DF: Atrapado en las redes del narco

jueves, 26 de enero de 2006
La muerte de tres miembros de elite del Ejército que intentaban detener a un grupo de traficantes de drogas, no deja dudas ya de que los tentáculos del narcotráfico se ha enquistado en el corazón político, económico, social y cultural del país, pese a que las autoridades capitalinas se resistan a admitirlo México, D F, 25 de enero (apro)- A pesar del reforzamiento de la seguridad, del endurecimiento de la legislación y del desmembramiento de importantes organizaciones criminales, los principales carteles de la droga en México mantienen una activa presencia en el Distrito Federal y su área metropolitana El incidente ocurrido la madrugada del martes 24 en el exclusivo complejo urbano de Santa Fe, ubicado al poniente de esta ciudad, donde perdieron la vida tres elementos de elite del Ejército Mexicano y tres más resultaron heridos durante la persecución de presuntos narcotraficantes, no deja duda ya de que los tentáculos del narcotráfico se han enquistado nada menos que en el corazón político, económico, social y cultural del país Pese a las evidencias, Alejandro Encinas, jefe de Gobierno del Distrito Federal, advirtió hoy en su conferencia matutina que no permitirá que la Ciudad de México se convierta en asiento de ningún cartel de la droga Aunque reconoció que la capital del país enfrenta serios problemas de narcomenudeo, sobre todo en las zonas de Tepito e Iztapalapa, negó que se trate de un cartel Aunque las autoridades capitalinas se resisten a admitir que células de los principales carteles de la droga en el país operen abiertamente en el Valle de México, lo cierto es que las evidencias que así lo prueban son realmente contundentes: De 2001 a la fecha, en el Distrito Federal se han registrado medio centenar de ejecuciones relacionadas con el narcotráfico y, por si fuera poco, se ha desmantelado una docena de laboratorios clandestinos donde se procesaba droga a gran escala Los primeros indicios firmes de la activa presencia del narcotráfico en el Distrito Federal y su área metropolitana surgieron hace por lo menos nueve años, cuando el entonces jefe del cartel de Juárez, Amado Carrillo Fuentes, se salvó de morir mientras cenaba en el restaurante Ochoa Bali Hai, ubicado al sur de la ciudad "El Señor de los Cielos" tenía varias residencias en la Ciudad de México En los primeros 18 meses del gobierno de Cuauhtémoc Cárdenas se cometieron 80 asesinatos vinculados con el narcotráfico, de los cuales una veintena ocurrió en la colonia Morelos, particularmente en el populoso barrio de Tepito, donde opera uno de los brazos del cartel de Tijuana Otro indicador de la presencia del narcotráfico en el Distrito Federal ocurrió el 27 de abril de 2002 En un operativo conjunto con elementos del Ejército Mexicano, agentes de la Procuraduría General de la República (PGR) detuvieron en esta ciudad a seis presuntos integrantes de la organización que comandan los hermanos Arellano Félix, entre ellos a Rigoberto Yáñez Guerrero, "El Primo" Después de ese golpe, la PGR admitió, por primera vez, que en el Distrito Federal confluían, por lo menos, tres poderosas organizaciones de narcotraficantes, la de Tijuana, la de Juárez y la de los hermanos Amezcua, mejor conocidos como los "reyes de las metanfetaminas" Unos días después de que el entonces procurador Rafael Macedo de la Concha hiciera tal revelación, fueron asesinados los hermanos José Ignacio y Miguel Ángel Carrola Gutiérrez, dos expolicías federales que en algún tiempo estuvieron comisionados en Tijuana, donde presuntamente sirvieron al cartel de Tijuana Este hecho fue conectado inicialmente con el asesinato del comandante Guillermo Murrieta López, ejecutado en el municipio de Naucalpan, Estado de México, y ligado al cartel de Tepito Murrieta trabajó al lado de Jesús Carrola en el breve lapso en que éste fue jefe de la Policía Judicial del Distrito Federal Poco antes de ese incidente, en febrero de 2002, el narco había cobrado otra víctima en el Distrito Federal El director adjunto de Enlace Operativo de la desaparecida Fiscalía Especializada en la Atención de Delitos contra la Salud de la PGR (FEADS), Mario Roldán Quirino, fue encontrado muerto en el interior de su camioneta Roldán Quirino investigaba posibles nexos de servidores públicos con grupos organizados dedicados al tráfico de drogas, según reveló en aquel tiempo el director de la FEADS, Mario Estuardo Bermúdez Molina Y confirmó también que en la capital del país operaban de manera abierta todos los grupos del narcotráfico, especialmente los cárteles de Tijuana y Juárez Aportó datos duros: --La detención de Rigoberto Yánez, cuñado de Ismael Guerrero "El Mayel", quien estaba a cargo de los negocios de los Arellano Félix en el Distrito Federal y el estado de Jalisco --El hallazgo de un cargamento de efedrina y pseudoefedrina, sustancias con las que se producen las metanfetaminas, en la terminal ferroviaria de Buenavista La carga se