Inestabilidad en la casa real saudita, inquietud de EU

lunes, 13 de junio de 2005
México, D F, 13 de junio (apro)- El viernes 27 de mayo fue llevado de emergencia al hospital el rey Fahd de Arabia Saudita El monarca, cuyo nombre completo es Fahd Bin Abd-al-Aziz Al Saud, sufrió una serie de derrames cerebrales en 1995, y desde entonces su medio hermano, el príncipe heredero Abdalá, cumple las funciones de regente y también tiene pésima salud, por lo que la casa real está muy nerviosa Arabia Saudita tiene las reservas de petróleo más grandes del mundo y es el principal proveedor de hidrocarburos a Estados Unidos; también es el principal productor de príncipes y princesas (20 mil), en medio de tal lujo que, ríanse de las mil y una noches Las ganancias por la venta del crudo son propiedad exclusiva de la familia real saudita Tanto dinero y tanto poder los ha corrompido Cada uno de sus miembros recibe cerca de 30 mil dólares al mes, para sus chicles, más los negocios sucios que hacen con empresas trasnacionales, sin mencionar el robo, corrupción y desvío de fondos de proyectos oficiales La familia real está en todos los cargos gubernamentales del país Mientras Arabia Saudita sea miembro de la OPEP y sea el principal surtidor de petróleo a Estados Unidos, los estadunidenses tendrán que aguantarle lo que sea a los príncipes saudíes Una desestabilización o golpe de Estado, de esos que EU tradicionalmente ha organizado en Latinoamérica, allá no funcionaría y se correría el riesgo de que el país se convirtiera en un segundo Irán La Guerra del Golfo en 1991 fue para salvar a Kuwait de la invasión iraquí, y de paso a la monarquía de Arabia Saudita; desde entonces las tropas norteamericanas se quedaron, no sólo para acorralar a Sadam Hussein, sino para salir al rescate de los príncipes sauditas en caso necesario Estados Unidos no es aliado confiable para la monarquía; en el momento oportuno los dejarán a su suerte o los asesinarán, todo depende de qué rápido los gringos puedan comercializar el petróleo iraquí Cuando el rey Fahd muera, habrá tremendos pleitos entre los príncipes por el poder El monarca es el que decide la política petrolera de Arabia Saudita, y con ello, su estado de salud tiene en vilo a los mercados La dinastía saudita siempre se dice guardiana del verdadero Islam y de los lugares santos, y supuestamente dirige uno de los regímenes islámicos ortodoxos más fundamentalistas del mundo árabe que no le pide nada a los talibanes Sin embargo, según un reportaje del periodista Seymour Hersh en la revistaThe New Yorker ("King's Ransom", 22/10/01) la Agencia de Seguridad Nacional (ASN) estadunidense lleva desde 1994 espiando e interceptando conversaciones entre los príncipes, que corroboran lo que es un secreto a voces: su corrupción e hipocresía Roban dinero del Estado, se agenciaron los fondos para la restauración de la Gran Mezquita y de la Meca, además de los negocios sucios con trasnacionales La vida de todo musulmán debe ser regida por el Islam, sin embargo, los aristócratas saudíes rompen todas las reglas y prohibiciones entregados a lujos y excesos pecaminosos En cambio, la policía religiosa vigila que se cumplan las estrictas normas en la vida pública y privada de la población La Mutauen, cuyo nombre completo es Comisión para la Promoción de la Virtud y la Prevención del Vicio, se encarga de cuidar la estricta observancia de las costumbres religiosas (que son ley) dictadas por una de las variantes, o mejor dicho, de una de las interpretaciones del Islam, la Wahabi Por ejemplo, que las mujeres no salgan solas a las calles, que siempre estén acompañadas por un varón de su familia, que no lleven el rostro descubierto, que no entren a los lugares prohibidos para las mujeres (casi todos establecimientos públicos) La Mutauen puede entrar sin ningún problema a cualquier casa, en cualquier momento, para asegurarse que se vive "como dios manda" Las mujeres no reciben atención médica en un hospital sin la aprobación del marido o un familiar masculino; las escuelas son fortalezas con una estricta separación entre niños y niñas, y en algunas instituciones de educación superior, las muchachas ven a su profesor a través de circuito cerrado de televisión Las mujeres tiene prohibidas casi todas las actividades comerciales, deportivas, artísticas y científicas Hasta hace poco no tenían ningún documento de identidad, ya que es una grave pecado mostrar el rostro a un hombre que no sea el esposo Las sauditas no tienen