Pantomima, el rescate de un reo por un comando

sábado, 21 de mayo de 2005
* Consignan al director del penal de Tamaulipas, así como a tres custodios Ciudad Victoria, Tamps , 20 de mayo (apro)- Al encontrar elementos para establecer que fue sólo una pantomima el supuesto retén de sicarios que rescató el martes al reo José Luis Saldaña, y que más bien su entrega fue orquestada, la Policía Ministerial consignó ante el juez al director del penal, así como a tres custodios Fernando Vallejo García, director de la PME, señaló que esto quedó al descubierto, luego que los custodios cayeron en contradicciones al momento de ser interrogados y que, incluso, uno de ellos está confeso de que, el supuesto retén de pistoleros vestidos de militares, fue una coartada fabricada para la liberación del reo La PME ha encontrado que tanto el director del penal, como el coordinador de penales, recibieron dinero de los familiares del reo, que fue depositado en sus cuentas bancarias, sin que se hayan dado a conocer las cantidades Mientras que el abogado de Saldaña Ríos, Javier Rubio Contreras, aseguró que su cliente no fue liberado, sino que fue secuestrado por personas que lo tenían amenazado de muerte, el jefe policiaco dijo que los elementos que se tienen hasta ahora, más bien hacen suponer que se trató de un rescate por parte de gente allegada a él Así, fueron consignados ante el juez, el Director del Penal de Altamira, Carlos Arjona, el coordinador de custodios, Eduardo Hernández del Angel, así como los vigilantes Rogelio Cruz Osorio y Eleazar Vásquez Jasso Además se investiga a otros cinco particulares que supuestamente participaron en la liberación de Saldaña Rojas, entre los que se encuentra el propio abogado y algunos de sus familiares Entre las pruebas que se presentaron, mencionó Vallejo, está el hecho de que se enviaron varias circulares al director del penal para extremara las medidas de seguridad en los traslados de reos de alta peligrosidad, como estaba clasificado Saldaña Rojas Otro de los puntos de contradicción es que mientras algunos de los custodios aseguraban que habían sido 20 los pistoleros que lo detuvieron, otros señalaban que habían sido sólo cinco Ante las incongruencias del caso, uno de ellos acabó confesando Vallejo comentó también que se encontró ropa y objetos personales de Saldaña Rojas en el vehículo que dejaron abandonado, y que se sospecha que estos objetos fueron sacados de la celda del reo bajo la complicidad de las autoridades del penal de Altamira También se encontró que la ropa que presuntamente dejó en su huida el comando, fue comprada en esta capital, y que la camioneta con placas fronterizas la abandonaron a 30 kilómetros del sitio donde supuestamente estaba el retén, porque se descompuso Sobre este mismo caso, este viernes se denunció el secuestro de Raúl Rodríguez Martínez, con domicilio en la colonia Moderna de esta ciudad, quien tenía relación con Saldaña Ríos Sus familiares aseguraron que varios sujetos que se identificaron como agentes de la AFI lo detuvieron y se lo llevaron para investigarlo sobre la evasión de Saldaña Ríos, pero que después recibieron una llamada telefónica para exigirles 30 mil pesos por su rescate Identifican a ejecutado En otros asuntos, el director de la PME informó que uno de los dos ejecutados que fueron encontrados el jueves en un paraje de la carretera Victoria- Monterrey, casi en el límite entre ambas entidades, fue identificado como José Refugio Pérez de la Rosa, originario de esta capital El jefe policiaco dijo que fue notificado por parte de Marcelo Garza, director de la Agencia de Investigaciones de Nuevo León, que a través de las huellas dactilares se pudo identificar uno de los cuerpos Ambos cuerpos tenían vendados los ojos, estaban esposados y atados de los pies, además de presentar visibles huellas de tortura y el clásico tiro de gracia en la cabeza En cuanto al otro cadáver, Vallejo indicó que existen elementos para suponer que se trata de David Cuevas, “El Cristian”, quien fue “levantado” por un comando de unos 20 sicarios, la noche del domingo 15 de mayo en el poblado pesquero de Barra del Tordo, en el municipio de Aldama, en la costa tamaulipeca Precisó que están por confirmar la identidad, pero que hay indicios, como la presencia de un tatuaje en un brazo, que hace suponer se trata de esa persona En tanto que en el caso de Pérez de la Rosa, Vallejo apuntó que de esta persona no se tenía reporte de desaparición, ni de haber sido “levantada” por algún comando Se estableció que había estado en prisión por los delitos de lesiones, robo, secuestro y usurpación de funciones, y que reportaba como domicilio el 8 Ceros Juárez de esta ciudad

Comentarios