encontraba oculta en un contenedor y provenía, presuntamente, de la India La PGR atribuyó la propiedad de la carga a los hermanos José de Jesús y Adán Amezcua, quienes actualmente se encuentran presos en el penal de Puente Grande, Jalisco --El descubrimiento de laboratorios de cocaína clandestinos en el barrio de Tepito y la delegación Iztapalapa De acuerdo con informes de la PGR, la droga que llega a dichos sitios proviene de los cárteles de Tijuana y del Golfo * * * * De la penetración de las redes del narcotráfico da cuenta también el elevado número de ejecuciones y detenciones de sicarios, registradas en los últimos dos años en la Ciudad de México y su área metropolitana En agosto de 2004, por ejemplo, fue detenido en esta ciudad uno de los principales operadores del cartel del Golfo en el Distrito Federal, Ramiro Hernández García "El Mati" En julio de 2005, dos personas fueron ejecutadas y abandonadas en el interior de una camioneta Cherokee, en la colonia Roma Las víctimas fueron identificadas como Héctor Favio Alfate Perea y Bernardo Herrera Betancourt, quienes murieron por asfixia Según datos de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina, dichas ejecuciones estaban relacionadas con la muerte del narcotraficante colombiano José Omar Gallegos, cuyo cuerpo fue localizado el 20 de mayo de ese mismo año dentro de su camioneta, que después se supo era propiedad del contrabandista de telas asiáticas, Assa Barantz El pasado 18 de enero, la policía capitalina detuvo a cinco sujetos, entre ellos, Ricardo Beltrán Torres Originario de Culiacán, Sinaloa El joven de 24 años de edad resultó ser familiar del líder del cártel de Sinaloa, Arturo Beltrán Leyva Beltrán Torres ofreció a los uniformados 500 mil pesos para que lo dejaran ir con el cargamento que portaba, cientos de pastillas de las que se extrae la pseudoefedrina, uno de los componentes principales de la droga sintética denominada "cristal" Otro indicio del narcotráfico en el Distrito Federal son los laboratorios clandestinos descubiertos en distintos puntos de la ciudad El último hallazgo ocurrió el año pasado en las inmediaciones de la metrópoli La Agencia Federal de Investigaciones (AFI) desmanteló un laboratorio en una residencia ubicada en una de las zonas de mayor plusvalía, Fuentes de Tecamachalco y Bosques de la Herradura, Estado de México En el operativo, fueron detenidas 15 personas de origen colombiano y venezolano Meses antes, la PGR había detectado otro laboratorio clandestino, éste en la exclusiva colonia Lomas de Chapultepec La residencia había sido alquilada por sicarios del cartel del Golfo * * * * La presencia del narcotráfico en la Ciudad de México también se refleja en las estadísticas criminales En los últimos cuatro años, la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal incrementó, por ejemplo, sus remisiones por el delito de posesión de droga 272%, al pasar de 43 puestas ante el Ministerio Público por día en 2002, a 162 en el periodo de enero a julio de 2005 Actualmente, la dependencia detiene a 24 personas diariamente por tráfico de estupefacientes Un dato más: En los últimos seis meses, 982 personas fueron acusadas de distribución de droga, y se decomisaron 88 mil 506 cigarrillos de marihuana; y 3 mil 712 grapas de cocaína, así como siete armas blancas y nueve pistolas Cuestionado sobre la presencia del cártel de Colombia en la Ciudad de México, el titular de la SSP, Joel Ortega Cuevas, aceptó que hay indicios de su presencia, pero se lavó las manos; y dijo que el combate al narcotráfico estaba en manos de la PGR Las autoridades federales son las que deben determinar, dijo, si existen o no estos carteles en el Distrito Federal, ya que los cuerpos de seguridad locales no realizan estas labores de inteligencia Dijo que estos se dedican al tráfico internacional y aprovechó para señalar que, junto con autoridades federales, se desarrolla una investigación, en especial en torno a las actividades en el Aeropuerto, sobre la operaciones que permiten trasladar droga a otros países, particularmente a Europa Aseguró que ambas actividades, el narcomenudeo y los cárteles, hay que combatirlos, por lo que se van a fortalecer todas las acciones en contra de este tipo de actividades En el caso de las versiones de que Joaquín "El Chapo" Guzmán, desde hace un año opera en el Distrito Federal dijo que esa información no está confirmada, pero colaboran con el Gobierno Federal en la investigación de todo tipo de denuncias Comentó que coadyuvan directamente con la Secretaría de Seguridad Pública Federal, la Procuraduría General de la República (PGR) y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), porque "esto es un asunto que requiere de la suma de todos los esfuerzos" Sobre otros cárteles, como el del Valle del Norte y el de Tepito, insistió que coadyuvan con las autoridades en torno a la información de las actividades que se desarrolla en el Aeropuerto Internacional de la ciudad de México

Comentarios