PRI: Madrazo reparte migajas

viernes, 15 de julio de 2005
México, D F, 14 de julio (apro)- Roberto Madrazo tiene la estampa y la conducta del político sucio que adora el boato del poder: Abraza y palmea con estruendo, en su rostro se dibuja siempre una mueca que se aproxima a la sonrisa, su mirada esquiva y los ojillos opacos Es adulador y jamás dice que no Cuando pacta, sólo cumple si obtiene ganancias, políticas y económicas Y es que sin dinero, Madrazo no es nada, congruente con la divisa de seres como él: "Todo lo que se puede comprar con dinero, sale barato" Es la escuela del gangsterismo político cuya expresión más acabada fue Carlos Hank González, el padre en muchos sentidos de Madrazo, quien se transformó de la nada en un monstruo que, sin embargo, puede eventualmente convertirse en presidente de México Fue precisamente Hank González quien instruyó a Madrazo, el 18 de enero de 1995, a rebelarse contra Ernesto Zedillo, quien había pactado con él nombrarlo secretario de Educación Pública y dejar la gubernatura de Tabasco una vez que se acreditó el monumental fraude electoral de noviembre de 1994 con un costo, debidamente comprobado, de al menos 72 millones de dólares Fue en el rancho "Don Catarino", en Santiago Tianguistenco, Estado de México, donde Hank impartió órdenes y Madrazo las acató para efectuar una rebelión que dio origen a un ciclo funesto para la vida del país, que amaga con profundizarse si triunfa la maraña de intereses que representa este personaje designado candidato a gobernador de Tabasco por Carlos Salinas, otro de sus mentores El 18 de enero de 1995 es una fecha clave en el calendario político contemporáneo de México: Ese día y al siguiente --cuando con piquetes de porros, gendarmes y elementos del Ejército, Madrazo pudo, por fin, ingresar al Palacio de Gobierno de Villahermosa-- se cimentó un proyecto político que no detonarán los inocuos lances del grupo priista denominado Unidad Democrática Madrazo ya le ganó a ese puñado de gobernadores y exgobernadores que, si acaso, obtendrán la promesa --de latente incumplimiento-- de ser incorporados al elenco del poder presidencial o recibir otras migajas presupuestales para que sigan pegados a la ubre del Estado En unos días se sabrá quién es el contendiente de ese grupo que se le ha dado en llamar, repugnantemente, Tucom, cuyo acrónimo pasará de ser "Todos unidos contra Madrazo" a "Todos unidos con Madrazo", justamente porque saben que, en cualquiera de los terrenos, son un grupo de incompetentes, incluido Arturo Montiel, quien a punta de dinero público impuso a su delfín Enrique Peña Nieto La elección pretendidamente abierta al priismo y a los ciudadanos para elegir al candidato presidencial priista, que supuestamente tendrá "candados" para evitar una reedición de torneos entre "mapaches" contra "tejones" de los procesos internos de 1999 y 2002, será, además de una mascarada para convalidar lo ya impuesto, una prueba de la eficacia del aparato del PRI, controlado completamente por Madrazo y sus testaferros En ese sentido, conforme a lo que platican "en corto" los propios priistas de una y otra banda, no tendría ni siquiera caso tal elección Si es tal el poderío que exhibe Madrazo, lo mejor es concluir que sea el "candidato de unidad", un escenario en el que la propia Elba Esther Gordillo está de acuerdo, siempre y cuando al frente del PRI quede ella o alguno de sus incondicionales y un reparto generoso de candidaturas a senadores y diputados De manera que está todo listo: Madrazo, ese personaje que jamás ha asumido una posición sobre la muerte de su padre Carlos Alberto Madrazo, será el candidato presidencial priista Apuntes A propósito, quienes forman parte del entorno de Cuauhtémoc Cárdenas dicen preferir a Madrazo que a su compañero de partido Andrés Manuel López Obrador A ese grado llega la amargura de quienes no supieron, cuando les correspondió, ejercer un gobierno que efectivamente implicara un proyecto de izquierda Esta amargura, plena resentimiento, pasa, inclusive, por recibir tiempos gratuitos de radiodifusores para propaganda personalísima, como pronto se verá al aire Comentarios: delgado@procesocommx

Comentarios