ONU: Camino a la confrontación

domingo, 19 de junio de 2005
La sensación dominante en los pasillos de la ONU --especialmente después de la discusión sobre Irak-- es que el sistema atraviesa por una de las crisis más severas de su historia Cada delegación tiene un análisis propio de sus causas Pero en todos los casos prevalece la percepción de que la ONU está sacudida y que por tanto se requiere una reforma general y de fondo, señala Proceso en su edición de este domingo 19 de junio La viabilidad y el éxito futuro de esa reforma se encuentran en un serio peligro Existe el riesgo de que las propuestas no avancen y que la cumbre de mandatarios programada para septiembre sea interpretada como un fracaso para la Organización y para el mundo La expansión del Consejo de Seguridad es la manzana de la discordia La atención sobre este tema tiene secuestrada cualquier posibilidad de que una reforma integral prospere El impulso principal proviene de las gestiones diplomáticas que realiza el llamado Grupo de los 4 (G4): Alemania, Brasil, India y Japón, que están empeñados en conseguir un asiento permanente en el órgano más poderoso de la ONU Y la iniciativa tiene el potencial de fracturar seriamente a las Naciones Unidas, dice Proceso en su edición de este domingo 19 de junio

Comentarios