Deplora EU violación de derechos humanos en México

martes, 1 de marzo de 2005
* En su informe anual arremete contra narco y corrupción de policías * Sin solución, casos como muertas de Juárez y violencia en Chiapas Washington, 28 de febrero (apro) - La creciente infiltración del narcotráfico en México ha resultado en un aumento de violencia y corrupción entre las agencias policiales y en la filas del Ejército, lo que tiene consecuencias negativas para la defensa de las garantías fundamentales de los mexicanos, denunció el gobierno de Estados Unidos en su informe anual 2004 sobre la situación de los derechos humanos en el mundo “El personal militar y oficiales de la policía cometieron abusos a los derechos humanos”, sostiene el informe que divulgó el Departamento de Estado, y que dedica 43 páginas al caso de México “La corrupción se extendió entre los rangos policiales y con menos alcance en el Ejército”, detalla el reporte, que por ley se elabora cada año y se envía al Congreso federal Las críticas y denuncias sobre el deterioro de la situación de los derechos humanos en México --que hace en esta ocasión el gobierno de George W Bush al de Vicente Fox-- ya se habían hecho desde el año pasado, aunque con menos énfasis, y son muy similares a las que tradicionalmente hizo el Departamento de Estado durante las gestiones de Miguel de la Madrid Hurtado y Carlos Salinas de Gortari, cuando la corrupción por narcotráfico se empezó a enraizar en los niveles más altos del poder en México “Aumentaron la violencia y los asesinatos relacionados al narcotráfico, particularmente en los estados del norte… En los crímenes relacionados al narco continuaron los alegatos sobre el involucramiento de la policía, especialmente a nivel estatal; y también la corrupción e ineficiencia de los cuerpos de seguridad bloquearon las investigaciones”, anota el informe Como lo hizo recientemente al calificar de “débil e ineficiente” al sistema judicial del gobierno foxista, en reacción a la desaparición de 27 ciudadanos estadunidenses en Nuevo Laredo, Tamaulipas, el Departamento de Estado reitera el señalamiento que tanta molestia causó en Los Pinos: “Durante 2004 continuaron implementándose las reformas judiciales, sin embargo, persistió la ineficiencia judicial y la corrupción” Las críticas que hace el Departamento de Estado en su informe sobre la situación de los derechos humanos en el mundo, se responden regularmente por parte de las autoridades mexicanas bajo el pretexto de que Estados Unidos se autoexcluye de dicha revisión, erigiéndose en juez universal capaz de juzgar y sentenciar a otros sin tomar en cuenta primero la situación de los derechos humanos de los estadunidenses Reclamo de ONG No obstante, las ONG defensoras de las garantías individuales siempre están de acuerdo con las conclusiones y críticas de Estados Unidos sobre la situación de los derechos humanos en México Lo que había dejado de ser crítica para el gobierno mexicano, por lo menos en los primeros dos años de la presidencia de Fox, es nuevamente impugnación común del Departamento de Estado: “Hubo muertos en prisión durante el año; también, numerosos reportes de ejecuciones llevadas a cabo por bandas rivales del narcotráfico, entre cuyos miembros se incluye a personal de seguridad a nivel federal, estatal y municipal, activos e inactivos Hubo varias instancias en las que miembros de las fuerzas de seguridad fueron arrestadas por trabajar para o con los traficantes de narcóticos “A través del país, pero particularmente en los estados de la frontera norte, aumentó la violencia relacionada al tráfico de narcóticos Reportes de la prensa local e internacional indicaron que un grupo conocido como ‘Los Zetas’, compuesto por exmiembros del Ejército, estaban trabajando con las organizaciones del tráfico de drogas” Sobre los otros aspectos de la situación de los derechos humanos en México, el informe del gobierno de Bush destaca el status quo con respecto de años anteriores para el caso del tráfico de menores y mujeres para la explotación sexual; los constantes abusos de los que son víctimas las poblaciones indígenas, la de privación arbitraria de la libertad y la vida a manos de oficiales policiales y del Ejército; el asesinato y desaparición de mujeres en Ciudad Juárez, Chihuahua; la investigación de ejecuciones extrajudiciales; la solución y continuidad a las denuncias de casos conocidos de personas que han sido sujetas a la violación de sus derechos humanos, y el estancamiento del proceso de paz en Chiapas Periodistas sacrificados Entre lo más sobresaliente del informe en términos de las implicaciones que ha tenido el narcotráfico en la degradación de los derechos humanos en México, el Departamento de Estado habla también de los efectos negativos en la prensa y la libertad de expresión “Tres periodistas fueron asesinados durante el año en los estados norteños de Baja California y Tamaulipas; algunos periodistas, particularmente en los estados del norte, practicaron la autocensura en respuesta a las amenazas de narcotraficantes”, destaca En una de las pocas menciones positivas que hace, el informe indica que en 2004 “no hubo asesinatos políticos por parte del gobierno o sus agentes, sin embargo, las fuerzas de la seguridad mataron a varias personas durante el año”

Comentarios