Pemex en la asfixia

domingo, 13 de marzo de 2005
Un documento sobre el "estado de situación patrimonial" del Fondo Laboral de Petróleos Mexicanos (Folape), que concentra los recursos destinados al pago de salarios, pensiones y jubilaciones de empleados de la paraestatal, revela la dramática situación de la empresa El documento destaca que mientras las aportaciones a dicho fondo en septiembre de 2004 representaban 4 mil 865 millones de dólares, las pensiones pagadas del mismo sumaron 4 mil 856 millones de dólares en el mismo mes, lo que demuestra el agotamiento del fondo La creciente carga financiera generada por el pasivo laboral (conformado por jubilaciones y pensiones) de Petróleos Mexicanos no fueron obstáculo para que, en casi cinco años de administración foxista, la paraestatal aumentara 55% su personal directivo y de confianza Al término del gobierno de Ernesto Zedillo, la plantilla laboral de la empresa estaba conformada por 90 mil plazas Para diciembre de 2004, el gobierno de Vicente Fox había engrosado la nómina con más de 50 mil nuevos ingresos, de acuerdo con información de la paraestatal En contrapartida, la Dirección General de Pemex, a cargo de Raúl Muñoz Leos, aplicó uno de los recortes de personal más severos al acelerar la jubilación de más de 30 mil empleados, según declaraciones de los afectados A diciembre de 2004, el Fondo Laboral de Pemex (Folape) -que se utiliza para el pago de salarios, pensiones y jubilaciones- representó una carga anual de 30 mil 800 millones de dólares, como resultado de los siguientes factores: incremento en el número de empleados, antigüedad, salarios, pensiones y otros beneficios después del retiro, así como aumentos de erogaciones para trabajadores despedidos, según explicó a inversionistas del mercado de valores Juan José Juárez Coppel, director corporativo de Finanzas de la paraestatal Ese incremento del Folape, en su apartado correspondiente a contingencias laborales, se debió también a una erogación de 900 millones de dólares generada por las concesiones otorgadas al Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana en la más reciente negociación contractual Protegido por el secreto fiduciario, el Folape forma parte de los 24 fideicomisos sobre los que la Secretaría de Hacienda se niega a dar información, a pesar de que éste resguarda los recursos de las pensiones de los trabajadores de la paraestatal y las aportaciones hechas por el gobierno federal El Comité de Información de Pemex resolvió, en su sesión ordinaria número 17, celebrada el 13 de septiembre de 2004, declarar reservada por 12 años la información relacionada con el monto de los intereses generados por las inversiones hechas con los recursos del Folape Bajo la administración de BBVA Bancomer Servicios, el fideicomiso que maneja al Folape concentra las aportaciones realizadas por la paraestatal, los trabajadores y el gobierno federal para cubrir el monto de las pensiones, que anualmente supera los 200 mil millones de pesos, aproximadamente mil 750 millones de dólares Un documento sobre la situación patrimonial del Folape, correspondiente a septiembre de 2004 y al que este semanario tuvo acceso, revela la delicada situación de la paraestatal y los problemas que enfrenta para cubrir las pensiones de su personal en retiro En el rubro Patrimonio del Folape, el documento destaca que mientras las aportaciones a dicho fondo en la fecha señalada representaban 54 mil 489 millones 918 mil pesos -4 mil 865 millones de dólares-, las pensiones pagadas sumaron 54 mil 637 millones 297 mil pesos -4 mil 856 millones de dólares-, lo que demuestra el agotamiento del fondo El documento añade que las pensiones pagadas en ese mes no sólo agotaron las aportaciones hechas al fondo, sino que comprometieron seriamente el patrimonio de la paraestatal Por ejemplo, mediante acuerdos para la reestructuración de plazas, contemplados dentro de los lineamientos de la Secretaría de Hacienda para el Programa de Retiro Voluntario, Pemex resolvió tanto la liquidación de trabajadores como su jubilación anticipada, lo que ha generado contingencias laborales por más de 9 mil millones de pesos en el último año El costo de estas liquidaciones no se ha traducido, sin embargo, en un beneficio real para la empresa, pues estas plazas, que debieron cancelarse, fueron ocupadas por personal de nuevo ingreso La Dirección General justificó los recortes y las posteriores contrataciones, según documentos oficiales, en virtud de sus "atribuciones y facultades para aplicar políticas de redimensionamiento de sus estructuras organizacionales y ocupacionales en todas sus dependencias, considerando la implantación de nuevos sistemas y métodos de trabajo" En octubre de 2004, los gastos de Pemex relacionados con sus pensiones y jubilaciones rebasaron las partidas destinadas a su nómina La empresa tenía entonces 24 trabajadores activos por cada jubilado No obstante, el pasivo laboral de la paraestatal ha aumentado de manera significativa en los últimos cuatro años debido a los programas de despidos y reingeniería de procesos impulsados por la paraestatal Retiro con descuento En el proceso de "retiro voluntario" de 30 mil empleados, la Dirección Corporativa de Administración de Pemex determinó que la pensión que se fijaría a los trabajadores de confianza reconocería 20 años de antigüedad y equivaldría a 60% del salario que se percibía en el momento del retiro Sin embargo se realizaron algunos ajustes e, incluso, se autorizaron condiciones especiales para el pago de liquidaciones y jubilaciones a través de la firma de convenios La negociación incluyó la posibilidad de adelantar la jubilación sin cumplir los 25 años de antigüedad como mínimo Para ello, se tomarían en cuenta los días festivos laborados, descansos obligatorios y turnos adicionales Los recortes más drásticos se han aplicado en Pemex-Refinación, de acuerdo con un documento de la Subdirección Corporativa de Relaciones Laboral, fechado el 25 de marzo de 2004 Mediante el acuerdo PXR-DG-08/03, del 18 de marzo de 2003, la Dirección General del Organismo Subsidiario Pemex-Refinación autorizó reorganizar las estructuras de las plazas de confianza de la Subdirección de Promoción El acuerdo negaba el reacomodo de los trabajadores cuyas plazas fueron canceladas pero, una vez más, les otorgó el beneficio de una pensión equivalente a 60% con tan sólo 20 años de antigüedad acreditada Los convenios de retiro voluntario -varios de éstos en poder de Proceso- establecen que la petición de dar por terminada la relación contractual se hace, en todos los casos, de parte del trabajador: De manera discrecional, de acuerdo con los documentos, Pemex accedió en algunos casos, "por única vez", a aplicar jubilaciones y primas de antigüedad bajo las mismas condiciones tanto para trabajadores con 15 años de tiempo laborado como para aquellos con más de 29 años l

Comentarios