pasaporte sino que son "incluidas" en el del marido, pues sin un acompañante masculino con quien tengan parentesco directo, no pueden salir ni a la calle, mucho menos del país Las mujeres tienen prohibido trabajar, lo que las hace totalmente dependientes del padre o del esposo No pueden mostrar ni un milímetro de su piel, ni un cabello, y apenas pueden ver a través del tejido de la burca que les cubre el rostro En fin, nada que envidiarle a los talibanes En un principio el uso de la sharia o velo fue un privilegio de las esposas del profeta y, con la expansión del Islam, se volvió costumbre Arabia Saudita es el país con los lugares sagrados del Islam Allá está la Meca, en cuya dirección los mahometanos rezan cinco veces al día Todo musulmán tiene la obligación de ir, por lo menos una vez en su vida, a la Meca Por cierto, los musulmanes de San Juan Chamula, Chiapas, ya hicieron su viaje financiados por Arabia Saudita Muy cerca de los lugares santos, Estados Unidos tiene sus bases militares desde donde se ataca o por lo menos monitorea a otros países islámicos Esto para el pueblo saudita es inadmisible y es ferozmente antioccidental La gente ve a sus aristócratas como títeres gringos Los movimientos político-religiosos fundamentalistas del mundo árabe tienen como principal enemigo a Israel y al gobierno norteamericano Sin el apoyo norteamericano, la familia real saudita no podría seguir manteniéndose en el poder Lo único que le interesa a Washington es el petróleo saudita, y no puede permitirse una revolución islámica ahí Los príncipes están entre la cimitarra y la pared, y hacen malabares con tal de quedar bien con Occidente y con su pueblo Por ejemplo, los príncipes se negaron a dar información al FBI sobre los 15 sauditas (de 19 secuestradores) que participaron en los cuatro avionazos del 19 de septiembre del 2001 en Estados Unidos También financiaron a los mujaidines afganos que en los ochenta pelearon contra la entonces Unión Soviética Según los conocedores y estudiosos del tema, algunos príncipes pagan por "protección" a los grupos radicales y, a cambio de financiamiento para Al -Qaeda y Hammas, no hubo revueltas en Arabia Saudita hasta hace poco Arabia Saudita, geoestratégica para EU El mayor de los países árabes produce 87 millones de barriles diarios de petróleo, y tiene una capacidad de reserva de 3 a 5 millones de barriles diarios, lo que le permite tener un peso decisivo en los precios mundiales del crudo El valor total de sus exportaciones es de 67 millones, de los cuales 63 son por concepto de venta petrolera, según datos de OPEP A pesar de esta riqueza, 25% de la población en posibilidad de trabajar, está desempleada El 70% de los sauditas son menores de 30 años y no tienen futuro Los lujos y pecados de los príncipes contrastan con la pobreza de los piadosos pobladores, quienes cada vez más simpatizan con los grupos fundamentalistas islámicos Estados Unidos es el mayor consumidor de petróleo en el mundo y depende del crudo saudita El que haya estabilidad y gobernabilidad en la Casa Saudita es indispensable para Washington El gradual ascenso al poder de nuevas generaciones de miembros de la familia real, con formación académica y militar en Europa o Estados Unidos, y no en las escuelas coránicas de las carpas del desierto, fue visto muchas veces como un alejamiento de las bases teológicas de legitimación de la monarquía saudita Por su lucha contra los rusos en Afganistán en los ochenta, Osama Bin Laden se convirtió en un héroe nacional en Arabia Saudita Después de la Primera Guerra del Golfo se volvió en contra del régimen saudita, que acto seguido le privó de su nacionalidad Pero, entre el pueblo saudita, Bin Laden goza de mucho apoyo El régimen se mostró atemorizado cuando se comprobó que la mayoría de los terroristas suicidas de los atentados del 11 de septiembre eran de origen saudita Es una señal de la enorme fuerza de la oposición islámica dentro del país El que Arabia Saudita se asuma como muy partidario de Israel y opuesto a los palestinos, afecta la legitimidad del régimen, pues éste se alió con Washington para atacar un país hermano, Irak Arabia Saudita es incapaz de dominar la mareada de ira y odio contra Occidente Además, la ortodoxia y rigidez de la teocracia se volvió un bumerang y son sus propios jóvenes, con el discurso que se enseña en las escuelas coránicas, los que se han radicalizado y empuñan las armas como voluntarios en Irak, pero que regresan como curtidos combatientes a