En entredicho, la rehabilitación social en Nuevo León (Primera de dos partes)

martes, 7 de noviembre de 2006
Monterrey, N L, 6 de noviembre (apro)- Funcionarios, juristas y abogados demandan legislar para que los empleadores no soliciten a exconvitos cartas de antecedentes penales, con el fin de que sea una realidad en el estado la rehabilitación social de los reclusos El director de Readaptación Social del gobierno del estado, Jorge Salazar Suárez, reconoce que los exconvictos que salen de una de las tres cárceles que hay en el estado, se enfrentan al problema de la carta de no antecedentes penales, lo que "es algo que debe cambiar" A su vez, el abogado Guillermo García Leija señala que, al solicitar carta de no antecedentes penales, el mismo gobierno demuestra que no cree en sus programas de readaptación "Es una simulación lo que hacen Piden en todos lados cartas de no antecedentes penales, las cuales no son legales y sinónimo de discriminación Con ello, el expresidiario va a volver a las andadas si no encuentra trabajo" Salazar Suárez explica que a los sentenciados del fuero común se les cancelan los antecedentes penales cuando cumplen en libertad un equivalente de tiempo al que purgaron como condena, más una mitad más Pero, para los delitos federales, los antecedentes no se borran nunca Florentino Rodríguez, quien estuvo preso 11 años por homicidio, afirma que los reclusos quedan marcados de por vida, aunque merecen otra oportunidad "Con eso de la carta de no antecedentes penales hay que legislar al respecto, porque hay personas que cometieron un delito grave, pero la mayoría está por causas ajenas a su voluntad, no porque sean delincuentes, sino porque las causas así se dieron y no es justo que se marque de por vida a una persona que tiene la intención de integrarse a la vida productiva Merecemos una oportunidad", dice Al respecto, el presidente de la Cámara de Comercio de Monterrey, Jesús Marcos Giacomán asegura que no hay salida porque los empresarios siempre van a preferir a un empleado sin antecedentes penales "Los comerciantes no somos hermanas de la caridad", advierte el dirigente empresarial, quien integra el consejo ciudadano de Readaptación Social Circulo vicioso En entrevista realizada en su oficina, Salazar Suárez admite que solicitar la carta de no antecedentes penales, coarta las posibilidades de que un interno consiga trabajo "Los programas para la rehabilitación social se enfocan en dos aspectos, según la legislación: laboral y educativo, además de los culturales, recreativos y deportivos Pero el más importante es el laboral, porque al estar ocupada una persona, desempeñando una actividad, se logran varios objetivos: que la persona no esté ociosa, que haga un trabajo y que reciba un ingreso y puede ahorrar aparte" En Nuevo León hay tres centros de readaptación social: el del Topo Chico, el de Cadereyta y el de Apodaca En total hay 5,457 reos, de los que 40 por ciento fueron sentenciados por delitos federales Dice Salazar que no hay actualmente un seguimiento de las personas liberadas, a la que sólo se les remite al Consejo de Relaciones Laborales del estado para que se le dé trabajo "Enfrentamos un problema que es materia de discusión, análisis y debate en reuniones regionales y nacionales, que es la carta de no antecedentes penales Es un obstáculo que enfrenta el interno al ser liberado Empresas, negocios y establecimientos la piden de inmediato", señala "Hay una disposición en la ley de ejecución de sanciones penales que dice que el gobierno, a través de su dependencias, está obligado a extender una carta al interno que obtiene su libertad, donde se dice que obtuvo su libertad legalmente, que observó buena conducta y recibió capacitación", añade Considera que debe desaparecer ese requisito "porque no es legal" "Cuando alguien va a pedir una carta de no antecedentes penales, y ya estuvo preso, se la niegan, y ahí hay una malinterpretación de esa práctica, porque si el estado invierte para rehabilitar a una persona, al obtener su libertad anticipada o en cumplimiento de la sanción completa, esa persona ya regresa a la sociedad de manera activa", señala Afirma que si el interno no encuentra trabajo pronto, después de abandonar la prisión, podría regresar a ella "Hacemos el esfuerzo, pero estamos seguros, y es de sentido común, que si a la persona no se le emplea o no genera ingresos, hay un alto riesgo de que vuelva a delinquir, con lo que se crea un círculo vicioso" Para los exconvitos, es difícil conseguir trabajo, inclusive en alguna dependencia del gobierno del estado, el encargado de readaptarlos Hasta para un empleo de afanador se exige ahí carta de no antecedentes penales, según confirma el Consejo Estatal de Relaciones Laborales y Productividad, que cita a su vez a la Oficialía Mayor del gobierno del estado, encargada de contratar al personal en el gobierno de Natividad González Parás En la entidad, la asociación Fomento Laboral Penitenciario (Folapac), da empleo en el interior de los penales, en momentos en que se constituye un patronato de Apoyo a Liberados, para vincular a éstos con empleadores que los contraten, aunque se trata sólo de un plan El abogado penalista Guillermo García Leija afirma que la solicitud de ese documento es contraria a la ley y evidencia la desconfianza del gobierno hacia sus propios métodos de readaptación "Esto es muy injusto En el supuesto caso