La trampa electoral

domingo, 20 de marzo de 2005
La iniciativa del PRI para permitir que los mexicanos radicados en el extranjero participen en las elecciones nacionales reveló la originalidad de la política parlamentaria mexicana: "Fue una trampa y se lo advertimos al PRD", dicen los panistas "No teníamos opción", responden éstos Así que ambos cayeron derechito en ella Eso sí, coinciden en que la propuesta que aprobaron los diputados -incluidos los tricolores- tiene pocas oportunidades de sobrevivir al bloqueo de los senadores priistas El tema del voto de los mexicanos en el extranjero sólo fue producto de una actitud "electorera" y de "simulación" de los partidos y el presidente de la República, dice el legislador priista Héctor Gutiérrez de la Garza En 1999, de cara a las elecciones presidenciales que ganó Vicente Fox al año siguiente, todos los partidos en la Cámara de Diputados aprobaron una iniciativa para que los mexicanos pudieran votar en el extranjero, pero al llegar al Senado el PRI votó en contra y la frenó Seis años después, el juego se repite: Los partidos que el pasado 22 de febrero aprobaron la iniciativa en la Cámara de Diputados conocían sus errores y, por lo tanto, la posibilidad de que el Senado los corrigiera, haciendo improbable que la ley entre en vigor para los comicios presidenciales de 2006 Legisladores que participaron en las recientes negociaciones, como el panista Pablo Alejo y Emilio Zebadúa (por el PRD), sostienen que "si realmente estuviera a favor del voto", el PRI no habría propuesto un dictamen alternativo "tan complejo y ambicioso" Al analizar el dictamen -que se encuentra en calidad de minuta en el Senado de la República-, el presidente del Consejo General del Instituto Federal Electoral (IFE), Luis Carlos Ugalde, le encontró deficiencias "que imposibilitan al instituto organizar elecciones en el extranjero con plena legalidad y certeza" Los diputados se han dicho engañados por Ugalde y lo acusan de utilizar "un doble lenguaje", porque el 22 de septiembre pasado el funcionario les dijo que el voto es viable técnicamente Lo cierto es que, de acuerdo con la versión estenográfica de aquella reunión, Ugalde también advirtió sobre los aspectos que debería contemplar la reforma para hacerla posible desde el punto de vista jurídico, técnico y financiero Acuerdo roto El dictamen aprobado en la Cámara de Diputados por los partidos -excepto el PT y algunos legisladores del PRI- pasó por un accidentado proceso de negociación de 11 meses Emilio Zebadúa y Pablo Alejo relataron que al inicio de la actual legislatura los partidos formaron dos grupos de trabajo: uno discutiría la reforma electoral y otro el voto de los mexicanos en el extranjero Zebadúa, quien participó en el segundo, recuerda que en la Secretaría de Gobernación se trabajó un acuerdo con las bases mínimas para elaborar el dictamen final y que todos los partidos lo firmaron el 6 de abril "El avance de las negociaciones, hay que decirlo, corrió a cargo de tres actores: el entonces subsecretario de Desarrollo Político, José Paoli, los representantes de PAN y PRD, y nunca del PRI", recuerda el diputado y exconsejero del IFE Se avanzó a tal punto que la iniciativa tenía posibilidades reales de ser dictaminada y aprobada en comisiones, pero enfrentó dos obstáculos El primero fue que el PAN titubeó siempre en el aspecto de la credencialización, que el PRD y Gobernación siempre consideraron necesaria "La posición del PAN generó incertidumbre con respecto a la suerte final que podría tener 'la propuesta mínima', como la llamamos" El otro obstáculo, resume Zebadúa, "fue que el PRI no vio con buenos ojos que pudiera prosperar esa iniciativa mínima, quizá porque en el fondo veía que no iba a enfrentar cuestionamientos de carácter técnico, logístico o financiero alguno" -Precisamente por ello, el PRI debió impulsarla -se le comenta -Si realmente estuviera a favor del proyecto -responde el legislador El representante del PAN en las negociaciones, el diputado Pablo Alejo, dice que el acuerdo firmado en Gobernación por los partidos, incluyendo al PRI, contemplaba que esos "mínimos" serían parte de una iniciativa que el Ejecutivo y el Legislativo presentarían de forma conjunta Pero la diputada por Coahuila, Laura Martínez -quien presentó a nombre del PRI la iniciativa aprobada finalmente por la Cámara de Diputados-, asegura que Fox se adelantó: "Inopinadamente el Ejecutivo presenta su iniciativa sin avisarnos y con ello rompe el acuerdo El colmo es que después se va al extranjero a promover esa iniciativa", dice molesta Y es que mientras los diputados seguían trabajando en una iniciativa que parecía contar con el aval de todos -aunque reconocen que el PRI se mantuvo alejado de las discusiones-, Vicente Fox presentó el 16 de junio su propia iniciativa, que reprodujo los aspectos generales de la mesa de Gobernación Lo hizo un día antes de iniciar su gira por Chicago, donde se entrevistó con mexicanos radicados allá Pablo Alejo justifica a Fox Afirma que al levantarse PRI y PRD de la mesa sobre la reforma electoral, en abril pasado, el tema del voto quedó olvidado, por lo que el presidente, al presentar la iniciativa, decidió incorporar los acuerdos mínimos fijados en Gobernación "Con esta acción el Ejecutivo le pone motor al tema para que empiece a andar en la Cámara de Diputados y a partir de ahí empezamos a tener más acercamientos con los grupos parlamentarios" En cambio, le echa la culpa al PRI: "El PAN acepta tal y como está la propuesta de Fox; el PRD decide continuar en pláticas con nosotros, haciendo algunas propuestas como la credencialización, un tema en el que