enfrentar a los príncipes sauditas, que les exigen tomar partido por los palestinos y no por Israel, por Irak, no por Washington, que Arabia Saudita sea una teocracia islámica sin contacto con el Occidente pecador El autor y exagente de la CIA, Robert Baer, por ejemplo, asegura que "si se realizaran unas elecciones hoy () Osama Bin Laden lograría una rotunda victoria" En su libro Durmiendo con el diablo, el exagente de la CIA advierte que un ataque coordinado en cinco o más empalmes clave en el sistema, podría deshabilitar la industria petrolera saudita por dos años "Sólo hay que matar a una persona para atemorizar a mil", apunta el autor, y parece que su libro fue estudiado a fondo, pero por los fundamentalistas Los atentados En el 2001 hubo una serie de atentados dinamiteros en barrios de extranjeros en diversas ciudades sauditas Fueron interpretados como una advertencia contra empleados británicos que supuestamente contrabandeaban bebidas espirituosas El consumo de alcohol está estrictamente prohibido por el Islam en cualquiera de sus formas En mayo de 2003, nuevamente los barrios residenciales en Riad, la capital, fueron atacados por un comando supuestamente vinculado con Al-Qaeda; 35 personas fueron asesinadas Medio años después, los fundamentalistas atacaron y mataron a 17 personas En diciembre 2003, Osama Bin Laden, el líder de Al- Qaeda, a través de un mensaje de audio, dejó en claro que sus dos prioridades eran derrocar a la familia real de Arabia Saudita y atacar a las fuerzas estadunidenses en Irak Mayo del 2004 empezó con el asesinato de un ingeniero petrolero inglés cuyo cadáver fue arrastrado por las calles Ese mismo mes, dos estadunidenses, dos británicos y un australiano murieron durante el ataque a la planta petroquímica de Yanbu, en la costa del Mar Rojo Era la primera acción terrorista en contra de una refinería saudita El sábado 29 de mayo del 2004, en Kobar, el principal centro productor de petróleo de Arabia Saudita, un grupo de extremistas islámicos tomó como rehenes a 50 personas, todas extranjeras Los atacantes asesinaron a diez, entre ellos una niña Todos los cautivos eran trabajadores de la industria petrolera Cientos de policías rodearon la zona y un primer intento policiaco de tomar por sorpresa a los secuestradores falló al ser repelido a punta de granadas Cuarenta soldados de elite bajaron con cuerdas desde helicópteros a la azotea del edificio y se enfrentaron a tiros con los fundamentalistas, que se habían llevado a los rehenes a los pisos superiores tras haber minado los accesos de la planta baja y el primer piso De los secuestrados, sólo siete fueron rescatados con vida La acción armada fue reivindicada por la Brigada al-Quds, a través de un portal islámico de Internet En el comunicado, el grupo supuestamente vinculado a Al-Qaeda, proclamaba que no permitiría a Estados Unidos robar las riquezas de Arabia Saudita La embajada de Estados Unidos sacó a los ciudadanos estadunidenses del país En abril del 2005, las mismas autoridades sauditas se convirtieron en blanco de los terroristas, al estallar un coche-bomba en el cuartel central de las fuerzas de seguridad También en abril de este año, la policía saudita encontró a dos extremistas a quienes había perseguido sin cesar; uno, responsable de los atentados en la ciudad de Casablanca, Marruecos, en mayo del 2003, que le costó la vida a 45 personas; el otro, implicado en los bombazos de Madrid del 11 de marzo del 2004 en la que murieron casi 200 personas Ambos fueron abatidos por la policía El 2 y 3 de abril del 2005, las tropas sauditas se enfrentaron a los islamistas, quienes se atrincheraron en Al Rass al norte de la capital Riad En la balacera murieron por lo menos siete rebeldes y once soldados El 6 de abril volvió la violencia a la capital con un intercambio de tiros entre rebeldes y soldados Murió un radical islámico Al atemorizar a trabajadores extranjeros en la industria petrolera, los militantes también intentan debitar a la familia real saudita Tal parece que los príncipes ya no pueden pagar por protección a Al-Qaeda Ahora sólo los norteamericanos pueden mantenerlos en pie Pero en cuanto muera el rey Fahd, habrá un río revuelto en el que cualquiera, islamistas o príncipes, puede llegar al poder Si los primeros lo hacen, Washington va tener serios problemas energéticos Por lo pronto, al momento de escribir estas líneas, la mezcla mexicana alcanzó el precio de 4216 dólares por barril, el precio más alto del año

Comentarios