de que el ciudadano haya tenido mala fortuna, cometido un delito y condenado, se convierte en víctima de un acto de venganza de la sociedad en contra de esta persona, porque si ya cumplió su condena, no deben limitarse sus oportunidades de trabajo", añade Precisa que el artículo 5 constitucional establece que "a ninguna persona debe impedírsele que se dedique a la profesión, industria, comercio, trabajo que le acomoden siendo lícitio El ejercicio de esta libertad sólo podrá vedarse por determinación judicial cuando se atacan derechos de terceros o resolución gubernamental dictada en los términos de ley" Añade que el Congreso local debe impulsar reformas para que sea retirado ese requisito y se legisle al respecto "La readaptación social es una simulación Una solución es educar para prevenir la delincuencia, y en la readaptación dar más presupuesto para apoyar a los centros que realmente ayuden a los individuos a reencontrarse con la comunidad Pero falta voluntad del gobierno y de los diputados", subraya Al respecto, el diputado Fernando Kuri Guirado, presidente de la Comisión de Justicia y Seguridad Pública, afirma: "Si una persona liberada no tiene trabajo, ¿cómo se van a reintegrar a la sociedad? Desafortunadamente, puede volver a delinquir Esto es algo discriminatorio Sin embargo, usted, como dueño de una empresa, sabe a quién contrata", explica el diputado panista, también empresario, quien afirma que nunca ha solicitado carta de no antecedentes penales entre su personal Agrega que está de acuerdo con ese requisito, porque "es una forma de saber cómo es la persona que se contrata" Al respecto, Ramiro Ramírez Pérez, doctor en criminología por la Universidad Complutense de Madrid y catedrático por la Universidad Autónoma de Nuevo León, lamenta que en los planes elaborados por el gobierno para reformar el sistema de procuración de justicia, no esté contemplada la reinserción social "Las personas liberadas, después de pagarle a la sociedad y haber sido supuestamente readaptadas por el estado, no consiguen trabajo, porque todas las empresas, los municipios y el estado de Nuevo León, no aceptan como empleados a personas con antecedentes penales "Ni el gobierno del estado cree en la readaptación social que él mismo ofreció Hay miles de personas en los Ceresos del país que algún día obtendrán su libertad y no podrán ser reinsertados laboralmente Por eso proponemos que desaparezca ese requisito", señala Ramírez Consuelo Morales, presidenta de la asociación Ciudadanos en Apoyo de los Derechos Humanos (Cadhac), opina que contratar a un exreo no es ni más ni menos peligroso que hacerlo con otra persona "Hay un estigma que les ponemos y no se los quitamos Hay otros casos, como el de los violadores, que deben ser tratados de manera especial Es necesario atención sicológica Si en el sistema de readaptación social hubiera un verdadero proceso y acompañamiento sicológico que garantizara que la persona que sale no va a violar a alguien, eso estaría bien El problema es cuántos trabajadores sociales o sicólogos hay para hacer ese trabajo", dice Señala que son las mismas condiciones sociales adversas las que hacen reincidir a quienes salen de la cárcel "Luego de ser sentenciada, si la persona regresa a la sociedad es porque ya tiene supuestamente una readaptación Y no es necesario que se le recuerde que delinquió una y otra vez Si no encuentra trabajo, está en una situación desventajosa, que se une a su situación de pobreza Esto los hace presas fáciles de las personas que les ofrecen vender droga", señala Para la defensora de los derechos humanos, la exhibición del récord criminal mediante la "arbitraria solicitud" de la carta de no antecedentes, es violatoria de los derechos humanos "Va contra la privacidad de la persona y el derecho a un prestigio No porque matas a un perro te van a decir mataperros o toda la vida vas a matar perros Pero sí las condiciones sociales no cambian, orillamos a mucha gente a encontrar trabajo en actividades que no son lícitas", asegura La activista hace un llamado a los empresarios para que no discriminen a los exconvictos "Los empresarios tienen una responsabilidad con la sociedad, pero la eluden porque algunos de ellos han caído en la cárcel y tienen la oportunidad porque su familia se las da ¿Por qué ellos no se la dan a otras personas?", afirma En tanto, para la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), el hecho de que una persona haya estado presa, es una marca que no puede ser ignorada por los empresarios, que piden cartas de no antecedentes penales Jesús Marcos Giacomán, presidente de ese organismo e integrante del consejo de Folapac, dice que hay avances en este sentido, aunque todavía, señala, el empresario requiere de una seguridad de que el trabajador no lo dañará, por lo que recurre a este requisito "Se ha abierto un poco más la recepción de las personas que salen del penal Vemos que el comercio organizado está más abierto? Sin embargo, esa gente sigue teniendo problemas para conseguir trabajo" Añade que es legal que los empleadores soliciten la carta de no antecedentes penales "A mi, como consejero, cuando entré, el pasado presidente de la Canaco me pedía carta de no antecedentes penales Es común pedir eso No soy abogado y no sé exactamente si es legal o no, pero es una costumbre muy antigua, más ahora que ha aumentado el problema de la seguridad":

Comentarios