Inicia la resistencia...

viernes, 8 de abril de 2005
* Unos 350 mil seguidores de AMLO llenan el Zócalo en repudio al desafuero México, D F, 7 de abril (apro)- Horas antes, dirigentes perredistas del Distrito Federal dudaban de que lograrían llenar la Plaza de la Constitución, símbolo de luchas históricas de la izquierda mexicana y que en 1995 recibió a Andrés Manuel López Obrador y a sus huestes tabasqueñas al final del Éxodo por la Democracia para denunciar el fraude electoral con que Roberto Madrazo se alzó con el triunfo de Tabasco El poco tiempo para organizar una mega movilización requerida como demostración de fuerza, así como el día y la hora convocadas por el mismo jefe de Gobierno, parecían operar en contra de las expectativas Una vez más, la popularidad de López Obrador y la eficacia de su equipo de gobierno, en especial la de Participación Ciudadana, se impuso y, por lo menos, se llenó la plancha del Zócalo, termómetro de la capacidad de movilización de partidos y/o líderes sociales, aunque ahora también del rating de los artistas que amenizan las veladas domingueras organizadas por el Instituto de Cultura del Distrito Federal Cuatro años de experiencia en organizar eventos musicales masivos, sin broncas mayores, se confirmaron en esta mañanera concentración, que no estuvo exenta de tensiones, ante avisos de la filtración de elementos del Estado Mayor Presidencial y se temía que provocaran disturbios; pero, al parecer, se trató de simples “orejas” ¿Cuántos llegaron la mañana del jueves a solidarizarse con López Obrador? Las cifras varían; mientras para algunos medios no fueron ni 65 mil, para la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal, madrugaron unas 350 mil personas, algunas de ellas pernoctaron en la plancha del Zócalo Cientos de camiones foráneos de pasajeros se estacionaron en las inmediaciones de las calles de Izazaga y cerca del Monumento a la Revolución, provenientes de Guerrero, Veracruz, Puebla, Estado de México, Oaxaca y Tabasco; aunque también llegaron contingentes de Chiapas, Quintana Roo, Campeche, Jalisco, Nayarit, Nuevo León, Sinaloa y Sonora Animados desde temprano por grupos musicales solidarios con el jefe de Gobierno, los asistentes poco resintieron la fresca mañana y la espera, algunos de hasta tres horas, porque a las seis de la mañana los primeros reportes hablaban de 5 mil asistentes, la mayoría comerciantes ambulantes que se instalaron detrás de las vallas como medida de protección al jefe de Gobierno El templete –que le daba la espalda al instalado en la Catedral Metropolitana en memoria de Juan Pablo II-- poco a poco fue llenado con los comités salientes y entrantes del CEN del PRD y del Distrito Federal, así como el gabinete en pleno, asambleístas e invitados especiales de López Obrador, como la candidata al gobierno del Estado de México, Yeidckol Polenvsky; el dirigente del Sindicato Mexicano de Electricistas, Rosendo Flores; líderes del PT, Convergencia y Foro Democrático –Alberto Anaya, José Narro, Cuauhtémoc Velasco y Gabriel García López--; Elena Poniatowska y Rosario Ibarra de Piedra Frente al templete, en primera fila no podían faltar Vicente Fox, Marta Sahagún y Carlos Salinas de Gortari… al menos, representados por mojigangas llevadas por una agrupación de artistas simpatizantes de López Obrador La lista de organizaciones, al menos por sus siglas, sería enorme, al igual que el número de mantas de apoyo y repulsión al presidente y su esposa, así como a los diputados del PRI y el PAN, y no se diga contra el expresidente Carlos Salinas de Gortari, quien sigue siendo el “villano favorito” de los mexicanos, como lo corroboraron los silbidos que seguían a su nombramiento por cualquiera de los oradores A las 8:48 se anunciaba un enlace vía satélite con los 97 diputados federales del PRD, que aparecieron en las pantallas gigantes saludando a los manifestantes con el puño izquierdo Todos vestidos de negro, por aquello de que el desafuero equivaldría a la muerte de la democracia, esperaron a que se acomodara el coordinador, Pablo Gómez Álvarez –quien, por cierto, hace seis años le disputó la candidatura a López Obrador-- para enviar un mensaje por el que se comprometían a defender al carismático tabasqueño desde su trinchera Gómez Álvarez aseguró que la lucha de la fracción perredista sería no sólo por los derechos políticos de López Obrador, sino los de todos los ciudadanos, ello al calificar el juicio de desafuero como “uno de los mayores agravios contra el pueblo de México”, por lo que convocó a los seguidores del jefe de Gobierno a “una lucha larga” La gente estaba más que animada, molesta por el inminente desafuero del más popular de los políticos mexicanos, a quien el primer maestro de ceremonias lo llamó en varias ocasiones el “próximo presidente de México” Tal vez por esa insistencia –había que guardar las formas, hasta ahora el tres veces candidato presidencial Cuauhtémoc Cárdenas