Voto paisano: Una realidad dudosa

lunes, 2 de mayo de 2005
San francisco, 2 de mayo (apro) - Durante los últimos 20 años, voces de distinta índole ideológica han pretendido que se legitime el derecho a votar de los mexicanos que radican en el extranjero; una medida que siempre contó con el rechazo del PRI y que ahora parece hacerse realidad bajo el beneficio de la duda Sólo en Estados Unidos radican 10 millones de mexicanos No todos ellos podrán votar, ya que la medida aprobada por el Senado de la República el miércoles 27 de abril sólo permitirá participar a quienes cuenten con credencial de elector, es decir, alrededor de 4 millones de mexicanos, según un estudio del Instituto Federal Electoral El proyecto de decreto que reforma y adiciona diversas disposiciones del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe), mecanismo que permitirá a los ciudadanos mexicanos que radican en el extranjero votar por correo para elegir presidente de la República en 2006, tiene ciertamente dudas de manera intrínseca Para empezar, no existe un Registro de Electores en el Extranjero La propuesta prevé, según los tiempos aprobados, que del 1 de octubre al 15 de enero próximo los mexicanos residentes en el exterior a través de consulados, embajadas y vía internet, tengan a su disposición un formato para solicitar su inclusión al Registro de Electores en el Extranjero, junto con la solicitud de la credencial de elector Aquí se presenta el primer obstáculo para todos aquellos inmigrantes indocumentados que por temor o por cuidar sus trabajos, no estén dispuestos a ofrecer sus direcciones en Estados Unidos A pesar de esto, hasta aquí el procedimiento parece viable, pero el siguiente paso es dudoso: el IFE estructurará un padrón de migrantes, eliminando a cada uno de los mexicanos residentes en el extranjero de sus padrones de origen Es aquí donde se presenta el primer elemento de confusión, ya que la medida puede prestarse para “rasurar” o “inflar” el padrón de los mexicanos que viven en México afectando, incluso, a ciudadanos homónimos Recordemos que la manipulación del padrón fue una de las formas en que el PRI basó su hegemonía de más de 70 años a base de fraudes electorales El segundo paso será cuando se cierre el plazo de solicitudes el 15 de enero, entonces el IFE deberá escribir la leyenda “votará en el extranjero” y esperará hasta el 15 de febrero para la recepción de la documentación que por equis causa se retrase Un mes después, es decir, el 15 de marzo todos los partidos tendrán la posibilidad de revisar y verificar el nuevo padrón, junto al otro padrón de los mexicanos que radican en México Después de las correspondientes revisiones, el IFE va a enviar a cada votante un sobre con su boleta para emitir su voto y, claro, con el consiguiente remitente para que el sufragista lo devuelva a la dirección del Instituto vía correo, cuando haya decidido por quién votar Aparentemente el proceso parece de lo más normal y posible Pero aquí nos enfrentamos con otra duda ¿Está preparado el Servicio Postal Mexicano para las nuevas exigencias electorales? En cuanto a puntualidad, la fama del correo mexicano es nefasta Es bien sabido en los correos de medio mundo que una carta procedente del extranjero vive su travesía perfectamente, hasta que se deposita en las manos del correo mexicano, momento en el cual su futuro es incierto Pueden pasar dos cosas: o el destinatario recibe la susodicha comunicación con 20 días de retraso (siendo optimista) o sencillamente la carta se pierde Muchas personas que llevan viviendo años en el extranjero podrán coincidir en que padecen y sufren los estragos del Servicio Postal Mexicano, su falta de seriedad la atribuyó, por supuesto, a la escasez de recursos, pero el problema se centra en el desinterés del gobierno federal por modernizar y convertir esta institución en una empresa competitiva a nivel internacional ¿Cómo vamos a tener buen correo si no tenemos los suficientes carteros? Al menos en el interior de la República el correo funciona a base de “voluntarios”, a quienes cada destinatario paga “con la voluntad” los servicios del sufrido cartero de turno Las cartas se pierden, los cheques no llegan, y por supuesto, los votos enviados por correo, bajo estas circunstancias