Descarta Rice que las diferencias ideológicas dividan a América

miércoles, 4 de mayo de 2005
* Intenta minimizar el fracaso de EU para imponer al secretario general de la OEA Washington, 3 de mayo (apro) - Condoleezza Rice, la secretaria de Estado del gobierno de George W Bush, afirmó que en los países de las Américas, pese a lo que se pueda pensar ante la realidad política del hemisferio, “la verdadera división no es entre los gobiernos de izquierda y los de derecha La verdadera división es entre aquellos que son electos y gobiernan democráticamente, y los que no lo hacen” Al hablar ante la 35 reunión anual del Consejo de las Américas celebrado en el Departamento de Estado, Rice intentó minimizar el hecho de que en estos momentos Estados Unidos está perdiendo influencia política en el hemisferio, debido al bloque opositor que han formado gobiernos de tendencia socialdemócrata o de izquierda, como el de Luiz Inacio “Lula” da Silva, presidente de Brasil; Ricardo Lagos, de Chile; Néstor Kirchner, de Argentina; y Hugo Chávez, de Venezuela Ante los empresarios que congrega anualmente en Washington el Consejo de las Américas, la aclaración de Rice respecto a las presuntas divisiones ideológicas, se dio un día después del fracaso de Estados Unidos ante Brasil, Chile, Argentina y Venezuela, que juntos lograron imponer en la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA), a José Miguel Insulza, ministro del Interior de Chile, por encima del canciller mexicano Luis Ernesto Derbez, quien era el candidato del gobierno de Bush “Pudimos lograr un consenso sobre el nuevo secretario general de la OEA y anotamos la necesidad de que las naciones libres de las Américas ayuden a sus ciudadanos a compartir los beneficios de la democracia”, subrayó Rice, quien con esto minimizó el hecho de que lo que menos demostró el triunfo de Insulza fue un consenso entre los 34 países miembros activos de la OEA, ya que Perú, México y Bolivia, no votaron por el ministro chileno La aclaración respecto a las divisiones ideológicas en el hemisferio, también se interpretó como un mensaje dirigido al presidente venezolano, quien contra lo que intenta implantar Bush en la región, continua fortaleciendo su lazos de cooperación con el gobierno de Fidel Castro, además de desafiar abiertamente a las políticas de Washington en otras regiones del mundo, como en el Oriente Medio, al ampliar sus tratos comerciales y relaciones políticas con naciones como Irán y Libia, entre otras “Las 34 democracias de nuestro hemisferio firmaron la Carta Democrática Interamericana y juntos nosotros, los Estados de la región, debemos responsabilizar a los Estados con respecto a la Carta Y lo mas importante, insistir que los líderes que sean democráticamente electos tengan la responsabilidad de gobernar democráticamente”, insistió la secretaria de Estado En términos generales, el gobierno de Bush, primero a través de Rice y después del secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, y de Roger Noriega, subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, le indicaron a los empresarios los intereses económicos en América Latina y el Caribe, que Washington hará lo necesario para mantener e imponer la política del libre mercado, mas allá de las diferencias ideológicas que pueda tener con algunos líderes regionales electos democráticamente “Las bases de la libertad están colocadas en América Latina y tengo la confianza de que el tiempo las bendiciones de la democracia llegarán a todas las personas que tienen fe en los principios democráticos”, remató Rice, quien pese a su discurso, denotó que no es su fuerte el tema de las relaciones con los países latinoamericanos ni caribeños

Comentarios