Trafico de corneas en el IMSS

domingo, 5 de febrero de 2006
A la escandalosa crisis financiera del Instituto Mexicano del Seguro Social se añaden ahora nuevos y muy graves problemas Un reporte de auditoría en poder de Proceso revela la existencia de tráfico de córneas en una unidad hospitalaria de la institución, a cuyo caos se suma todo un catálogo de irregularidades: desde altos riesgos debido al manejo inadecuado de material radiactivo, hasta la infaltable corrupción en lo referente al abasto de medicamentos y equipo médico Al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) le diagnosticaron corrupción en estado avanzado Un grupo de auditores gubernamentales dio con ella dentro de la Unidad Médica de Alta Especialidad al descubrir, entre otras graves irregularidades, la extraña desaparición de 29 córneas que debieron transplantarse a un grupo de derechohabientes que permanece en la lista de espera desde hace años La investigación oficial ?clasificada con el número 020/05? presume la existencia de tráfico de órganos en el hospital de Oftalmología, ubicado en el Centro Médico Nacional Siglo XXI, toda vez que no se encontraron registros de las personas que los recibieron, no obstante que sí hay reportes acerca del ingreso de las córneas Por lo anterior, el documento recomienda presentar de inmediato una denuncia penal contra quien resulte responsable del presunto tráfico de órganos en esa unidad hospitalaria La información incluida en el expediente 020/2005 da cuenta, además, de un desfalco estimado en 1 millón 293 pesos, en tanto que el equipo de auditores al servicio de la Secretaría de la Función Pública (SFP) asignado al caso descubrió que el director administrativo del Hospital de Especialidades era el socio mayoritario de una de las empresas que surten de medicamentos y materiales de curación al IMSS Y aunque los auditores no mencionan el nombre de esa persona, aseguran tener pruebas para enviar el asunto a la Procuraduría General de la República (PGR), al igual que en el caso de la desaparición de córneas Cuando se hizo la auditoría ?entre el 4 de julio y el 25 de noviembre de 2005?, el director administrativo de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) era Daniel García Manzano Actualmente el puesto lo ocupa Édgar González Rojas Por otra parte, el equipo de auditores detectó una situación delicada en dicha unidad: la falta de control en la compra de material radiactivo, así como su manejo inadecuado y la mala calidad del equipo de protección correspondiente Estas deficiencias, advirtieron, provocaron que en forma reiterada se superaran los índices máximos de radiactividad permisibles, de acuerdo con la licencia otorgada al IMSS por la Secretaría de Energía "Se está corriendo el riesgo de un mal uso, con probabilidades de que la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardas haga clausuras en forma temporal o definitiva", advirtieron en el pliego de recomendaciones, el cual está contenido en el expediente de la investigación, del que Proceso obtuvo una copia El presunto tráfico de córneas, la red de corrupción tejida en torno a la compra de medicamentos y los problemas en el manejo del material radiactivo son los renglones sobre los cuales los auditores pusieron especial énfasis Pero las irregularidades no paran ahí: Se descubrieron compras sin contrato, sobreprecios en equipo, pagos a proveedores que no cumplieron con la entrega de los productos, medicinas que salieron de la farmacia de la UMAE sin registrarse y cajas con material de curación que caducaron olvidadas en almacenes Un ejemplo de los cientos de problemas relacionados con la expedición de recetas es que un par de ellas estaban a nombre de personas ya fallecidas Las córneas "perdidas" Cuando los auditores empezaron a indagar la desaparición de 29 córneas en la Unidad Médica de Alta Especialidad ?