deficientes, pueden sufrir retrasos, robos o manipulación, con el agravante que esto constituiría un delito, pero sin sanción electoral, ya que aún no está regulada esta presunta circunstancia El voto por correo de los mexicanos que viven en el exterior, es un derecho inalienable y cuanto antes empecemos este “experimento” podremos darnos cuenta si funciona o no Sin embargo, hay que ser realistas y admitir estas dudas razonables que ponen en riesgo la efectividad de todo el proceso electoral del 2006 Resulta sospechoso que uno de los partidos promotores de esta medida sea el PRI, el mismo partido que no permitió durante décadas que los millones de mexicanos residentes en Estados Unidos emitieran con toda seguridad un voto de castigo contra el tricolor También resulta sospechoso que la Cámara de Diputados haya aprobado una iniciativa del voto en el exterior que, en la práctica, resultaba inviable, ya que habría sido necesario cambiar la Constitución, el Código Penal, e Código de Procedimientos Penales, la Ley de Impugnaciones, el Código Federal de Procedimientos Electorales… y seis leyes más También cae la sospecha en las diferencias internas del PRI en este asunto, ya que mientras la senadora del PRI, Silvia Hernández, defendía la propuesta, su compañero y coordinador de los diputados federales del PRI, Emilio Chuayffet Chemor, descalificaba la medida: “El voto por correo, en mi opinión, tiene problemas: uno, acota el universo Las reglas que están por aprobarse en el Senado, hace que el número de votantes sea notablemente inferior al que pensábamos será en términos de nuestra propia consideración, de lo que aquí se aprobó”, dijo el mandamás de Roberto Madrazo, al tiempo que desvelaba la posibilidad de los tradicionales “chanchullos”: “Todavía no me queda claro y nadie me dice de los órganos electorales, cómo van a garantizar la secrecía del voto por coreo , que esa es una garantía fundamental del mexicano, la emisión de un voto libre, secreto, personal e intransferible, como dice la Ley” A diferencia de los diputados, la Cámara alta fue más efectiva y realista El voto por correo es una práctica generalizada en los países desarrollados donde funciona estupendamente 69 países del mundo lo practican, 39 bajo el voto presencia, 24 por correo, cinco con voto mixto y otros como Australia bajo el voto vía fax de sus nacionales en la Antártica Incluso en otros países como Bélgica se aplica el “voto procuración”, a través de un mandatario cuando los votantes están ausentes La medida debe y tiene que ser viable siempre y cuando se establezcan los mecanismos necesarios para llevarla a buen recaudo asegurándose que se respete escrupulosamente cada voto enviado por correo El senador perredista Demetrio Sodi de la Tijera alude a la “fe” para que los mexicanos residentes en el extranjero se animen a emitir su voto a través del correo en las próximas elecciones: “Hay que tener fe de que no va a haber trampa, de que se va a manejaron honorabilidad” ¿Fe? El voto paisano por correo no debe estar sometido al dogma Todo lo contrario, son ellos, las instituciones, las que deben hacer realidad la posibilidad de que no haya trampas ¿Cómo es posible que para esperar limpieza en el proceso tengamos que acudir al Espíritu Santo? Se necesita rigor y realismo Este tiempo debe ser aprovechado para establecer las medidas necesarias que garanticen la limpieza en el proceso foráneo electoral La medida tiene que pasar aún muchos obstáculos, algunos de carácter técnico La Constitución Mexicana prevé que toda reforma en materia electoral tendrá que entrar en vigor tres meses antes del inicio del año electoral y el año electoral para las presidenciales del 2006 empieza el 1 de octubre del 2005 Es decir que antes del 30 de junio, diputados y senadores tienen que ponerse de acuerdo para hacer realidad este paso hacia delante en nuestra democracia La alegría de cientos de personas que han estado luchando por el reconocimiento del derecho de los connacionales radicados en el extranjero en materia electoral, no puede ser defraudada Frente a los embates políticos y jurídicos contra el sufragio efectivo El futuro de México requiere instrumentos modernos, como el voto por correo, para fortalecer la democracia

Comentarios