Languidece "Una luz amiga", programa de Pablo Salazar en Chiapas

miércoles, 6 de abril de 2005
* Se fortalece el movimiento de resistencia civil y el no pago a la CFE Tuxtla Gutiérrez, Chis , 5 de abril (apro)- En el marco del movimiento de resistencia civil y de la consigna del “no pago”, miles de chiapanecos en la Zona Altos, Costa y Soconusco de Chiapas deben a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) más de 180 millones de pesos por consumo de energía eléctrica Y aunque se echó a andar un programa en coordinación con el gobierno de Pablo Salazar, “Una luz amiga y tarifa vida mejor”, pocos han sido los efectos para abatir al rezago de adeudos de usuarios hacia la paraestatal Armando Reynoso Sánchez, superintendente de la CFE en Tapachula, que abarca la zona Costa y Soconusco, dijo que de 160 mil usuarios, 18% se mantienen en un movimiento de resistencia civil, de no pagar los recibos por consumo de energía eléctrica De ese 18%, de 10 a 12% mantiene rezagos que van más allá de tres bimestres Todo junto suma una cantidad superior a los 50 millones de pesos Los municipios donde se han resistido a pagar el consumo de energía son Escuintla, Cacahoatán, Tuzatán, Huixtla, Villa Comaltitlán, Arriaga, Tonalá y Puerto Madero En Escuintla y Huixtla algunos usuarios han tratado de agredir, y lo han hecho en contra de trabajadores de la CFE que pretenden cortarles el suministro de energía eléctrica Pero la situación más complicada para la CFE se encuentra en la zona Altos, Frontera, Selva y parte del Centro de Chiapas, donde se resisten a pagar otros usuarios El superintendente en San Cristóbal de Las Casas, José Antonio Domínguez Narváez, dice que en esas regiones se tiene un registro de más de 300 mil usuarios Pero es en los municipios de Chenalhó, Mitontic y Larráinzar donde se conjugan conflictos de índole social, étnico, político y religioso, lo que complica y hace más difícil destrabar la problemática de los adeudos pendientes El monto en total de los adeudos va más allá de los 130 millones de pesos Gran parte de éste corresponde a alcaldías que tienen adeudos por servicio de alumbrado eléctrico en comunidades rurales El movimiento de resistencia civil contra la CFE se inició en 1995 bajo el argumento de que Chiapas es el primer lugar en producción de energía hidroeléctrica y se cobran las tarifas más altas por el consumo de ella Y aunque se echó a andar un programa en coordinación con el gobierno de Pablo Salazar, “Una luz amiga y tarifa vida mejor”, pocos han sido los efectos para abatir al rezago de adeudos de usuarios hacia la paraestatal

Comentarios