Bajo fuego "amigo"

domingo, 13 de marzo de 2005
¿Cómo explicar la “lluvia de balazos” que el pasado 4 de marzo cayó sobre el auto en que viajaban Giuliana Sgrena, periodista del diario Il Manifiesto, y Nicola Calipari, agente de los servicios de inteligencia de Italia?, cuestiona Proceso en su edición de este domingo 13 de marzo El presidente George W Bush prometió una investigación a fondo y con la participación de Italia para esclarecer el “incidente” Pero no convenció a nadie Desde hace dos años las fuerzas estadunidenes que ocupan Irak multiplicaron agresiones voluntarias o accidentales contra periodistas locales y extranjeros En muy pocos casos aceptaron realizar investigaciones Éstas fueron siempre superficiales y jamás encontraron culpables a los militares Una sola vez el Pentágono aceptó la responsabilidad de sus soldados, pero rehusó castigarlos Robert Ménard, secretario general de Reporteros Sin Fronteras (RSF), pidió que la Organización de las Naciones Unidas se encargue de investigar la tragedia del pasado 4 de marzo “Nos parece que semejante investigación no puede estar a cargo de las fuerzas armadas estadunidenses, las cuales, en casos anteriores, se limitaron a redactar informes vagos con el único propósito de exonerar a sus militares de toda responsabilidad” argumentó Ménard, refiere Proceso en su edición de este domingo 13 de marzo

Comentarios