Niega Hernández Flores "carpetazo" al crimen de Mora

viernes, 25 de marzo de 2005
* La indagatorias continuarán “hasta sus últimas consecuencias”, asegura * Rechaza negligencia de la Procuraduría de Justicia Ciudad Victoria, Tamps , 24 de marzo (apro)- El gobernador Eugenio Hernández Flores afirmó que las investigaciones sobre el homicidio del periodista Roberto Mora García, director Editorial del diario El Mañana, de Nuevo Laredo, siguen abiertas y advirtió que continuarán hasta sus últimas consecuencias, por lo cual no se le dará “carpetazo” “Estamos siguiendo de cerca este caso y de ninguna manera se ha dado ni permitiremos que se le de carpetazo Las autoridades correspondientes tienen instrucciones de llegar hasta sus últimas consecuencias”, señaló el mandatario a través de un comunicado de prensa El mandatario defendió la actuación que ha tenido hasta ahora la Procuraduría de Justicia de Tamaulipas, la cual ha sido criticada por la Comisión en Memoría, que hace un seguimiento sobre el caso y considera que el asesinato continúa en la impunidad, a pesar de que se detuvo a dos supuestos responsables “Las diligencias practicadas hasta el momento confirman que la Procuraduría de Justicia en el estado ha actuado conforme a la ley, que se atienden las demandas de mejor justicia por parte de la sociedad tamaulipeca y queda en manos del Poder Judicial la sanción correspondiente”, dijo Hernández Flores El pasado 19 de marzo se cumplió un año del asesinato de Mora García, quien se desempeñaba como director Editorial del periódico El Mañana, de Nuevo Laredo En la víspera del aniversario, la Comisión en Memoria, formada por cinco agrupaciones de periodistas nacionales e internacionales, emitió un comunicado en el que informó sobre las irregularidades encontradas en las investigaciones realizadas por la Procuraduría de Justicia de Tamaulipas, por las que consideraban que el crimen continúa impune y con ello se mantenía en entredicho la garantía de libertad de expresión en Tamaulipas Ese mismo día, el cónsul de Estados Unidos en Nuevo Laredo, Michael Yoder, también reclamó al gobierno tamaulipeco por las supuestas torturas recibidas por el ciudadano estadunidense Mario Medina, quien fue acusado como el autor material del homicidio, y sobre las condiciones no esclarecidas de su asesinato cuando estaba en prisión El gobernador Hernández Flores había ofrecido desde el pasado lunes una entrevista para dar la postura de su gobierno ante los señalamientos de la Comisión en Memoria y del consulado de Estados Unidos en Nuevo Laredo, pero fue hasta este miércoles cuando la dio a conocer a través de un boletín El mandatario señaló que en su gobierno “no hay espacio para ningún tipo de impunidad, ni tampoco se coarta la libertad de expresión de quienes trabajan o representan a los medios de comunicación” Al referirse al caso del periodista Mora García, afirmó que la averiguación previa número 251/04 se mantiene activa para agotar todas las líneas de investigación Investigación, por el camino correcto En el mismo boletín, la procuradora general de Justicia, Mercedes del Carmen Guillén Vicente, aseguró que “son incorrectas las supuestas incongruencias en las investigaciones, como el hecho de que el cuchillo que se presentó como arma homicida no correspondía a las heridas detectadas en el cuerpo de Mora García, pues el protocolo de autopsia no refiere que el objeto utilizado haya sido un arma de doble filo” “Esto se deduce por las expresiones que se asientan en la investigación pericial por quienes la practicaron, al señalar traumatismos causados por objeto punzo-cortante de bordes regulares y de ángulos cortantes en tórax anterior y posterior”, argumentó Guillén Vicente indicó que “como consecuencia de las investigaciones realizadas por la Policía Ministerial del estado se logró la detención de dos vecinos del periodista, quienes confesaron su participación en el asesinato, uno como autor material y otro como cómplice” Ambos fueron identificados como Mario Medina Vázquez e Hiram Oliveros Ortiz “Las investigaciones para determinar su participación y responsabilidad en el asesinato del periodista incluyó la recolección de muestras de sangre en el apartamento de los sospechosos Las muestras encontradas en varios puntos del inmueble y en el mango del cuchillo usado para consumar el crimen, determinaron (vía ADN) que pertenecía a Roberto Mora, por lo que se procedió a su detención y reclusión en el Cereso Dos de Nuevo Laredo”, añadió la procuradora El 13 de mayo del mismo año, Mario Medina Vázquez, autor material confeso del asesinato de Roberto Mora, fue privado de la vida en el interior del propio Centro de Readaptación Social “Su muerte fue atribuida a varias personas, entre ellos tres reclusos Las investigaciones al respecto establecen lo siguiente: Mario Medina fue abatido por el recluso Roberto Herrera González, que contó con la ayuda de sus hermanos Juan Antonio y Francisco Javier, y el también recluso Osiel Marroquín Arias”, dijo en el boletín Además, se ejercitó acción penal contra el custodio Epitacio Sebastián Arias por encubrimiento y falsedad de declaraciones dadas a una autoridad, así como contra Hiram Oliveros Ortiz, acusado de coparticipación en el crimen de Mora García, por falsedad de declaraciones

Comentarios