Chiapas, entre las entidades más afectadas por incendios

martes, 22 de febrero de 2005
* Reportan cada año 49 mil 501 hectáreas de superficie siniestradas Tuxtla Gutiérrez, Chis , 20 de febrero (apro)- Según un reporte de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), Chiapas figura entre los primeros lugares de superficie afectada por incendios forestales, principalmente por las quemas que agricultores y ganaderos realizan para la preparación de terrenos para la siembra y la renovación de pastos, respectivamente El análisis de los últimos 20 años de incendios forestales en Chiapas, permite ver que en promedio han ocurrido 31985 incendios por año, con un total de 49 mil 501 hectáreas de superficie afectada cada doce meses A lo anterior se le suman otros factores como las circunstancias climáticas, generalmente de calor extremo, escasas lluvias y la falta de organización de los productores para que las quemas no salgan de control Asegura la Conafor en su informe que las quemas agropecuarias ocupan 52% en la incidencia de incendios; 20% se debe a causas no determinadas; seguida de los provocados por los cazadores furtivos que, al igual que los fumadores, representan cada uno 9%; otras actividades, 8% (quema de lotes, rencillas, descargas eléctricas, litigios, basura y limpias de derecho de vía, entre otros) y las fogatas de los paseantes, con 2% Refiere que en la actualidad, aun cuando los motivos para prender fuego van más allá de una ancestral práctica de labranza de la tierra, una historia de 20 años de incendios forestales en Chiapas pone de manifiesto la falta de respeto y valoración de los recursos naturales, reflejada en el desconocimiento de que los bosques se protegen mejor aprovechándolos, es decir, haciendo un manejo responsable de ellos Dice el organismo oficial que tan sólo por incendios forestales se han perdido a lo largo de los últimos 20 años 990 mil 25 hectáreas, a causa de 6 mil 397 incendios forestales, de los cuales el 78% es correspondiente a pastizales; 17%, de vegetación arbustiva; 2%, de renuevo, y 3% de arbolado adulto (297 mil 7 hectáreas) Para la Conafor, la mayor pérdida resulta ser de carácter indirecto e intangible, que corresponde a los efectos ambientales y sociales posteriores a la ocurrencia de los incendios, a menudo palpables en el largo plazo, y que repercuten en numerosos impactos ambientales, tales como: pérdida de la vida silvestre; alteración de los cursos de agua; pérdida en la productividad de los suelos; iniciación de procesos de erosión; daños a la belleza escénica; disminución de fuentes de trabajo; contaminación de la atmósfera con sus consecuentes efectos en la salud pública y, en general, importantes limitaciones a la calidad de vida de las personas, no sólo de la comunidad, sino de repercusión global

Comentarios