Medidas disciplinarias contra las trampas

lunes, 13 de marzo de 2006
México, D F, 13 de marzo (apro)? El ajedrez competitivo está sancionado por la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE, por sus siglas en francés) Teniendo ya más de 70 años de existencia, la Fide ha logrado generar una serie de criterios que permiten a los jugadores obtener los títulos honoríficos, como son los de gran maestro, maestro internacional y maestro Fide, además del título de Campeón del mundo, al cual acceden muy pocos en la vida El título más cotizado, después del de campeón mundial, desde luego, es el de gran maestro En la sociedad competitiva que vivimos, estos títulos no solamente hablan de la fuerza ajedrecística de los jugadores, sino que se convierten en posibilidades para ser invitados en justas en muchos lugares del mundo Quienes son grandes maestros, en general, son profesionales del ajedrez y viven jugando torneos y viajando Aunque una vida así puede sonar atractiva, no lo es tanto Muchos ajedrecistas buscan ganar torneos porque los premios en metálico se convierten en su sueldo Con toda la competencia que existe, muchos grandes jugadores, en muchísimas ocasiones, simplemente no obtienen ningún premio, o lo que también pasa, empatan muchos en un lugar, se dividen los premios y cada uno de los ganadores de ese sitio se lleva 40 dólares De hecho esta triste experiencia la vivió el GM Svesnikov, quien después de tantos años de ajedrez, juega un torneo abierto, empata un lugar de honor con otros siete, hace los méritos para obtener otra vez el título de gran maestro y se lleva menos de una centena de dólares Triste ¿no? Así pues, debido a que el título de gran maestro (GM) es tan cotizado, más de un jugador se las ha rebuscado para obtenerlo Se sabe que algunos jugadores pasan prácticamente toda su vida buscando este título y en las partidas claves, el candidato falla una y otra vez y a la postre, con los años, pierde la oportunidad y nunca se vuelve GM Suele pasar y para el jugador en cuestión esta situación suele ser devastadora Por este y otros motivos, a más de uno se le ha ocurrido realizar torneos inexistentes, en donde un par de jugadores cumplen con los méritos exigidos por la Fide misma y obtienen así "un pedazo de título", es decir, una "norma" (Para acceder al título de GM se requieren 3 normas y un rating mínimo de 2500 puntos Elo) En el 2005 ocurrió esto en el torneo llamado "Héroes de Chernobyl", el cual nunca se jugó, pero algunos jugadores habían aumentado su rating internacional e incluso logrado normas de gran maestro Se descubrió la trampa y los organizadores fueron sancionados administrativamente Sin embargo, a pesar de esto, de nuevo ha ocurrido este fenómeno de tramposos, en el torneo Copa Kali, celebrado en Mindzentkalla (Hungría), en el ya lejano febrero de 2004 Fue una justa a doble vuelta Como el maestro internacional (MI) Miroslav Shvarts lograba su tercera y definitiva norma de GM, el propio jugador notificó a la federación alemana que había solicitado a la Fide su título de GM El delegado de la federación alemana, Christian Krause, tuvo sospechas de la norma anunciada por Shvarts Así, escribió a la Federación de Ajedrez de Hungría, y al hacer una investigación al respecto se llegó a la conclusión que el torneo nunca se jugó El reporte dice así: El torneo indicado por usted llamado Kali Cup GM 2004 fue un completo fraude Tal prueba no tuvo lugar La federación húngara procedió a las siguientes medidas disciplinarias: Al IM Istvandi, Lajos, organizador de la prueba en cuestión, se le ha prohibido organizar, arbitrar y participar en todas las competiciones ajedrecísticas durante dos años; al IA Fazekas, Gyorgy, que contribuyó creando el informe a petición del organizador, se le ha prohibido arbitrar cualquier prueba durante un año y medio La Comisión de ética ha decidido aplicar sanciones a todos los participantes en el torneo y no sólo al Sr Shvarts Se ha hecho una excepción con el GM Nikolac, quien siempre mantuvo que nunca participó en el torneo y fue visto en Alemania durante las fechas en las que se suponía que se había jugado el torneo Las penalizaciones a los jugadores son estrictas, con la suposición que estas medidas desalentarán a otros tramposos: Un año de suspensión para jugar torneos a partir del 1 de marzo de 2006: MI Vadim Eschenko (Ucrania), MI Timofey Galinsky (Ucrania), GM Mato Damjanovic (Croacia), GM Attila Czebe (Hungría); Dos años y medio de suspensión para jugar torneos a partir del 1 de marzo de 2006 para el MI Miroslav Shvarts Siendo Shvarts el mayor beneficiado por este torneo fraudulento, la comisión consideró que merecía un castigo mayor que el de los otros jugadores En mi opinión, estas medidas, aunque se ven duras, no solucionan el problema real Pienso que un tramposo en una actividad como el ajedrez debiese ser castigado mucho más rudamente, quizás suspendiéndolo definitivamente de los torneos oficiales, al menos por diez años Si esto ocurriera, más de uno pensaría dos veces el inventarse un torneo ¿O no?

Comentarios