Exigen restauranteros presencia de la PFP en Tijuana

viernes, 13 de enero de 2006
* A fin de frenar secuestros, proponen que mil 500 elementos patrullen la ciudad Tijuana, B C, 12 de enero (apro)- Con dos secuestros de empresarios en lo que va de 2006, y tres en 2005, los restauranteros están hartos de la violencia, y exigen la presencia de mil 500 elementos de la Policía Federal Preventiva (PFP), por al menos seis meses, en esta ciudad fronteriza En la avenida Revolución el panorama no es mejor: 18 secuestros en 2005, 32 locales cerrados --lo que representa el mayor desplome en la historia de dicha vialidad--, y al menos 60 "picaderos" en el área, aseveró Andrés Méndez, de Servidores Turísticos Mexicanos (Sertumex) En conferencia de prensa, los presidentes de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera (Canirac) a nivel estatal, Mario Camacho; Francisco Villegas, de Tijuana, y Manuel Vizcarra, de Mexicali, se dijeron hartos de los altos índices de violencia que asolan la entidad Harto de escuchar planes y leer documentos, Villegas Peralta precisó que si no hay solución a corto plazo, los empresarios emigrarán a San Diego, a donde otros se han ido llevándose sus familias y negocios Villegas lamentó la continua vinculación que las autoridades hacen de los plagios con actividades del narcotráfico, "y con todo perdón, ya le pegaron en la madre a un inocente, y luego empieza la especulación?" Con sólo tres vías de acceso a Tijuana, el aeropuerto y dos carreteras, "no somos capaces de detectar ni controlar quién entra, estamos jodidos, y eso es ineficiencia", aseveró Por su parte, el presidente del Consejo Estatal de Participación Ciudadana, Alberto Capella, lamentó el crecimiento de 20% anual en el número de homicidios que la ciudad registra "Eso quiere decir que en este 2006 asesinarán a 440 personas, y sólo falta ponerles nombre y apellido", indicó, luego de anunciar la creación de una alianza de la sociedad por la seguridad, este próximo 26 de enero Capella reconoció que la sociedad tijuanense ha sido apática al exigir resultados en materia de seguridad, y recordó que tras la realización de una marcha de protesta en 2005, "nos mataron a tres o cuatro personas importantes de la ciudad y no dijimos nada" Así mismo, admitió que en reuniones anteriores, los empresarios que han reclamado resultados contra la delincuencia, han terminado por doblar la cabeza ante las autoridades a las que piden comparecer