La campaña foxista

domingo, 15 de enero de 2006
Con todo el aparato del Poder Ejecutivo que formalmente encabeza, y el cual dispone de un abultado presupuesto propagandístico, además de tiempos oficiales en los medios de comunicación electrónicos, Vicente Fox intensificará su encubierto proselitismo en este año electoral para publicitar sus "logros", una conducta que como candidato criticó al entonces presidente Ernesto Zedillo, expone Proceso en su edición 1524 de este domingo 15 de enero Después de seis años, cinco de ellos al frente de un gobierno de mediocres resultados, Fox actúa de manera muy semejante a Zedillo, a quien en su momento acusó de "autista" y hasta ridiculizó --"de pronto aparece crudo, aparece de mal humor y toma decisiones que llevan al traste al país entero"-- para exigirle imparcialidad y eficacia al jefe del Ejecutivo Pero ambos se parecen hasta en el discurso Hace exactamente seis años, en enero de 2000, Zedillo viajó a zonas marginadas de Guanajuato para hacer una crítica a los "rezagos y carencias" del estado que gobernó Fox durante cuatro años, lapso en el que hubo un notable distanciamiento entre ellos Ahora, al concluir la tregua decretada por el Instituto Federal Electoral (IFE), Fox se dispone a intensificar su activismo mediante la entrega de aproximadamente 360 obras en giras por el país, con un discurso de miedo --no poner en riesgo "lo logrado"-- y sin otra ruta que la suya y la del Partido Acción Nacional (PAN): Ni populismo ni engaño, descalifica Sin identificar a los candidatos López Obrador y Roberto Madrazo, proclamó que los mexicanos "rechazan el engaño y el populismo" Hace seis años, también en pleno proceso electoral, Zedillo instrumentó acciones semejantes y tenía un discurso muy parecido Al menos en la opinión de Fox, quien lo tildó de jefe de campaña del candidato priista, Francisco Labastida, recuerda el reportaje que publica Proceso este domingo 15 de enero

Comentarios

Otras Noticias