El Charco del Ingenio, refugio ecológico para la paz

sábado, 26 de marzo de 2005
* En las afueras de San Miguel de Allende, el jardín botánico es visitado por cientos de personas Guanajuato, Gto , 25 de marzo (apro)- Elegido por el Dalai Lama como uno de los espacios en México declarados “zonas de paz”, el jardín botánico El Charco del Ingenio, ubicado en San Miguel de Allende, se convirtió también, por impulso de la asociación civil que cuida de él, en una zona de preservación ecológica, declarada así a fines de febrero pasado por el Ayuntamiento de ese municipio Se trata de un jardín dedicado a la preservación, estudio y cuidado de numerosas especies de cactáceas, que es visitado por cientos de personas y que cuenta con un centro ceremonial, venta de plantas, espacios de recreación, caminata, y está ubicado en la salida de San Miguel de Allende a Querétaro En el lugar existe, además, una cañada de la que se resalta su valor paisajístico, histórico y ecológico para San Miguel de Allende, uno de los elementos considerados en la declaratoria como zona de preservación ecológica a cargo del Ayuntamiento En ocasión de la ceremonia que anualmente se realiza en esa zona por el equinoccio de primavera, el director del jardín, César Arias de la Canal, informó a Apro que la creación de las “zonas de paz” es una iniciativa de un grupo civil denominado Asociación Mexicana para los Derechos Humanos y la Paz, misma que recibió el respaldo del XIV Dalai Lama, Tenzin Gyanso, quien durante su pasada visita a México cumplió con la consagración de estos espacios Se trata de zonas que sirven como refugios o santuarios para personas y otros seres vivos, obras de arte y monumentos Su antecedente es el proyecto Laj Chimel, un bosque de niebla localizado en las montañas Quiché, en Guatemala, donde se registraron matanzas de campesinos indígenas a manos de los militares Se trata, según detalló César Arias, de un proyecto que impulsa Rigoberto Menchú como una reserva ecológica para la paz El Charco del Ingenio cumple con los requisitos para esta declaratoria al ser un espacio dedicado a la conservación de la diversidad biológica, recursos naturales y culturales; y su operación como espacio comunitario a cargo de un grupo ciudadano independiente, donde se atiende a especies en peligro de extinción o amenazadas La asociación civil El Charco del Ingenio, AC (constituida formalmente en noviembre de 1998), también luchó por el reconocimiento de las autoridades municipales como una zona de preservación ecológica, a fin de contar con el respaldo de las leyes y autoridades ecológicas en la delimitación de los espacios de protección de especies, ante la invasión inmobiliaria que representa una amenaza para dicho espacio El cabildo sanmiguelense reconoció la labor de la asociación civil que en el Charco del Ingenio ha desarrollado “programas intensivos de protección y restauración del ambiente, los cuales comprenden instalación de cercas, restricción de pastoreo y tala de vegetación, prevención de incendios, obras de conservación de suelos, reforestación, saneamiento de vegetación y recuperación de humedales”, los que en su conjunto “han propiciado un desarrollo notable del ecosistema en toda la zona bajo custodia de la asociación”

Comentarios