Báculo, mitra e insignias episcopales a José Luis Amezcua

viernes, 12 de agosto de 2005
* El nuncio apostólico Giuseppe Bertello atestigua en Colima la toma de posesión Colima, Col , 11 de agosto (apro)- Ante una multitud de feligreses que acudieron al Casino de la Feria de esta ciudad, hoy tomó posesión José Luis Amezcua Melgoza como nuevo obispo de esta diócesis, en sustitución de Gilberto Valbuena Sánchez, quien estuvo al frente del gobierno eclesiástico durante 16 años, y que renunció luego de cumplir los 75 años, como obliga el Código Canónico En una ceremonia religiosa a la que acudieron personajes de la clase política local, priistas y panistas, entre ellos el gobernador Silverio Cavazos Ceballos, miembros de su gabinete, diputados y alcaldes, el nuncio apostólico Giuseppe Bertello entregó a Amezcua Melgoza el báculo, la mitra y las insignias episcopales, además que dio lectura al documento de toma de posesión enviado por el papa Benedicto XVI Entre los invitados al acto, también estuvieron el cardenal Juan Sandoval Iñiguez, así como obispos y arzobispos de varias regiones del país El obispo emérito Gilberto Valbuena Sánchez agradeció a Dios y a la virgen de Guadalupe por los 50 años de sacerdocio cumplidos, y los 33 de vida episcopal "Señor, si hice bien, que todo sea para tu gloria Si hice mal, perdona", dijo Y es que durante los últimos años de su estancia en esta diócesis, el obispo Valbuena fue objeto de fuertes críticas por parte de algunos sectores de la población, al considerarlo aliado de grupos de poder priistas y del gobierno estatal emanas antes de la salida de Valbuena, el sacerdote retirado José Miguel Romero de Solís declaró que los resultados de la gestión de este obispo fueron negativos en términos generales, además que sus posturas políticas afectaron en gran medida al ejercicio eclesiástico en la entidad "Luego de tener un pontífice con un historial tan negro, el catolicismo del estado espera y merece que se abra una primavera a la vida de la Iglesia, donde hace falta acentuar una presencia social que le dé voz firme y autónoma, ya que es hasta ahora una Iglesia del silencio", señaló Romero de Solís Por su parte, Valbuena Sánchez había declarado en torno a los resultados de su periodo episcopal: "El balance no me toca hacerlo a mí, le toca a todos los fieles, a la gente que ha visto mi actividad No puedo ser juez de mí mismo, lo único que yo digo es que he procurado esforzarme por cumplir con mi deber, si no lo he cumplido, pues será por mi debilidad humana" El ahora décimo obispo de Colima, José Luis Amezcua Melgoza, nació en Purépero, Michoacán, en la diócesis de Zamora, el 2 de mayo de 1938, y cursó los estudios sacerdotales en el seminario diocesano de Zamora

Comentarios