área en la que se halla adscrito el hospital de Oftalmología del Centro Médico Nacional Siglo XXI?, algunos empleados ?cuyos nombres no son revelados en la investigación? argumentaron que seis de ellas fueron remitidas a Patología para destruirse, toda vez que presumiblemente llegaron en mal estado Sin embargo, los responsables de esta área declararon que no podían confirmar ni negar que las córneas hubieran sido destruidas por encontrarse en mal estado, pues afirmaron que los frascos que llegaron a Patología carecían de rótulos, nombres o de alguna clave que permitiera identificarlos La auditoría encontró registros con nombres de personas que recibieron córneas pero sin tener expedientes clínicos, y no halló reportes de las cirugías Por ejemplo, las córneas donadas por Jesús Morales García presuntamente fueron implantadas a Rosa Martínez García el 14 de enero 2004, pero no hay datos de la operación ni antecedentes médicos del caso Por lo demás, la libreta en la que se lleva el registro de donaciones no es confiable, pues tiene tachaduras y correcciones; en algunos casos tampoco aparece el nombre de quien recibió los órganos, de acuerdo con el pliego de observaciones elaborado por los auditores Uno de los testigos consultados por éstos admitió que hay nombres que no aparecen registrados, en tanto que otros están duplicados "No hay registro adecuado, control y archivos Tampoco existen funcionarios encargados de custodiar las donaciones y de vigilar el destino de las córneas No hay documentos completos sobre los transplantes", acusan A juicio de los auditores, la dirección de la UMAE ?que en el momento de la investigación estaba a cargo de Juan Antonio G Mier? debe girar instrucciones para que el personal bajo su responsabilidad explique con claridad por qué no se transplantaron las córneas "La falta de documentos que comprueben el destino final de las donaciones afectan la imagen del instituto No es confiable la información registrada en la libreta de control; con ello se afectó a las personas en lista de espera", puntualizan Otro de los asuntos que resultó poco entendible para los auditores es que el Comité de Trasplantes fue instalado hasta septiembre de 2005, no obstante que la Coordinadora Nacional de Transplantes solicitó la formación de esa instancia desde el 2 de mayo de 2003 "Los comités de Trasplantes sirven para registrar a los pacientes y hacer más transparentes las donaciones, toda vez que se trataba de un asunto prioritario para la Presidencia de la República", indican, y responsabilizan "al entonces director de la Unidad Médica" y al "jefe del Servicio de Oftalmología" de no acatar la orden de la Coordinadora Nacional de Trasplantes El desorden también abarcó el área de compras de la UMAE Los auditores detectaron un sobreprecio de 48 mil pesos por parte de Medical Dineger, una de las empresas que abastecen al IMSS de líquido preservador de córneas Antes de dejar la antigua Secretaría de Contraloría y Desarrollo Administrativo para convertirse en el coordinador de los diputados del PAN, Francisco Barrio reveló que había presentado una denuncia penal por tráfico de órganos en el IMSS Hasta el momento, tres años más tarde, se desconoce en qué paró esa querella, entregada a la PGR Negocios a costillas del IMSS Daniel García Manzano, quien era director administrativo del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional Siglo XXI cuando se efectuó la auditoría, era al mismo tiempo socio de uno de los proveedores de medicamentos y materiales de curación Junto con Juan Romero Moreno, señala la investigación, ambos operaron las empresas Productos de Alta Especialidad y Grupo Roma Internacional El trabajo realizado por el Órgano Interno de Control de la Secretaría de la Función Pública señala que ambos personajes realizaron una transacción indebida cuyas ganancias apenas alcanzaron los 5 mil 422 pesos Se trató de la adquisición de lotes de medicinas efectuada aun cuando el hospital ya tenía contratos para surtirse de los mismos productos, de los cuales había incluso existencias en bodegas Proceso averiguó que la compañía Productos de Alta Especialidad está registrada como proveedora del gobierno federal en el sistema oficial Compranet De hecho, durante 2005 ganó 20 contratos por un monto de 5 millones 855 mil pesos en diversos hospitales del IMSS La venta más grande que realizó fue por 1 millón 701 mil 555 pesos y la más baja por 190 pesos La auditoría aplicada a la UMAE inició el 4 de julio de 2005 y concluyó el 25 de noviembre del mismo año Las irregularidades descritas fueron reportadas al director del Hospital de Especialidades, Juan Antonio Guerrero Mier, el 1 de diciembre último Como parte de la investigación, se hallaron 41 recetas que fueron canjeadas en la farmacia de la UMAE por 126 medicamentos de alto costo sin que hubiera justificantes médicos de por medio Además, no se localizaron ni los antecedentes ni los expedientes de 31 de los supuestos pacientes receptores de los fármacos Dos de las recetas irregulares