Los lacayos

domingo, 26 de marzo de 2006
Con algunos contratiempos, que lo obligaron a ejercer toda la capacidad de chantaje que le otorga su poder, el consorcio dirigido por Emilio Azcárraga y Bernardo Gómez puso de rodillas finalmente a la mayoría del Senado y garantizó, por lo menos, el silencio de los candidatos ante una legislación hecha por ellos mismo para asegurar sus intereses por varias generaciones, destaca Proceso en su edición de este domingo 26 de marzo Era la noche del viernes 3 de febrero En el hotel restaurante Rodavento de Valle de Bravo, la cantante colombiana Shakira acababa de terminar su espectáculo ante las cerca de cien personas que Televisa invitó a una "encerrona" de dos días Los tres principales candidatos presidenciales ?Andrés Manuel López Obrador, Felipe Calderón Hinojosa y Roberto Hernández-- ya habían comparecido ante un incisivo Bernardo Gómez, vicepresidente de la empresa Una vez concluido el acto de Shakira, Gómez animó a los invitados a presenciar una pelea de gallos en un palenque improvisado en los jardines de ese hermoso lugar, que cuenta con cabañas, spas privados y lagos artificiales y que colinda con los terrenos donde tanto él como Emilio Azcárraga Jean construyen sus mansiones en Valle de Bravo De este lado, dijo Bernardo Gómez, está el "gallo" de Televisa, y en el otro el "gallo" de TV Azteca Su amigo y jefe, Emilio Azcárraga Jean, se le acercó y le sugirió que no hiciera esas comparaciones Engallado, Gómez prefirió sujetar a una de las aves de pelea y les dijo a los presentes: "Aunque Emilio no quiere que se mencione a nadie, sí quiero decirles que esto le puede suceder a quien se meta con Televisa" Y degolló al ave Un silencio incómodo rodeó la escena La fiesta había terminado Para muchos de los asistentes, incluyendo a senadores como Emilio Gamboa Patrón, integrantes de los equipos de los candidatos presidenciales e incluso para invitados especiales como el exdirector de la CIA George Tennet, y para la mayoría de los periodistas y comentaristas estelares de Televisa, el mensaje había sido muy claro, publica Proceso en su edición 1534 que circula a partir de este domingo 26 de marzo

Comentarios