no ha declinado-- el secretario general del PRD, Carlos Navarrete Ruiz, tomó el micrófono para corregir el discurso, y hablar de “probable” aspirante a la Presidencia Para hacer tiempo y que los huecos de la plancha del Zócalo se llenaran, Navarrete leyó un pronunciamiento firmado por los gobernadores perredistas Amalia García Medina (Zacatecas), Lázaro Cárdenas Batel (Michoacán), Narciso Agundez Montaño (Baja California Sur) y Zeferino Torreblanca Galindo (Guerrero), en el que expresaron su “solidaridad y completo respaldo” En el texto, los mandatarios estatales perredistas consideran que el desafuero “no sólo lesiona la vida política de la nación, sino que, además, es totalmente injusta”, por lo que reiteraron su rechazo al mismo En tanto, se pronunciaron porque “se reencause la política por el camino de la civilidad y se reconstruyan las condiciones para un trato respetuoso entre los integrantes de todos los niveles de gobierno que es lo que hoy le urge al país” El dirigente de Convergencia –partido aliado con el PAN en la elección del Estado de México-- Cuauhtémoc Velasco, habló del intento de los legisladores panistas y priistas de “descarrilar el tren de la historia, al ahogar los derechos políticos de los ciudadanos de elegir a quien mejor les parezca; el apoyo a Andrés Manuel López Obrador es contra el uso faccioso de las instituciones” Antes de dar la voz al presidente electo del comité perredista del Distrito Federal, Martí Batres Guadarrama, Navarrete llevó a colación los últimos datos de encuestas de opinión ciudadana sobre el juicio de procedencia; destacó que en el país “más del 60% se manifiesta contra el desafuero y en el Distrito Federal, más del 80% y sólo los ciegos no lo quieren ver” Martí Batres, quien formara parte del equipo cercano de René Bejarano, acusó al presidente Vicente Fox de “obedecer instrucciones de Carlos Salinas de Gortari, autor intelectual del desafuero, canallada en la que se aliaron el PRI y al PAN”; y proclamó que en México “no existe el estado de derecho” Al término de su discurso, con el Zócalo lleno al igual que sus accesos por 20 de Noviembre, Pino Suárez y Madero, Navarrete retomó el micrófono para anunciar, a las 9:45, la presencia de López Obrador, para quien se había dispuesto un camino libre por en medio de la plaza Acompañado sólo por sus tres hijos José Ramón, Andrés y Gonzalo, así como de Nicolás Mollinedo, Andrés Manuel López Obrador caminó pausado, saludando a los seguidores que no paraban de aplaudir, mientras fondeaba en el ambiente la melodía de Diego Torres, “Color esperanza”, en tanto que miles de globos amarillos con la imagen del jefe de gobierno fueron soltados al aire Sé qué hay en tus ojos/ con sólo mirar/ que estás cansado de andar/ y andar/ y caminar, girando siempre/ en un lugar, se escuchaba en voz de Diego Torres, mientras miles gritaban el apellido materno del jefe de Gobierno, quien una vez en el templete caminó a lo largo de éste para saludar y tocarse el corazón Emotiva entrada, lejos de parecer la de un mandatario víctima de embestidas para destituirlo desde el poder federal Y es que éste, al fin de cuentas, es el ambiente de López Obrador, el tabasqueño que formó parte de ese grupo de primeros perredistas para quienes la protesta masiva, era la única forma de obligar al régimen de partido único para hacerse escuchar y como respuesta tenían la represión Más de 600 perredistas muertos son testigos de esos tiempos duros, sobre todo durante el gobierno de Carlos Salinas de Gortari La concentración de este jueves en el Zócalo reveló que si bien para López Obrador la movilización ciudadana pacífica sigue siendo el mecanismo para provocar el cambio de actitud de los poderosos, la insistencia en no dañar a terceros, no como recomendación, sino como estrategia de lucha, es tal vez uno de los signos más claros de evolución Cuidado al extremo por policías capitalinos, el mitin estuvo conformado de un nuevo tipo de perredistas que aceptaron la propuesta de no caer en provocaciones y no acudir a la Cámara de Diputados, en tanto que estarían alertas al llamado de los comisionados por López Obrador para encabezar un comité de lucha, entre ellos Francisco Ortiz Pinchetti, Elena Poniatowska y Berta Maldonado Así, tranquilos los miles de ciudadanos que dejaron sus labores para respaldar a López Obrador, salieron con tranquilidad del Zócalo en espera del llamado de su nuevo líder, que declaró quererlos “desaforadamente” y que salió de la principal plaza del país de la manera que entró, sólo con sus hijos, y con el fondo del cantautor argentino Saber que se puede/querer que se pueda/quitarse los miedos/sacarlos afuera/pintarse la cara /color esperanza/tentar al futuro/ con el corazón Sé que lo imposible/se puede lograr/que la tristeza/ algún día se irá/ y así será/ la vida cambia y cambiará, se oía mientras el jefe de Gobierno acudía a la cita ineludible con su destino

Comentarios