fueron expedidas a nombre de personas que ya estaban muertas Las pérdidas económicas para el IMSS a raíz de esta situación fueron de 473 mil pesos Otra irregularidad: El reumatólogo Adolfo Camargo Coronel expidió dos recetas a nombre de Carlos Ponce Gallegos, cuyo medicamento, suministrado en la farmacia del hospital, no tiene nada que ver con el padecimiento de esta persona Hay medicinas que se entregan por fuera; es decir, sin registrarse en el sistema de farmacia Al 24 de octubre de 2005, se localizaron 56 recetas colectivas que ampararon 8 mil 495 fármacos surtidos ilegalmente En las mismas condiciones hay mil 565 recetas individuales por 7 mil 281 medicamentos En la parte final de la auditoría se incluyen tablas con los nombres de los pacientes, y con los números y denominaciones de los fármacos faltantes En una de las revisiones a los inventarios, los especialistas de la SFP ubicaron medicinas y materiales de curación caducos por 8 mil 321 pesos Este material apareció abandonado en la planta baja del bloque "A" de la UMAE Ahí, los auditores localizaron 7 mil 207 materiales de curación echados a perder y con un valor de 4 mil 704 pesos Y en la farmacia detectaron 7 mil 561 medicamentos abandonados, con la fecha de caducidad vencida, por 3 mil 617 pesos La lista de irregularidades continúa: Se descubrieron contratos para el suministro de fármacos, pero éstos no llegaron a los almacenes, pese a que las compañías recibieron anticipos de dinero, lo que implicó un desfalco por 65 mil 628 pesos Además se detectaron errores en cuanto a la vigencia de los documentos presentados por las empresas para convertirse en proveedoras En 20 de estos casos, los proveedores nunca se presentaron para aclarar la situación, a pesar de que fueron citados Hay otras 31 facturas por 13 mil 264 pesos que amparan 264 cajas de medicamentos y muestran sellos del almacén, del área de Abastecimiento y de la farmacia, pero no hay documentos que comprueben la entrega a los derechohabientes También, los auditores acreditaron erogaciones por 21 mil pesos en efectivo sin contrato de por medio Las irregularidades en esta materia se disparan en todos sentidos Por ejemplo, se efectuaron compras con sobreprecio y que, además, nunca pasaron por el Comité de Adquisiciones, tal como marca la ley Aquí el desfalco a las arcas del IMSS alcanzó 155 mil pesos e involucró a las empresas Laboratorios Lincon y Aplicaciones Médicas En el hospital de Oftalmología se detectó que diversas compañías surten fármacos no solicitados, y que en ocasiones el abastecimiento se efectúa con productos de más, con la aparente complicidad de funcionarios que están bajo investigación; en cada remesa se llevan alrededor de 4 mil pesos Al almacén entraron artículos que nunca fueron pedidos: 40 sets de endoiluminadores, 40 sets de fluidos viscosos, 40 puntas de diatermina y siete oxane DH, por ejemplo Algunos de estos materiales se utilizan en cirugías Otras compras irregulares, por 269 mil pesos, quedaron al descubierto dentro del almacén del Hospital de Especialidades Hubo desembolsos para adquirir 300 cajas de tubos para tomas de recolección de sangre, pedido que debió ser recibido el 4 de agosto de 2005 Pero el proveedor, Realby SA, cambió sobre la marcha los tubos originalmente requeridos por otros de los cuales no se sabe si fueron comprados en las mejores condiciones y precios En la farmacia del Hospital de Especialidades faltan productos Según la auditoría, se trata de fármacos de alto costo, entre ellos sicotrópicos El faltante en total es de 64 mil 834 unidades Diversos artículos estaban almacenados sin razón, o bien sin identificar; es el caso de un lote de 26 productos que costaron 5 mil 543 pesos pero que no estaban expresamente destinados para algo ni inscritos en un inventario Otros 36 bienes, por 13 mil 713 pesos, se compararon sin que fueran registrados, y cinco equipos no funcionan, a pesar de estar nuevos; su costo unitario fue de mil 952 pesos La lista incluye 24 bienes, con un costo de 4 mil 976 pesos, los cuales fueron adquiridos por la Unidad de Investigación pero que no aparecen en inventarios También se registraron otros gastos innecesarios por 18 mil 538 pesos Los auditores descubrieron 27 facturas de multivitaminas por 61 mil pesos; éstas amparaban mil 600 frascos que nunca llegaron al almacén Nadie sabe dónde quedaron 200 peras insufladoras y 200 brazaletes baumanómetro que costaron 26 mil pesos

Comentarios