero no tenga cuidado en cuanto la veracidad de nuestras palabras” En sus respuestas, el EPR insiste en que ninguno de sus elementos tuvo participación en los hechos de Tláhuac que desencadenaron la “represión selectiva y masiva, tomando el papel ejecutor de esta política (Genaro) García Luna”, director de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) Esta corporación federal, acusa, adiestra a comandos policiaco-militares para “generar una actitud inhumana y a la vez despertar el odio, fomentar el terror e inducir a que los elementos policiacos maten y torturen sin importar a quién Por eso la comunidad de San Juan Ixtayopan se siente agredida, ofendida e indignada por este gobierno de ultraderecha que hoy enseña su verdadero rostro: inhumano y represivo” --¿Germaín P Flores Jiménez y Laura Montero León son integrantes de sus organizaciones y por ello los investigaban los agentes policiacos de la PFP? --Ni Laura Montero ni mucho menos Germaín Flores son integrantes de nuestro partido y ejército Ya lo decíamos anteriormente: la búsqueda de los agentes de la PFP era para ubicar a algún miembro de nuestra estructura clandestina Sobre si, como presumen la Sedena y las policías federales y del Distrito Federal, el PDRP-EPR tiene presencia en el Distrito Federal, la respuesta es que sus elementos están no sólo donde existen condiciones de marginación y hambruna, sino en clases medias agredidas por la política neoliberal “Nuestra presencia en el Valle de México ha sido histórica Durante cuatro décadas nuestro trabajo no se ha detenido Generaciones de militantes y combatientes han contribuido en esta tarea incansable de educar, enseñar, preparar y de aprender de este pueblo” --¿Cuál es la presencia del PDPR-EPR en el territorio nacional? --Afortunadamente el trabajo revolucionario ha ido en ascenso, su crecimiento y su fortalecimiento han cubierto gran parte del país; en muchos estados de la República Mexicana hemos podido contar con el apoyo de comunidades, pueblos, colonias y barrios Mientras el neoliberalismo destruye la dignidad de los pobres, nuestra estructura se va consolidando con la incorporación de estos marginados Desde hace 41 años, asegura el grupo, la estructura guerrillera opera en el país y ha soportado las embestidas del Estado cada sexenio --“hoy el foxismo, mañana no sabemos quién”-- gracias a su proyecto contrapuesto a la corrupción y a la mentira “Nosotros somos diferentes Por ello la ofensiva foxista de querer vincularnos con el narcotráfico no es más que estúpida No somos el panismo, no somos la ultraderecha, no somos sinvergüenzas” El propósito de desprestigiar a esta organización clandestina, afirma, es para justificar la represión “para cualquiera que proteste” y con el fin de “crear una cortina de humo para que Santiago Vasconcelos, Gilberto Higuera, Miguel Angel Yunes, Macedo de la Concha y Martín Huerta continúen dirigiendo y administrando el narcotráfico en el país La amplitud de nuestro trabajo clandestino en varios estados ha sido para el foxismo muy incómoda Por eso ni se le ocurre decir que en quince minutos también resuelve el problema del EPR” Manda el Ejército En las respuestas del grupo clandestino, cargadas de retórica revolucionaria, advierte del endurecimiento gubernamental “La incapacidad del foxismo en estos cuatro años lo ha llevado a que hoy el Ejército sea el que mande en el país El avance de la mano autoritaria golpeará la lucha de los ciudadanos” Por ello, convoca, “los diversos sectores deben movilizarse para detener el continuo golpeteo de la ultraderecha, las ONG y los partidos políticos deben tomar una actitud de exigencia por que se respeten los derechos humanos y se liberen los presos políticos del país Para frenar a la ultraderecha debemos romper con esa política empresarial que produce millones de desempleados, y desterrar la absurda política panista, porque no es justo que hoy, en México, a los pobres les sea imposible estar vivos” --¿Cómo consideran la sujeción a proceso por los hechos de Tláhuac de 21 servidores públicos, entre ellos Marcelo Ebrard, y la protección de Fox a Ramón Martín Huerta? --De los 21 servidores públicos, ellos tendrán que defenderse de las acusaciones, omisiones, responsabilidades o inocencia sobre el caso Tláhuac “En cuanto a la protección de Fox a Martín Huerta, ésta se da dentro del contexto del derrumbe del foxismo, ya que necesita de un incondicional para imponer la fuerza (dada la incapacidad para resolver los grandes problemas nacionales) y que le sirva como aval para que el Ejército hoy tome las riendas del poder Y quien cubre este perfil es Martín Huerta, hombre preparado desde su juventud en las filas del Yunque, y por lo tanto, el más indicado para dar seguimiento a esta política provocadora que es la de agredir a los luchadores sociales, agredir al pueblo, amenazar y tratar de sentar precedente de que quien se oponga a este Estado represivo, pague con la cárcel o la muerte” Sobre la permanencia de Martín Huerta en el gabinete, el EPR afirma que es “la gran paradoja foxista: la seguridad pública en manos del Yunque Esta protección se da en el nuevo capítulo de la guerra sucia, que es el de criminalizar la lucha social Para esto son apoyados por minorías de poder, como son la Iglesia, el Ejército y la oligarquía, y a la vez tienen la cobertura de los voceros oficiales y oficiosos de algunos periodistas y analistas políticos” Esta protección, añaden, también es para que Martín Huerta ejecute la política de la venganza y no de la justicia, como lo fue el traslado de los hermanos Cerezo (estudiantes de la UNAM) a los penales de máxima seguridad de Matamoros, Tamaulipas, y Puente Grande, Jalisco, con el argumento falaz de que son ‘reos de alta peligrosidad’, tratando de vejar, desequilibrar y humillar a estos presos de conciencia, dándoles un trato de delincuentes y no de presos políticos En el ocaso del gobierno de Fox, Martín Huerta le sirve para dejar dos cosas establecidas: “Una, militarizar el país para que impacte en la opinión pública de que él esta ‘solucionando’ la inseguridad, y la otra es dejar una nación inestable política y socialmente para el próximo sexenio, y esto le permita tener márgenes de negociación ante un posible conflicto político personal” Bajo la protección presidencial, concluye el EPR, Martín Huerta “se prepara para hacer actos de ajusticiamiento (impulsar los escuadrones de la muerte) realizándolos con pequeñas células que traten de asesinar o desaparecer a enemigos políticos y luchadores sociales y hacer de esto crímenes perfectos, como fue el caso de la abogada Digna Ochoa Este manto protector hace que la patología foxista inunde al gabinete presidencial, y por eso hoy a Ramón Muñoz Gutiérrez y a Fox les urge mancharse las manos de sangre”

Comentarios