mantenemos diferencias, pero seguimos en pláticas El PRI de plano se retira y, para sorpresa nuestra, decide presentar a mediados del período pasado su propia iniciativa" Emilio Zebadúa apunta que en ese momento el PRD se encontró en una disyuntiva: continuar trabajando con el PAN y convencerlos de que la credencialización es necesaria o irse con el PRI Y explica por qué optaron por dejar solo a Acción Nacional: "Teníamos dos proyectos Acabamos votando el del PRI, que es más ambicioso y complejo, porque está orientado a incorporar a un mayor número de votantes La del Ejecutivo planteaba establecer casillas sólo en cinco localidades de Estados Unidos Empujamos en la recta final la del PRI porque, por ser una propuesta de este partido, se tenía asegurado desde un inicio la mayoría de votos en la Cámara" Añade: "La otra propuesta, sin la participación del PRI, ya estaba atorada, en tanto que la de los priistas generó mucho entusiasmo entre las organizaciones que viven en el extranjero porque va destinada a todos y no a un núcleo pequeño" Y abunda al respecto: "Era la iniciativa que tenía el aval del PRI, el partido que asegura la mayoría de los votos en las dos cámaras Esta situación, más el atorón en que se encontraba la otra iniciativa, además de la polarización que se empieza a generar y el hecho de que PRI y PRD empiezan a ver las cosas de manera común en la Cámara, es lo que nos hace inclinarnos por la propuesta del PRI" Zebadúa aclara que su posición es que, por tratarse de un ejercicio inédito, "deberíamos avanzar paso a paso, de lo mínimo a lo máximo Por eso suscribí el acuerdo en Gobernación y he sido impulsor de esta propuesta, pero ante su atorón apoyé la del PRI El PRD lo que vio es que esta iniciativa daba el voto a todos, no a una parte de los mexicanos que viven fuera Pero a mí me hubiera gustado la fórmula mínima" El PAN, a su vez, no quiso pagar los costos de no estar a favor, por lo que finalmente también decidió apoyar la iniciativa priista Héctor Gutiérrez de la Garza, uno de los diputados del Revolucionario Institucional que votó contra la iniciativa, sostiene que se trató de una propuesta que sólo trae "un discurso político" y que finalmente el PAN queda mal, porque siempre se ha opuesto al voto de los mexicanos en el extranjero "Ahora lo apoyaron sólo porque Fox envió la iniciativa Su respaldo a la iniciativa del PRI sólo fue una posición política, porque nadie, ningún partido, quiso asumir el costo de rechazar la posibilidad del voto" Asegura que el documento aprobado, como dice el presidente del IFE, padece carencias de operación y errores que harán difícil su aplicación Y afirma: "Por eso digo que se trató de una decisión electorera Tomando en cuenta cómo se dio el proceso, pareciera que se trató de una simulación, pero de todos los partidos, incluyendo a Vicente Fox, que envió una iniciativa mala" Para la legisladora priista Laura Martínez y para Zebadúa, la iniciativa aprobada no tiene los errores que le atribuyen los senadores, Silvia Hernández, del PRI, y César Jáuregui, del PAN El perredista insiste: "En la Cámara de Diputados estuvo Carlos Ugalde, presidente del IFE, para intercambiar opiniones sobre los distintos proyectos El IFE hizo estudios de presupuestación, conoció las distintas iniciativas y ha dicho en todo momento que se puede llevar a cabo El aval técnico siempre lo hemos tenido de parte del IFE Es cierto que la iniciativa aprobada es compleja, pero no imposible de llevar a la práctica" Y adelanta: "No es posible pensar que porque hay algunas complicaciones de logística, de aplicación de algunos de los preceptos, como los hay en el propio territorio nacional, se descarte el proyecto por entero" A decir de Emilio Zebadúa, si el Senado corrige la iniciativa, "por los tiempos legislativos yo pensaría que se destruye el proyecto Lo cierto es que si los senadores hacen modificaciones esgrimiendo argumentos seudotécnicos para cubrir su oposición al voto, seguramente matarán el proyecto" Entrampados El panista Alejo, que votó junto con su partido a favor de la iniciativa, no está muy convencido de sus contenidos y señala deficiencias como la falta de control sobre el financiamiento de las campañas, la falta de presupuesto para echar a andar la iniciativa y, sobre todo, que el costo de la credencialización será muy elevado "Todos estos puntos ya se los hicimos saber a nuestros senadores y sé que intentarán corregirlos en el Senado de la República", dice En cuanto a la posición del PRD, que primero respaldaba la iniciativa del PAN, el diputado panista reveló que durante la discusión de ambas propuestas, y para mantener el voto perredista, "llegamos a un acuerdo con ellos: si no llegaban a mayores acercamientos con el PRI, se venían con nosotros" Y apunta que desde el inicio de las discusiones el PRI fue renuente a avanzar en el tema "Sí suscribió el acuerdo en Gobernación, pero ya no participó en la discusión posterior Se separó y luego presentó su propio documento" Lo curioso, agrega, es que el PRI, después de haber mostrado poco interés en discutir el tema y sin presentar razones sólidas para negarse, llevó a tribuna una iniciativa mucho más amplia y compleja Él lo atribuye a que la verdadera intención de los priistas al presentar otra iniciativa fue romper el acuerdo al que PAN y PRD estaban llegando "Lo que nosotros pensamos es que el PRI intentó romper el techo Es decir, como no pudieron deshacer el acuerdo que ya teníamos con el PRD en los puntos mínimos, se fueron al otro extremo, presentando una iniciativa maximalista Su pretensión también fue ver si con esto el PAN modificaba su propuesta"

Comentarios